Provincia

Un tiburón de más de cuatro metros es avistado en la costa de Punta Umbría

  • Se trata de un tiburón peregrino, segunda especie más grande del mundo, y es inofensivo para el ser humano. Estaba en la zona de Los Enebrales

La imagen del tiburón peregrino. La imagen del tiburón peregrino.

La imagen del tiburón peregrino. / Manel Fortes/ Pesca Huelva (Huelva)

Ver delfines y otras especies similares es bastante común en las costas de Huelva, aunque avistar un tiburón de entre cuatro y cinco metros no lo es tanto. Al menos para el visitante de las playas onubenses. El grupo Pesca Huelva ha publicado en sus redes sociales la imagen tomada por Manel Fortes de un tiburón peregrino frente a Punta Umbría en la zona de los Enebrales. La imagen se ha hecho viral.

Pesca Huelva además detalla que el avistamiento se produjo desde la embarcación recreativa de un pescador deportivo en una zona con unos 10 metros de profundidad. El ejemplar avistado, detalla dicho perfil especializado en pesca deportiva, "podría medir entre 4 y 5 metros de largo", por lo que ha calificado el hecho de "verdadero espectáculo".

El tiburón peregrino es una especie inofensiva para el ser humano, ya que a pesar de sus apariencia que recuerda a otras especies cazadoras, se alimenta filtrando el agua y no ataca. Es el segundo pez más grande del mundo por detrás del tiburón ballena y puede llegar a alcanzar los diez metros y las cuatro toneladas. Su nadar pausado permite su observación.

Se trata de un tiburón pelágico que suele visitar con frecuencia zonas costeras, pudiendo ser hallado a lo largo de todo el mundo, desde las áreas polares hasta océanos tropicales, principalmente en las superficies de las plataformas continentales, si bien prefiere aguas frías, habitualmente entre los 8 y los 14 grados centígrados. Suele ser avistado en zonas próximas a las costas, como ha sido el caso de este ejemplar en Punta Umbría, y es habitual que penetren en bahías y puertos.

Son tiburones de costumbres migratorias, que recorren enormes distancias en el océano, siguiendo los cambios estacionales, aunque se ignora con exactitud las áreas que visita en sus largos desplazamientos. En invierno pueden pasar largas temporadas cerca de los fondos marinos, a cientos o miles de metros de profundidad, buscando fuentes de alimento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios