Campaña de frutos rojos

La recogida de la fresa proporcionará más de 11 millones de jornadas en Huelva

  • El contingente de trabajadoras con contrato en origen de Marruecos aumenta un 14% respecto a la temporada pasada

Temporeras recogen fresa en una finca de Huelva. Temporeras recogen fresa en una finca de Huelva.

Temporeras recogen fresa en una finca de Huelva. / H. Información (Huelva)

Comentarios 0

La campaña de recogida de los frutos rojos proporcionará este año más de 11 millones de jornadas, casi 2 millones más que en 2018. Son datos facilitados por el sindicato UGT tras un análisis realizado de la temporada actual del sector agrario onubense y la puesta en marcha de la estrategia de actuación desde el sindicato. Según la central sindical, en la campaña 2016/17 el número de jornadas ascendió a 9,5 millones y el pasado año 8,5 millones, en solo seis meses, con lo que se estima alcanzará los 10 millones.

La previsión para esta campaña está en relación al número de trabajadores, que se estima empleará la recogida de los frutos rojos de la provincia de Huelva, según informó el sindicato en rueda de prensa, a la que asistieron la secretaria de Migraciones de UGT-FICA, Lucía García; el secretario general de UGT-FICA Andalucía, Manuel Jiménez; el secretario general de la federación a nivel estatal, Emilio Terrón; y el secretario general UGT-FICA de Huelva, Luciano Gómez.

Así, el contingente de trabajadoras con contrato en origen de Marruecos para la recogida de los frutos rojos de Huelva se ha incrementado un 14% respecto al año pasado y un 850% en relación al año 2016, cuando se desplazaron a la provincia onubense 2.000 temporeras marroquíes. Este año la campaña fresera dará empleo a 19.179 trabajadoras de Marruecos frente a las 16.834 de 2018.

El anális de UGT recoge que en estas campañas se están produciendo los mismos problemas que en anteriores que ya han sido objeto de críticas y denuncias de los agentes sociales y que han recogido algunas canales de televisión, lo que está dañando la imagen del sector, problemas que se refieren a los bajos salarios, el incumplimiento de la legislación en materia laboral y los alojamientos, una problemática que no se da solo en Huelva, sino también en Almería, Sevilla y Jaén.

La campaña no contará con la figura del intermediador sociolaboral

La central sindical mantiene que es necesario un marco de negociación de ámbito regional y que los empresarios tienen que dignificar el sector porque “se está dando una imagen de explotación de los trabajadores en el campo andaluz que está dañando su imagen y de las producciones”.

En este contexto, Jiménez anunció que el Gobierno central se ha comprometido a incrementar las inspecciones de trabajo en los campos para vigilar el cumplimiento de la normativa.

El sindicato ha lamentado que finalmente en este campaña no se vaya a contar con la figura del intermediador sociolaboral para atender a la temporeras marroquíes, como había previsto la Junta de Andalucía, un compromiso que ha quedado paralizado con el cambio de Gobierno. Ésta era una de las propuestas realizadas el año pasado para evitar que sucedieran episodios de acosos laborales, denunciados la pasada campaña.

El Gobierno incrementará las inspecciones de trabajo en los tajos

El Gobierno central se ha comprometido a tratar este asunto con el Ejecutivo andaluz, según indicó Lucía García. “Es una figura muy importante, porque las trabajadoras que vienen de Marruecos en muchas ocasiones desconocen el idioma o lo conocen a nivel usuario y desconocen palabras técnicas relacionadas con sus condiciones laborales y otros aspectos a los que se enfrentan durante la recogida de la fresa”, señaló García.

UGT ha iniciado una campaña de ayuda y asesoramiento a las trabajadoras marroquíes con la edición de un tríptico en árabe en el que se facilita información sobre los derechos y las condiciones laborales de los trabajadores, así como números de teléfonos para obtener información.

Salario Mínimo Interprofesional

El sindicato considera que es necesario mejorar la situación económica de los trabajadores y demanda la aplicación en el sector agrario del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), establecido por el Gobierno central, en vez del convenio colectivo.

Por ello, la central sindical ha hecho un llamamiento a los empresarios para que se sienten a negociar un “convenio de eficacia general”, aprovechando la publicación del nuevo Salario Mínimo Interprofesional, que “viene a eliminar uno de los problemas del sector agrario y que proporciona un impulso económicos para los trabajadores”.

El secretario general de UGT-FICA Andalucía, Manuel Jiménez, explicó que con la aplicación del decreto el salario mínimo ha quedado establecido en 12.600 euros al año, en cualquier empresa y sector, por lo que invitó a los empresarios agrícolas a que “cumplan la ley”, ya que está “perfectamente definido” lo que debe cobrar un trabajador del campo de Huelva: 45,98 euros al día, lo que supone un incremento respecto al salario que se viene cobrando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios