Sanidad

Un usuario propina un puñetazo a un médico en el centro de La Orden "sin mediar palabra"

  • El personal de dicho centro sanitario remite un escrito al gerente del Distrito sanitario reclamando la presencia permanente de un vigilante de seguridad  

Exterior del centro de salud de La Orden. Exterior del centro de salud de La Orden.

Exterior del centro de salud de La Orden. / Josué Correa

Las agresiones a sanitarios no paran. La última se ha producido en el Centro de Salud de La Orden, en la capital provincial, donde un paciente ha entrado en la consulta de su médico y le ha propinado un fuerte puñetazo después de haberlo insultado por teléfono.

Según ha podido saber este periódico, los hechos tuvieron lugar el pasado día 9 de octubre y el médico agredido ha presentado una denuncia contra su atacante.

Pero la cosa no se ha quedado ahí y los sanitarios de dicho centro de salud, hartos ya de la situación y de las continuas "amenazas, insultos y agresiones" de las que son objeto casi a diario, han remitido un escrito al gerente del Servicio Andaluz de Salud en el Distrito Sanitario Huelva Costa – Condado Campiña, en el que ponen de manifiesto su "descontento" por la "inseguridad" en la que afirman vienen desarrollando su labor "desde hace unos años".

En el escrito, al que ha tenido acceso Huelva Información, el personal sanitario afirma que "es de sobra conocido que diversos colectivos en el centro de salud son objeto de agresiones físicas y/o verbales por parte de usuarios de forma mantenida". Una situación que "se ve agravada por la falta de recursos para hacerle frente" con que cuenta el centro.

En la misiva añaden que solo disponen del botón rojo de seguridad y con el respaldo que, "a veces con demora" les pueden ofrecer las fuerzas y cuerpos de seguridad. Y es que según añaden, reciben esta asistencia "en una determinada franja horaria y, cuando se solicita su servicio fuera de ella, dependemos de su disponibilidad".

Igualmente, los profesionales del centro de La Orden añaden que en los últimos meses, y en relación con la actual situación de pandemia, "la dificultad al acceso del centro ha originado un incremento notable de conductas altamente agresivas dirigidas a profesionales que realizan atención directa".

Por todo ello solicitan en su carta "la permanencia de forma completa en nuestra jornada laboral de un agente de seguridad que vele por la integridad y seguridad que el equipo básico de atención primaria merece".

En relación a la última agresión, la carta detalla que el médico que recibió el pasado 9 de octubre el puñetazo "tuvo que ser atendido de urgencia en el hospital Juan Ramón Jiménez", así como explica que dicha agresión se produjo cuando el atacante "acudió a la consulta con el único objetivo de cometer dicha agresión, sin mediar palabra y sin encontrar barreras de ningún tipo al entrar ni al salir".

Por todo ello, concluye la misiva, "estamos asumiendo nuevas tareas -triaje, atención telefónica y otros modelos nuevos de asistencia- con un alto nivel de temor e inseguridad, lo cual origina un alto coste emocional en nuestro equipo".

Desde la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta en Huelva se ha condenado dicha agresión, activándose el protocolo de la Administración sanitaria contra este tipo de actos, y ofreciéndole acompañamiento, apoyo psicológico y asesoramiento jurídico al facultativo afectado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios