BALANCE DE LA CAMPAÑA

La producción de la fresa cae un 20% por falta de mano de obra provocada por la Covid-19

  • La interprofesional de los frutos rojos anuncia la universalización del Prelsi, un "sello de garantía" y "un modelo extrapolable"

  • García-Palacios invita al relator de la ONU a visitar Huelva para que conozca la situación de primera mano

Borja Ferrera, Pedro Marín, Alberto Garrocho, José Luis García-Palacios y Rafael Domínguez. Borja Ferrera, Pedro Marín, Alberto Garrocho, José Luis García-Palacios y Rafael Domínguez.

Borja Ferrera, Pedro Marín, Alberto Garrocho, José Luis García-Palacios y Rafael Domínguez. / Rafa del Barrio (Huelva)

Una campaña "difícil, compleja y para no recordar" en la que el sector "lo ha pasado mal". Es el balance de Alberto Garrocho, presidente de Freshuelva, quien estima que la reducción de la producción de la fresa se sitúa en torno al 20% por la falta de mano de obra que ha provocado la Covid-19. El total de toneladas de fresas exportadas y comercializadas en España alcanza las 250.000.

A la escasez en el número de trabajadores se suma la dificultad añadida de una fuerte retracción del consumo de un producto que, como explica Garrocho, "no es de primera necesidad". En esta campaña de los frutos rojos "atípica", la producción del arándano y la frambuesa también ha menguado, en el caso de la segunda además por la competencia de terceros países, en especial Marruecos. El presidente de Freshuelva asegura que "los empresarios han sufrido pérdidas considerables en sus explotaciones" y una parte de los frutos han debido destinarla a las industrias porque "el mercado era muy limitado", lo que imposibilitaba colocar la producción. 

Mirando ya al futuro, Alberto Garrocho anuncia que Freshuelva buscará países alternativos en los que contratar a trabajadores en origen como puedan ser Moldavia y su entorno y también apuntó a otros latinoamericanos, y citó Honduras, por la facilidad que supone hablar el mismo idioma. En este sentido, apuntó que la Administración "debe hacer sus deberes" a la hora de facilitar convenios y medidas precisas para el intercambio de trabajadores porque "los empresarios han dado la cara".

La interprofesional del sector de los frutos rojos, Interfresa, ha dado a conocer el balance de su campaña, que tuvo como culmen la operación de repatriación de las 7.200 trabajadoras marroquíes que comenzó el pasado 18 de julio y terminó once días después con la salida del último ferri del Puerto de Huelva rumbo a Tánger.

El proceso terminó con "un magnífico éxito", así lo valora José Luis García-Palacios Álvarez, presidente de Interfresa, quien agradeció la colaboración de todas las administraciones y organizaciones que trabajaron para que estas mujeres volvieran a su país tras dos meses de bloqueo una vez Marruecos cerró sus fronteras por el coronavirus.

El presidente de la interprofesional considera que la excepcionalidad de la situación ha servido y servirá para mejorar en el futuro y "optimizar recursos dormidos". García-Palacios ha subrayado en todo momento la utilidad del Plan de Responsabilidad Ética, Laboral y Social de Interfresa (Prelsi), un plan que "persigue aleccionar a los empresarios sobre cómo podemos hacer las cosas" y que funciona a la vez como "herramienta fiscalizadora", además de constituir "un sello de garantía" y "un modelo extrapolable" que se puede adaptar a todos los sectores. El presidente de Interfresa anunció también que se va a universalizar el Prelsi a todos los trabajadores de los frutos rojos de Huelva y la ampliación se hará según recursos. Recordó que éstos "los sufragan netamente los empresarios". 

José Luis García-Palacios mostró su indignación porque considera que a los empresarios "se nos sigue atacando" a través de la difusión de "noticias alejadas de la realidad" y sin embargo lamenta que "las administraciones no terminan de ponerse de nuestro lado". En este sentido, García-Palacios ha hecho alusión a las palabras del anterior relator de la ONU de extrema pobreza, Philip Alston, quien tras su visita a Huelva denunció las condiciones en las que trabajaban y vivían los trabajadores de la fresa, así como a las del actual, Olivier De Shutter, quien aseguró que tanto el Gobierno de España como los freseros mantuvieron a los trabajadores desprotegidos durante la pandemia. "El sector está dispuesto a recibir al relator" para proporcionarle una información "lo más cercana posible a la realidad".

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios