Provincia

Un nuevo tiempo político en la Diputación Provincial

  • María Eugenia Limón preside una sesión con carácter telemático por la pandemia

  • La institución reclamará a la Junta “43,5 millones de euros de deuda a los ayuntamientos”

María Eugenio Limón preside el pleno de la Diputación de Huelva María Eugenio Limón preside el pleno de la Diputación de Huelva

María Eugenio Limón preside el pleno de la Diputación de Huelva / M. G. (Huelva)

La Diputación Provincial de Huelva celebra un Pleno de forma telemática por la situación derivada de la pandemia con un protagonista ausente. No participa ya Ignacio Caraballo una semana después de su dimisión como presidente de la institución, pero sin embargo el suyo es el nombre propio de la mañana. 

La ratificación del cese en el cargo corresponde al último punto en el orden del día. Anteriormente, los 15 diputados socialistas presentes junto al resto de los integrantes de la oposición resuelven los restantes puntos del orden del día según lo previsto

El mayor debate lo ha originado el punto 10 del orden del día. El grupo socialista ha llevado una iniciativa para que el Gobierno andaluz incremente las partidas destinadas a las entidades locales correspondientes a la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica). Representantes de PP, PSOE, Ciudadanos y Adelante se han cruzado reproches y acusaciones acerca de la responsabilidad de cada uno de ellos en los gobiernos en los que forman parte a nivel nacional y autonómico, así como las actuaciones de cada uno de ellos cuando han ejercido el papel contrario. Santiago Ponce (PP) ha replicado que la moción "saca los colores al PSOE" mientras el representantes socialista, José Manuel Alfaro, le ha instado al popular a reclamar a Juanma Moreno "que cumpla con su palabra" porque "los ayuntamientos necesitan esos fondos para atender a los ciudadanos.

Encendido fue el debate siguiente derivado de la moción socialista para "la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, de las funciones de los servicios sociales comunitarios y del servicio de ayuda a domicilio". Ponce defendió el papel de la Consejera Rocío Ruiz así como el papel de la Junta al dotar "con el 82% de la financiación cuando debería ser 50/50 entre gobierno central y la Junta". El PSOE ha defendido la aceleración en la resolución de la identificación de grados así como la mejora laborables de los profesionales de atención domiciliaria y a dependientes". 

Con las infraestructuras, una moción presentada por Ciudadanos para reivindicar las carencias en esta materia, se ha mantenido vivo el debate. Pese a que la iniciativa ha salido adelante con el foto favorable de todos salvo la abstención de Adelante, el diálogo ha permitido asistir de nuevo al cruce de reproches mutuos con los Presupuestos General del Estado y las partidas destinadas así como las ausencias en las obras necesarias para la provincia. María Ponce, a instancias del socialista Ezequiel Ruiz, aceptó la modificación del enunciado de la iniciativa de Ciudadanos para liberar las fincas forestales de titularidad de la Diputación para su cesión a los municipios. 

La primera de las dos mociones de Adelante, relativa a la defensa del ferrocarril en la provincia ha sido respaldada por unanimidad más allá del debate derivado por la responsabilidad en el uso y mantenimiento de la red provincial. En cambio, la petición de David Fernández para impulsar un proceso extraordinario de regulación de la población migrante en aras de la campaña agrícola encontró el rechazo de todos los partidos de forma inicial. Fernández fue replicado por Bella Canales (PSOE) y Ana Morgado (PP), ambas representantes de Lepe y con conocimiento directo sobre la materia en debate. Al igual que María Ponce, todas coincidieron en que la solución a la problemática migratoria y la falta de mano de obra "no pasa por una regulación masiva" sino normalizada siguiendo la legislación actual. Canales no obstante, ofreció el apoyo socialista a cambio de un enmienda que modificaba el contenido de la moción. Ciudadanos y PP se han abstenido.  

El tono elevado del debate se mantuvo ya en las dos mociones finales presentadas por el PP. Los partidos se reprocharon la tributación de las mascarillas cuando los populares pidieron que se solicite la rebaja del tipo impositivo de la protección. PP y Cs avalaron la medida como ayuda a las personas con menos recursos. El grupo socialista propuso una enmienda rechazada por el PP cuestionando la gestión realizada desde la Consejería de Salud. Juan Carlos Duarte sí aceptó la de Cs, a pesar de lo cual la moción no fue aprobada por la falta de apoyo del grupo socialista como mayoritario en el plenario. Las posturas se han mantenido en el siguiente, con los representantes en la Diputación asumiendo su papel en el debate sobre la independencia judicial instalado a nivel nacional. PP y Cs la respaldaron con e rechazo de PSOE y Adelante. Ya en clave nacional, todos los partidos reeditaron los debates en Madrid sobre la reforma de los órganos judiciales con acusaciones cruzadas sin que la moción del PP encontrase apoyos suficientes por la negativa de PSOE y Adelante.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios