Conflicto de los regadíos del entorno de Doñana Los regantes retiran las guardias y lamentan la llegada masiva de denuncias

  • Ojuelos afirma que han recibido unas 16 y que esperan más por la protesta del 24 de junio

Un agente de la Guardia civil se dirige a los concentrados que impidieron el cierre de los pozos. Un agente de la Guardia civil se dirige a los concentrados que impidieron el cierre de los pozos.

Un agente de la Guardia civil se dirige a los concentrados que impidieron el cierre de los pozos. / Alberto Domínguez (Lucena del Puerto)

Los agricultores del Condado venían estableciendo controles en el paraje lucenero del Gago para tratar de evitar el cierre de los pozos ilegales de la zona, pero el sábado no pudieron hacer nada para frenarlo.

El presidente de la Asociación de Agricultores del Condado Onubense (AACO), Vicente Ojuelos, indicó ayer a Huelva Información que los "cuatro o seis" efectivos apostados desde las 22:00 del sábado en este área de Lucena no pudieron impedir que la fuerza actuante, conformada por unos "150 guardias civiles y medio centenar de trabajadores de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir", entrara en el paraje al filo de la media noche y procediera a clausurar los sondeos. "Pusieron controles en todos los accesos, por Bonares, Rociana y Mazagón", concreta a este diario.

Ojuelos lamenta que "las guardias no hayan servido para nada", aunque admite que "sabíamos que no teníamos nada que hacer, era más por ejercer presión mediática". Porque el objetivo de los productores de frutos rojos de Lucena estaba puesto en el próximo trimestre, que es cuando "calculamos que llegarán los 1,6 hectómetros cúbicos del túnel San Silvestre, procedentes del Tinto, el Odiel y el Piedras".

La idea era retrasar el sellado de las extracciones ilegales hasta entonces, puesto que "está todo a punto y ya se han estado probando incluso las acometidas de agua" superficial.

Daba además la "casualidad" de que los 17 pozos clausurados "son los que dan un poquito más de agua", pero también de que el agua superficial del túnel San Silvestre está destinada "en un 90% a las tierras regadas por esos pozos", por lo que el presidente de la AACO considera que se podría haber aguardado a que llegara antes de cerrarlos.

El trasvase definitivo, el de los 15 hectómetros cúbicos de agua, "está a la espera de que se conforme el Gobierno de la nación".

La consecuencia de no tener agua en superficie y del sellado de las prospecciones es que "el año que viene hay agricultores que no van a poder regar y que los cultivos de arándanos se van a secar".

Vicente Ojuelos añade que el pasado jueves "han empezado a llegar denuncias por la vía penal contra los que evitamos el 24 de junio que cerraran los pozos", la suya incluida. Los participantes en la protesta ya han recibido "unas 16 y se esperan más".

Ante este panorama, el presidente de los regantes anuncia que "vamos a retirar las guardias, porque los pozos los van a cerrar y vamos a acabar en el talego; esto es peor que si hubiéramos matado a alguien", enfatiza. Cree que los 60 pozos restantes se clausurarán en los próximos días, "antes de que se vayan de vacaciones en agosto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios