Campaña de frutos rojos

Las organizaciones agrarias solicitan un plan de repatriación para las temporeras marroquíes

  • Los productores recuerdan que la campaña está a punto de terminar y que no podrán regresar a su país

Un grupo de temporeras marroquíes trabaja en la recolección de fresa. Un grupo de temporeras marroquíes trabaja en la recolección de fresa.

Un grupo de temporeras marroquíes trabaja en la recolección de fresa. / H. Información (Huelva)

Las organizaciones agrarias de la provincia de Huelva han pedido un plan extraordinario de repatriación para el contingente de 7.000 temporeroas de Marruecos con contrato en origen para la campaña de la fresa y los frutos rojos. Lo hacen después de que las jornaleras a lo largo del mes de junio se queden sin trabajo por el fin de la temporada de recolección y sin que puedan regresar a su país debido al cierre hermético de las fronteras decretado por Rabat por el coronavirus.

Unas 3.000 temporeras perderán su empleo ante el fin gradual de la recogida de la fresa y pasarán a engrosar las listas de marroquíes que han quedado bloqueados en el extranjero y sin fecha para su retorno. A éstas le seguirán el resto hasta completar todo el contingente.

El secretario general de Asaja Huelva, José Luis Marín, ha hecho hincapié en la necesidad de que el Gobierno ponga en marcha un plan extraordinario con Marruecos para que sea posible la repatriación de las jornaleras.

Además, se ha pronunciado sobre la decisión del Consejo de Ministros de aprobar un real decreto que establece la concesión de una autorización de trabajo y residencia de dos años de duración, renovable por otros dos, para los jóvenes migrantes que recientemente se han incorporado a los trabajos de recogida del campo durante la pandemia del Covid-19. (Los sindicatos UGT y CC OO han aplaudido la medida).

Asaja afirma que es "necesario" que atiendan "con urgencia" la solicitud, que han hecho en varias ocasiones

Marín ha indicado que Asaja “no tiene nada en contra” de la medida, pero que es “necesario” que atiendan “con urgencia” la solicitud, que han hecho en varias ocasiones, para la repatriación del colectivo de trabajadoras de Marruecos que “no tienen forma de regresar” debido al cierre de fronteras de ambos países.

Asimismo, ha señalado que aún no han tenido respuesta del Gobierno a este requerimiento, al tiempo que ha hecho hincapié en la incertidumbre de las trabajadoras que han manifestado ya su deseo de regresar, lo que causa “gran angustia en ellas”.

Por su parte, UPA Huelva ha demandado que se habilite un corredor sanitario que posibilite el regreso a las jornaleras marroquíes. Según la organización, de las 16.500 personas trabajadoras seleccionadas en origen al inicio de la campaña solo 7.028 han podido trabajar debido al cierre de fronteras decretado por la pandemia.

Estas personas son repetidoras de campañas anteriores, por lo que su experiencia y cualificación es considerable y se han mantenido contratadas debido a que han suplido parte de la mano de obra del contingente que no pudo venir.

UPA propone la creación de una corredor sanitario desde Huelva a Tarifa

No obstante, la evolución de la campaña de la fresa, venida a menos por la situación sanitaria y sus consecuencias económicas, hace que a finales de mayo el 80% de los productores vaya a dar por finalizada su cosecha, por lo que la necesidad de mano de obra ha ido cayendo salvo para aquellas personas vinculadas a explotaciones que han solicitado ampliar la estancia laboral hasta final de julio.

Según UPA, inicialmente se abordó la posibilidad de que estas personas pudieran trasladarse a otras provincias (si lo deseaban) para prolongar sus contratos en otras campañas; sin embargo esta posibilidad ha sido nula en la práctica debido a una falta de demanda y a que el 70 % de las personas trabajadoras han manifestado su deseo de volver a su país, pero no pueden hacerlo porque el Gobierno Marroquí no habilita por ahora esta posibilidad de retorno.

Detectada la situación y el problema que se plantea, las organizaciones implicadas en el procedimiento de la contratación en origen, entre las que se encuentra UPA Huelva, remitieron un escrito el pasado 20 de mayo a la Dirección General de Migraciones del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en el que se dejaba constancia de la intranquilidad que se estaba creando entre estas mujeres y la necesidad de articular medidas para que se posibilite el retorno a su país de origen.

UPA Huelva se ha dirigido también al Consulado de Marruecos para trasladar la situación e instar a que se actúe en amparo de estas trabajadoras. Entiende que la solución es similar al retorno habitual pero a través de habilitar con agilidad y seguridad un corredor sanitario desde Huelva a Tarifa en autobús para posteriormente cruzar el estrecho a través de ferry.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios