Valverde del Camino

Un cuento infantil a beneficio de las familias que sufren los efectos de la diversidad funcional

  • La valverdeña Nuria Ponce publica un cuento a beneficio de las familias que sufren los efectos de la diversidad funcional infantil

La autora del libro, Nuria Ponce, firma un ejemplar. La autora del libro, Nuria Ponce, firma un ejemplar.

La autora del libro, Nuria Ponce, firma un ejemplar. / J. Monterroso (Valverde del Camino)

El nuevo libro de la valverdeña Nuria Ponce tiene un mensaje: Saber aceptar las diferencias. ‘El pueblo de la fábrica de ladrillos’ es una defensa de todas las realidades. “Lo bonito que tiene este mundo es que todos somos distintos y todos tenemos algo que aportar”, aseguraba la autora durante la presentación en el Centro Cultural Católico de Valverde del Camino. Inclusión, con mayúsculas.

Y también tiene un reto: Ayudar económicamente a las familias que sufren la diversidad funcional de sus hijos. Para ellos será la recaudación; ellos son los protagonistas de esta obra, que más que un cuento es una fábula. Así está redactada para que la entiendan los niños. No obstante, se acerca y mucho al mundo de los adultos. “Cada uno hace su propia lectura, aunque la moraleja es la misma para todos”.

Detrás de este proyecto solidario se esconden muchas personas. La familia Conejo Fernández, superviviente de la parálisis cerebral y mecenas. La editorial Anabel, matrona de las páginas. Y la Asociación de Dislexia de Valverde, encargada de ilustrarlas. Nadie cobra un euro. “Hemos conseguido algo muy bonito”. La cuadratura del círculo.

La historia versa sobre un pueblo cuya principal fuente de economía es la fabricación de ladrillos idénticos. Un día, sucede algo que rompe esa obsesión por la igualdad “sin darse cuenta que es contra natura, porque todos somos diferentes”. “Abogo por la inclusión de todo tipo de realidades en nuestra sociedad, eso nos hará avanzar, lidiar con prejuicios diarios y absurdos no nos lleva a ningún lado”.

La obra literaria puede adquirirse en la librería Anabel de la localidad valverdeña

Ponce no quiere erigirse como estrella de nada: “Simplemente, soy el vehículo transmisor de las ganas de una familia, con la que el pueblo se ha volcado, que quería devolver esa solidaridad ayudando a otros niños de nuestro entorno”. ‘El pueblo de la fábrica de ladrillos’ llega tras el éxito de ‘El mundo es raro’, otra oda a la integración, aunque la autora prefiera el término “inclusión”.

La primera edición ha lanzado a la calle 500 ejemplares que se pueden adquirir en Librería Anabel de Valverde del Camino al precio de 15 euros. “Queríamos que el colofón a los mensajes que lanzamos en el libro fuera una obra benéfica para ayudar a familias que lo necesitan”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios