Lucena del Puerto

El alcalde arremete contra el presidente de la CHG a quien llama “incompetente”

  • Manuel Mora responde a una carta enviada por Joaquín Páez a quien pone en solfa los incumplimientos durante años con los regadíos prometidos a los agricultores de la zona

Regantes junto a los pozos que fueron cerrados después de la ejecución de la sentencia del TSJA en Lucena del Puerto. Regantes junto a los pozos que fueron cerrados después de la ejecución de la sentencia del TSJA en Lucena del Puerto.

Regantes junto a los pozos que fueron cerrados después de la ejecución de la sentencia del TSJA en Lucena del Puerto. / Canterla (Lucena del Puerto)

El alcalde de Lucena del Puerto, el independiente Manuel Mora junto con la totalidad de su equipo de Gobierno compuesto por otros cinco concejales, respondió a una carta enviada por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez Landa, con una misiva en la que utilizaba términos más que contundentes para referirse a la actuación del presidente de la entidad y que concluía asegurando que “si por una de esas licencias que suelo tomarme, me permito llamarles ineptos e incompetentes espero que no me afee el tono y el contenido”.

La carta del alcalde de Lucena, responde a otra enviada el pasado día 8 por Páez y en ella se quiere dejar claro que “este Ayuntamiento nunca se opuso al cumplimiento de la sentencia judicial y ofreció toda su colaboración, algo que usted parece olvidar” y recordaba cómo “este alcalde y este Ayuntamiento se ofrecieron para mediar con los agricultores en aras al cierre voluntario de los pozos y así evitar males mayores para nuestro municipio”, en referencia a la actitud mantenida por varios agricultores que bloquearon durante días la actuación de la Guardia Civil para proceder a su cierre.

Acto seguido, el alcalde manifiesta su extrañeza por “la ligereza con la que usted manifiesta la falta de colaboración de esta administración durante años” y señala que “no sé cómo debemos calificar la ausencia de vigilancia del Dominio Público Hidráulico que corresponde a la CHG; la incompetencia de ese Gobierno que usted representa” y cita “el trasvase , cuyas siglas no han dotado presupuestos o ha ejecutado obra en los últimos 35 años y son los responsables de la situación actual, o los injustificables retrasos y trabas en los expedientes de legalizaciones de los pozos, algunos de los cuales han pasado ya por tres enjuiciados por fallecimiento de los titulares”.

La respuesta no se queda ahí y acusa a “la incompetencia de las administraciones” lo que denomina “las tres mentiras” que a su juicio tiene el anuncio del trasvase anunciado: “ni son 19,9 hectómetros cúbicos (se han trasvasado sólo 2,3), ni existe capacidad para trasvasar (el túnel de San Silvestre ni permite el paso del agua), ni existe voluntad política, como queda de manifiesto en su carta”.

También se refiere el alcalde, a la mención que el presidente de la CHG hace en su carta de la petición de acabar con las prácticas abusivas de la agricultura de frutos rojos, aunque le “agradezco que no pretenda explicarme el interés medioambiental de Doñana y su importancia como hacen otros. Daré parte en mis oraciones a mis abuelos, y a mi padre y lo transmitiré al resto de agricultores que lo han conservado. Cuando piense en la protección de este espacio, recuerde que esta es nuestra casa, nuestra tierra patria, nuestra gente, nuestro patrimonio y nuestra historia; documéntese antes de hablar y piense que puede haber otras versiones que contradigan la suya”.

De la misma manera se refiere a las 487 hectáreas “que dicen haber detectado desde la CHG fuera del Plan de la Corona Norte” de las que reconoce que “puede que sean ilegales, no lo niego, pero antes no lo fueron y su clasificación es producto de una concatenación interesada de errores e interpretaciones puesta en marcha para acabar con la agricultura en Doñana. Estas hectáreas que usted cita no serán regables hoy, pero son perfectamente viables y legales y han sudo regadas con agua de pozo exactamente igual que las otras 800 que han sido clasificadas como regables de manera hipócrita y mirando para otro lado”.

El alcalde lucenero concluye con la afirmación que la comunicación que a él le dirigió el presidente de la CHG, incluye “formas que no son propias de un representante institucional y considero el contenido de su carta como ofensivo para la institución que represento” y añade que “venir a culpar a una administración local del tamaño de la nuestra, sin medios técnicos, sin capacidad jurídica o financiera, y que además durante años mantuvo conveniados los Montes Públicos, nos parece un despropósito propio de esos abusones de patio de colegio que roban el bocadillo a los parvularios. Alguna responsabilidad tendrá el resto de administraciones y alguna debe tener la suya”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios