Provincia

Los vecinos denunciarán en bloque a Vodafone por dejación en el servicio

  • Soportan desde hace meses caídas de la red de voz y de datos La compañía no tiene intención de arreglar la avería a corto plazo

Comentarios 2

Los usuarios de la compañía de telefonía móvil Vodafone de la comarca de la Sierra de Huelva en general y los de Rosal de la Frontera en particular están desesperados. Desde hace meses padecen importantes caídas en la red de la empresa del logotipo rojiblanco, lo que ha motivado que estén organizándose para denunciar en bloque y ante la Justicia a la operadora. Concretamente, los usuarios de Rosal de la Frontera y los de las localidades aledañas a la fronteriza están hartos de soportar la caída prácticamente total de la señal de voz, y también de la de datos. Los problema afectan a todos los clientes que tiene esta empresa en este sector de la provincia onubense.

El desplome de la red es tan significativo que, según los afectados, incluso se pierde la señal telefónica dentro de los edificios. Es decir, que uno no puede llamar o recibir una llamada en su propia casa y tiene que desplazarse a la calle para poder tener algo de cobertura. Y todo cuando pagan, en muchos casos, tarifas planas de contrato, por lo que les corresponden todos los servicios.

Las quejas de los serranos no se han hecho esperar. Durante estos meses de desconcierto han contactado con la compañía por las buena, sin obtener respuestas claras ni convincentes. Por tanto, han optado finalmente por llevar a cabo reclamaciones/incidencias en el servicio de Atención al Cliente, conservando los correspondientes números que adjudica la compañía a estas llamadas y recibiendo la promesa de los operadores de que en 48 horas alguien del servicio técnico se pondría en contacto con los reclamantes para hacerles llegar las incidencias de la avería; no obstante, los operadores reconocían la caída de señal de la localidad, recogida en una medición que ellos mismos efectuaban desde su lugar de trabajo, según comunicaban.

Huelva Información se puso en contacto con el gabinete de prensa de Vodafone (que curiosamente no dispone de número de teléfono) a través de un correo electrónico, pero no ha habido respuesta. Sólo en el servicio de Atención al Cliente reconocieron que se estaban produciendo problemas, pero que se están "negociando" de forma individual con cada uno de los clientes de la Sierra.

Muchos de ellos manifestaron su pesar y su intención de cambiar de compañía. Ésta les ha ofrecido, comunicándoles que no está previsto que la avería se solucione en un futuro inmediato, una rebaja sustancial de su cuota y un descuento en facturas precedentes con el fin de impedir la portabilidad a la competencia. Incluso a los más molestos les dijeron que podían marcharse de la compañía, perdonándoles la permanencia pero bloqueándoles el terminar al recibir la nueva solicitud de cambio.

Ha habido personas que se han puesto en contacto con Facua-Consumidores en Acción, con la que han acordado poner en común la documentación existente y estudiar la forma de proceder. En paralelo, los rosaleños afectados recogen firmas en la localidad para interponer en los juzgados de Aracena un contencioso contra Vodafone por "manifiesta y continuada dejación del servicio".

La noticia ha corrido como la pólvora por las redes sociales. Al comprobarse que con muchos los serranos afectados, las víctimas están organizándose para formalizar una asociación entre los clientes de Vodafone para tener más fuerza a la hora de hacer frente a esta compañía y a sus afrentas y vejaciones.

Los abonados afirman que están "cansados de aguantar" a esta compañía y, aunque saben que es difícil que estas denuncias prosperen, están dispuestos a que sus derechos no sean de nuevo pisoteados y a hacerse oír donde haga falta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios