Provincia

La plaza de la discordia en Hinojos será ‘De la Concordia’

  • Los hinojeros se oponen a que el futuro emplazamiento en el que se homenajeará a los que han luchado contra la pandemia lleve el nombre de Fernando Simón

Pedro Quintero, María Victoria Domínguez y Mari Carmen Naranjo en el supermercado Las Marismas, debatiendo sobre el asunto. Pedro Quintero, María Victoria Domínguez y Mari Carmen Naranjo en el supermercado Las Marismas, debatiendo sobre el asunto.

Pedro Quintero, María Victoria Domínguez y Mari Carmen Naranjo en el supermercado Las Marismas, debatiendo sobre el asunto. / Rafa Del Barrio (Hinojos)

Fernando Simón está en boca de todos en Hinojos. No solo por haberse colado prácticamente cada día en las casas de sus habitantes desde que estalló la pandemia de la Covid-19, sino porque el nombre del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias se barajó en una reunión municipal como posible candidato a nominar una plaza del municipio.

El de Simón, que tiene casi tantos fans como haters, no era el único nombre que estaba sobre la mesa para rotular la futura plaza –todavía inacabada– que se ubica en la confluencia de las calles Alquería y Feria, pero su filtración ha levantado ampollas y desatado el debate entre los hinojeros.

El alcalde de la localidad, Miguel Ángel Curiel, explica a Huelva Información que "barajamos de palabra tres o cuatro nombres: plaza de la Concordia, plaza Covid-19 y otro nombre más que entraría en confrontación con el de otra calle de la localidad" y que se ha desechado por este motivo. Y también el de Simón.

La plaza que se va a remodelar y cuyo futuro nombre ha desatado la polémica en Hinojos. La plaza que se va a remodelar y cuyo futuro nombre ha desatado la polémica en Hinojos.

La plaza que se va a remodelar y cuyo futuro nombre ha desatado la polémica en Hinojos. / Rafa Del Barrio (Hinojos)

Los vecinos entrevistados por este diario lo tienen claro: Simón no es de Hinojos y hay hinojeros que merecen más lucir su nombre en el emplazamiento.

Cuando la calor aprieta y están cerrados hasta los bares, el supermercado Las Marismas se convierte en el mayor punto de encuentro de los ciudadanos. Allí la mujer que lo regenta, María Victoria Domínguez, no se explica "por qué este alcalde quiere hacer eso", a lo que Pedro Quintero contesta que "se quiere hacer famoso".

El carnicero, Matías Lario, apunta desde la otra esquina que la intención del regidor municipal "es que venga Fernando Simón para acá, porque lo que hay aquí es una guerra política, pero qué nos importa a nosotros ese hombre".

La propuesta de los vecinos es que se denomine la plaza con el nombre, por ejemplo, de locales como el que fuera trabajador del Ayuntamiento, Antonio Morales, fallecido un 28 de febrero de hace unos años cuando se disponía a retirar un pino caído en la carretera y "lo mató una rama".

El alcalde quiere contar con todos los colectivos para que el proyecto sea “representativo”

Pedro Quintero recalca en este sentido que "él sí se lo merecía, un hombre que siempre estaba dispuesto a todo por la gente de este pueblo". Matías Lario apoya la idea y sugiere a otra candidata, Loli Valdayo, "que es una mujer que está para todo, ayudando a los demás, y que sigue viva y nadie se acuerda de ella para un homenaje". Él no vive en la nueva plaza, pero "si viviera allí y le pusieran el nombre de Fernando Simón, me cambiaba de casa", bromea.

Mari Carmen Naranjo apunta por su parte que "los que de verdad se merecen tener una plaza son los médicos, que se han jugado la vida para salvarnos y muchos han muerto por el camino".

Antonio sí es vecino de la plaza de la discordia. Prefiere no dar su apellido y se muestra en completo desacuerdo con la posibilidad de que lleve el nombre de Simón. "Solo faltaba que también le pusieran plaza de Pedro Sánchez, ¿esos hombres son de aquí quizá?". Lo que sí le alaba al alcalde es "su afán de protagonismo, que al final ha atraído hasta aquí a todos los medios de comunicación y le han hecho mucha publicidad a este pueblo". Otra ventaja es que "por fin van a arreglar la plaza".

Aunque el nombre de Fernando Simón irrita a muchos, no se queda atrás otra de las posibilidades de denominación, la de plaza Covid-19. "No por favor, que no queremos recordar eso toda la vida", manifiesta María Victoria. A Pedro tampoco le gusta el de plaza de la Concordia porque "es muy soso, pero es mejor que los otros dos, la verdad".

El carnicero Matías Lario, en el supermercado de la localidad hinojera. El carnicero Matías Lario, en el supermercado de la localidad hinojera.

El carnicero Matías Lario, en el supermercado de la localidad hinojera. / Rafa Del Barrio (Hinojos)

La idea del equipo de Gobierno socialista es que la plazoleta sea un homenaje a los héroes de la pandemia. "Tiene una especie de hexágono en el centro que en cada una de sus caras se dedicará a un colectivo, desde la Policía Local a la Guardia Civil, las costureras de nuestro pueblo, nuestros empresarios, los sanitarios...", detalla.

Esta zona estará coronada por la estatua "de un niño y un abuelo, porque pensamos que han sido los dos colectivos más afectados" por la crisis sanitaria del coronavirus.

Es por ello que entiende Curiel que todo se ha sobredimensionado porque "no hay más que una propuesta de palabra y que no se llevará al Pleno probablemente hasta diciembre". Ni hay un presupuesto ni por el momento se ha contactado con los colectivos a los que se les rendirá tributo, como es la intención de la Administración local, y ahora "estamos pidiendo ofertas y bocetos" para ver qué artista realiza la escultura.

El regidor municipal lamenta la polémica, que le ha sorprendido con el pie cambiado. "Queremos que esto sea un proyecto representativo, un homenaje a los empresarios y a los oficios que nos han mantenido en esta crisis para que el día de mañana se sepa quién estuvo en primera línea". A ello añade que "no quiero que esta plaza sea la de la discordia, sino la de la Concordia", por lo que este nombre gana enteros en la apuesta municipal por bautizarla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios