Recreativo

Alberto Quiles destaca que "hay que dar un paso todos" en el Recreativo

  • El delantero onubense hace autocrítica y resalta que "no podemos seguir así por respeto a la afición y al club que defendemos, que es el más grande que hay”

Alberto Quiles controla el esférico durante el encuentro frente al filial nazarí. Alberto Quiles controla el esférico durante el encuentro frente al filial nazarí.

Alberto Quiles controla el esférico durante el encuentro frente al filial nazarí. / Josué Correa (Huelva)

Alberto Quiles hace autocrítica. El delantero del Recreativo de Huelva admite que el encuentro del pasado domingo frente al Recreativo Granada “fue un partido muy malo. En el balance de temporada que llevamos no estamos siendo lo que el míster nos pide. Es verdad que ha habido ratos en partidos como ante el Cartagena o el UCAM o un poco la Balona estuvimos bien, pero hay partidos en los que no podemos jugar como hemos jugado, como el del Marbella o el Granada B. Entonces hay que dar un paso todos. No podemos seguir así por respeto a la afición y al club que defendemos, que es el más grande que hay”, subraya.

“Tenemos que dar un paso todos, no podemos seguir así, dando tres partidos regulares malos y dos partidos buenos. Hay que tener una regularidad y sobre todo en casa debemos ser más fuertes. No puede venir aquí el Granada B y empezar a tocar el balón y que la gente murmulle y nosotros no respondamos. Así que fuera de casa hay que dar un paso más, pero es que dentro de casa tenemos que dar tres pasos más”, agrega.

A su juicio para que el equipo progrese debe ponerse el mono de faena. “En los entrenamientos es donde está la mejora. Si trabajamos más y hacemos lo que el míster nos pide, al final el fútbol te va a salir. Si el míster quiere que tengamos el balón y defendamos alto y lo hacemos en los entrenamientos, al final te va a salir, vas a conseguir puntos y la gente dirá que esto es un equipo de verdad. Es lo que hay que hacer: trabajar, ir a muerte con la idea del míster y de esa manera al final los resultados llegarán”.

El delantero onubense, posiblemente el más destacado del plantel recreativista en este inicio de la competición, explica que la reunión mantenida esta mañana antes del entrenamiento “no ha sido en plan bronca sino para mejorar. El míster nos ha puesto el vídeo del partido del Granada B y hemos visto donde fallamos y también las pocas cosas que hicimos bien. El míster nos ha dicho que no nos puede faltar actitud e intensidad, que es lo que nos pasó el otro día y eso no puede volver a pasarnos. Tú puedes estar un día mejor con balón y otro día peor, pero no puede ser que nos ahorremos carreras. El míster ha dicho que debemos corregir los fallos que hemos tenido en los últimos partidos y las cosas que hemos hecho bien seguir haciéndolas”.

En su análisis de los errores cree que hay una excesiva separación entre las líneas. “Por ejemplo la línea defensiva con la delantera están muy separadas. Cuando tiramos el balón en largo si la ganamos nosotros bien, pero si la gana el central la segunda jugada casi siempre es para el rival. Es otra cosa que el míster nos pide, que seamos un bloque, que no haya tanta separación entre Morcillo, uno de los centrales que jugó y yo que fui el delantero. Tenemos que estar más juntos y así la segunda jugada caerá para nosotros y así ayudamos también a jugadores como Quique Quique Rivero o Sergio Jiménez. Si dejamos espacios y dejamos que el rival empiece a tocar y tocar a ellos los vamos a hacer peores. Pero si estamos juntos y con las líneas más unidas vamos a hacer mejores a Quique Rivero y a Sergio Jiménez porque van a robar más balones y y con el balón ellos son muy buenos. Pero si ellos se tienen que hacer 200 metros para adelante y para atrás al final no serán los que todos queremos”.

Gracias a su polivalencia Quiles ha jugado en diversas posiciones del ataque. Sobre ello apunta que “me siento cómodo adelante, en la mediapunta y en la banda derecha. En la banda izquierda puede ser que me cueste un poquito más porque lo que me gusta es meterme por dentro y si lo hago en la banda izquierda el balón me cae en la derecha, que es la pierna mala. Pero no me importa jugar en cualquiera de las otras posiciones. No me importa caer a la banda, no creo que sea un problema e incluso puede venirnos bien si el lateral piensa que va a defender a Chuli y de repente vaya yo a enfrentarme con él. Creo que ese desorden no es malo para el equipo mientras que nosotros estemos cómodos”.

Pese a estar cinco jornadas sin ganar, quita presión al encuentro del próximo sábado frente al Villarrubia. “Es un partido más que vale tres puntos, pero debe servirnos para coger sensaciones y para saber que si estamos bien le vamos a ganar a cualquier equipo seguro, pero si estamos mal nos puede ganar cualquiera. Nos ganó el Villarrobledo y también nos puede ganar el Villarrubia. Si ganamos vamos a coger sensaciones y a tener más confianza”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios