Campaña de recolección

Los productores de frutos rojos comienzan a abandonar los cultivos

  • La falta de mano de obra y la bajada del consumo provoca una disminución de la recogida y que la fruta se quede en la planta. Una parte de la producción de fresa se deja ya para la industria

Dos temporeras en una plantación de fresa del Condado onubense Dos temporeras en una plantación de fresa del Condado onubense

Dos temporeras en una plantación de fresa del Condado onubense / H. Información (Huelva)

El sector de los frutos rojos de la provincia de Huelva ha expresado su voluntad de seguir trabajando para garantizar el abastecimiento de estos productos saludables, pero tiene dificultades para poder cumplir el compromiso. Varios factores inciden en ello, pero principalmente dos: la falta de mano de obra y el problema del transporte.

Las organizaciones agrarias han alertado de la difícil situación por la que atraviesan los productores que ven ya casi inevitable que tengan que abandonar una buena parte de los cultivos, de hecho algunos ya lo están haciendo.

El sector se encuentra en estos momentos en una espiral de la que no puede salir debido a la situación creada por la crisis sanitaria que afecta no solo a España sino al resto de Europa y el mundo y a las restricciones impuestas a los ciudadanos. Por una parte, el consumo de frutos rojos ha caído de manera considerable, mientras que la producción está en pleno apogeo, lo que motiva que la oferta sea mayor que la demanda.

Por otra, que la falta de trabajadores provoca que buena parte de la fruta se quede sin recoger. Y es que a la imposibilidad de contar con el contingente de trabajadoras con contrato en origen procedente de Marruecos (unas 9.000) por el cierre de la frontera, se suma el bloqueo de los trabajadores comunitarios de países como Rumanía y Bulgaria, que tampoco van a llegar a la provincia onubense.

Las organizaciones agrarias han solicitado la actuación de las administraciones para facilitar mano de obra al campo onubense. Interfresa ha trasladado su petición a la Subdelegación del Gobierno en Huelva y a la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía y Freshuelva ha hecho lo propio al Ministerio de Agricultura.

El transporte de los trabajadores a los campos es un problema añadido

El gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, ha informado que se ha rebajado el ritmo de recolección de la fresa por la falta de temporeros y las restricciones en la movilidad de la personas, tanto europeas como de terceros países, y que una parte de la producción se queda en las plantas sin recolectar.

Domínguez detalla que la estrategia que están utilizando los productores es destinar en estos momentos la fruta a la industria. De no poder venderla con facilidad al mercado industrial, los agricultores abandonarás parte de los cultivos de inmediato. El gerente de Freshuelva señala que habitualmente el grueso de la producción fresera para la industria se recoge en mayo y junio, lo que da idea de la situación de excepcionalidad de esta campaña. “Dos meses antes de lo habitual se está destinando a la industria y se está abandonando la producción”, expone.

En cuanto al consumo, Domínguez señala que la situación está ocasionando una reducción de la venta de fruta en pequeñas tiendas y mercados municipales, lo que se une al cierre de mercadillos y del sector de la restauración, que se traduce en una pérdida importante para el sector. Añade que la mayor parte de las ventas se dan en las cadenas de los supermercados, que en condiciones normales representan el 50% del volumen de venta total de frutas y que no tiene capacidad para compensar la cobertura de los canales tradicionales. Además, expone que el consumo de frutos rojos, al igual que otros productores, se ha reducido en toda Europa. A esto se suma un problema añadido, y es que la falta del retorno de los camiones con carga eleva el coste de la exportación de la fruta a los países comunitarios.

Con este panorama, Freshuelva solicita reclama al Gobierno medidas crediticias y exenciones fiscales, al igual que para otros sectores.

La Asociación Interprofesional de la Fresa Andaluza (Interfresa) ha expresado su preocupación por la falta de mano de obra e insiste en pedir a las administraciones que incentiven y garanticen una oferta de empleo a través del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Así se lo ha solicitado tanto al Gobierno central (subdelegación) como a la Junta de Andalucía (Consejería de Empleo).

El sector destaca la excepcionalidad de la campaña y pide ayuda de la administración

Según Interfresa la necesidad de trabajadores es urgente si se quiere salvar la campaña de frutos rojos, que recuerda también que se encuentra en su máxima producción. Además, asegura que ha sido preciso reorganizar los equipos de recogida de la fruta y que aun así se ha empezado a dejar de recolectar una parte de ella.

La interprofesional considera que, ante esta situación, es necesario actuar con celeridad y establecer medidas que contribuyan a paliar esa carencia que amenaza el sector productor y comercial de Huelva, ya que la falta de mano de obra no solo entorpece el abastecimiento de productos de primera necesidad, sino que además pone en peligro muchas hectáreas de cultivo, con las consiguiente pérdidas económicas y de empleo.

Interfresa también reclama una mayor flexibilidad en la ocupación de los vehículos que van a campo o a almacenes, por el carácter estratégico del sector, necesario dentro de la cadena de valor agroalimentaria. Las cortapisas en el transporte están ocasionando trastornos logísticos, al no poder desplazarse muchos trabajadores hacia las explotaciones, que influyen negativamente en el desarrollo de la campaña.

En similares términos se pronuncia la organización agraria Asaja Huelva que ha advertido que no se podrá garantizar el ritmo de abastecimiento de venta por las limitaciones de circulación impuestas en el acceso a fincas y almacenes para poder incorporarse a los puestos de trabajo y alerta de que la situación en los campos onubenses se vuelve insostenible y que es imposible mantener una actividad productora normal

Asaja indica que la reducción en la capacidad de los vehículos deja fuera a cientos de temporeros que no tienen vehículo o carnet de conducir y no pueden acudir a sus puestos, y además que en el caso de los autobuses, la reducción de la capacidad a un tercio limita sobremanera el transporte, puesto que tampoco es posible acceder a una flota de vehículos tan numerosa como para compensar el límite de aforo.

Abastecimiento diario

Mientras, las cooperativas agroalimentarias onubenses continúan abasteciendo diariamente los mercados de productos agrícolas y ganaderos, al tiempo que recuerdan la necesidad de mano de obra que existe en estos momentos para atender la campaña de fresas y berries.

Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva afirma que se han implementado en sus instalaciones y protocolos de protección e higiene establecidos por las autoridades sanitarias, así como su responsabilidad social, pues se están donando equipos de protección y colaborando en la desinfección de los municipios de la provincia.

Bajo el lema Producimos con seguridad, consume con normalidad, la federación recuerda que el Real Decreto 463/2020 permite la continuidad de la actividad agroalimentaria, aunque pide soluciones para los recolectores que no disponen de vehículos o carné de conducir, de modo que no afecte al ritmo del abastecimiento de unos productos excelentes para la salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios