Playa de La Antilla

Los últimos baños del verano en La Antilla

  • Este espacio conformado por más de 3.000 metros de playa de arena fina y dorada comenzó a atraer turistas que provenían de zonas de Extremadura, El Andévalo y Sevilla a partir de los sesenta

Comentarios 0

EL verano se acaba. Sin embargo, el goteo de bañistas que acuden aún a las playas de Huelva es constante para agotar los últimos días. La Antilla es el núcleo turístico de Lepe por excelencia, y alberga su principal playa. De hecho los leperos la conocen, simplemente, como ‘la playa’. No obstante dicha zona de baño es muy frecuentada también por ciudadanos de Sevilla, Extremadura y numerosas localidades del Andévalo y otras comarcas del interior de la provincia onubense.

La Antilla delimita al norte con las carreteras A-5054 y A-5056, hacia poniente con la prolongación de Islantilla –que comparten mancomunadamente la propia Lepe y la vecina Isla Cristina-, y a levante con la zona protegida del Paraje Natural Marismas del Río Piedras y Flecha del Rompido, donde se encuentra la conocida playa nudista de Nueva Umbría.

La playa fue descubierta en el siglo XVI, época en la que se construyó la cercana Torre del Catalán, situada en las inmediaciones del estuario del río Piedras y destinada a su vigilancia de las incursiones de los piratas berberiscos.

Pero se cree que esta playa se llamó La Antilla mucho antes. Buena prueba de ello es que cuando la expedición que comandó Cristóbal Colón descubrió América, su nombre fue dado por marineros que procedían de estas tierras al conglomerado de islas que configuraron Las Antillas, dado el parecido entre las arenas de ambas costas.

Se trata de un gran espacio abierto al mar de más de 3.000 metros de playa de fina y dorada arena que despegó con el boom turístico de los años sesenta. Gracias a la calidad de las aguas y sus arenas, junto a la amplia variedad de dotaciones en cuanto a limpieza, seguridad, vigilancia, salud e información turística y ambiental, está reconocida desde hace años con varios distintivos que avalan su calidad.

En La Antilla destacan igualmente la populosa y ambientada avenida de Castilla, donde se ubica la mayor parte de restaurantes, comercios y resto de servicios turísticos. También destacan su paseo central y la tradicional barriada de los pescadores, cuyas gentes permanecen fuertemente ligadas al mar gracias a que han conseguido convivir con el turismo.

Lepe no se entendería si su playa, y esta bella zona de baño del litoral occidental no se entendería sin su municipio matriz, especialmente en verano, cuando prácticamente toda la vida social, deportiva, cultural y de ocio se traslada de la primera a la segunda, en la que numerosos leperos regentan negocios destinados a dar servicio a los miles de turistas que cada año buscan en ella su sol, su arena y su descanso estival.

Finalmente destacar que la playa de La Antilla ha contado este verano con tres nuevos atractivos. Por una parte el tramo de la emblemática verja de la playa donostiarra de La Concha donado al Consistorio lepero por el Ayuntamiento de San Sebastián e instalado en el paseo central; así como en ese mismo emplazamiento la escultura de una Menina de Velázquez del artista Antonio Azzato, el cual formó parte del proyecto Meninas Madrid Gallery, y que igualmente fue donada a Lepe por el Ayuntamiento de la capital de España.

El tercer atractivo ha sido el estreno de unos mil metros de playa canina y de esparcimiento para perros que ha sido habilitada en un tramo de la playa lepera inmediatamente anterior a la zona nudista de Nueva Umbría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios