Regadíos

La Junta destaca la agricultura como alternativa laboral en el Andévalo Minero

  • José Fiscal remarca el compromiso de Consejería de Medio Ambiente con la diversificación económica de la zona a través de los regadíos

José Fiscal, en una de las fincas visitadas en el Andévalo José Fiscal, en una de las fincas visitadas en el Andévalo

José Fiscal, en una de las fincas visitadas en el Andévalo / H. Información (Andévalo)

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha visitado las fincas agrícolas Giner Export, en El Cerro de Andévalo, y Zarza Fruit, en La Zarza, para comprobar la evolución de los regadíos tras la concesión de agua el pasado año a la Comunidad de Regantes del Andévalo y, más recientemente, la Autorización Ambiental Unificada.

Según ha informado la Junta de Andalucía en una nota de prensa, Fiscal señala que la concesión permite el riego de más de 1.500 hectáreas en los términos municipales de Calañas, La Zarra-El Perrunal y El Cerro de Andévalo destinados al cultivo de cítricos, frutales de hueso, berries y olivar, entre otros. En total son 45 fincas que dispondrán de agua procedente del embalse de Olivargas y del arroyo Tamujoso.

El titular de Medio Ambiente ha recalcado el apoyo de la Junta a la diversificación económica de una zona que hasta hace poco vivía exclusivamente de la mina. La concesión y la autorización ambiental permite que se garantice agua a los emprendedores del territorio y se otorgue seguridad jurídica a la actividad agrícola; y al mismo tiempo que se adquiera el compromiso de un desarrollo sostenible.

Fiscal ha indicado que “en la comarca del Andévalo están surgiendo iniciativas de nuevos regadíos que propone un reequilibrio territorial con los regadíos tradicionales de la costa; y representan la idea de esta Consejería en los planes hidrológicos de reservar agua para favorecer el desarrollo agrícola”.

La agricultura onubense ha experimentado en las últimas décadas “una profunda transformación debido a la expansión del regadío, que ha pasado de ocupar apenas 4.000 hectáreas, en los años sesenta del siglo pasado, a más de 46.665 hectáreas en riego en la actualidad”.

En este sentido, destaca que “el crecimiento de la agricultura de regadío no hubiera sido posible sin el importante papel que desempeñado las comunidades de regantes como la del Andévalo Minero; el desarrollo de esta agricultura dinámica, ambientalmente sostenible y especializada en cultivos de gran valor económico está transformado significativamente el peso del sector agrario dentro de la economía y del empleo de la provincia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios