Provincia

Casi 50 kilómetros de tuberías darán vida al Andévalo Fronterizo

  • La obra llevará empleo y riqueza a municipios como Paymogo, Puebla de Guzmán, Tharsis, Alosno, El Almendro o Villanueva de los Castillejos

  • El sistema de distribución de agua se divide en los sectores Sur-Este y Norte

Colocación de tuberías en el Andévalo Fronterizo. Colocación de tuberías en el Andévalo Fronterizo.

Colocación de tuberías en el Andévalo Fronterizo. / Jordi Landero (Andévalo)

Casi cincuenta kilómetros de tuberías distribuirán desde diciembre de este mismo año, si todo se desarrolla según lo previsto por la Comunidad de Regantes del Andévalo Fronterizo (CRAF), un total de 24,4 millones de metros cúbicos de agua al año por una de las comarcas más apartadas y deprimidas de la provincia de Huelva: la parte del Andévalo que limita al oeste con el país vecino de Portugal.

Un agua que se destinará al riego y que, por tanto llevará riqueza y empleo a municipios como Paymogo, Puebla de Guzmán, Tharsis, Alosno, El Almendro o Villanueva de los Castillejos, muchos de cuyos habitantes se ven obligados en la actualidad a bajar diariamente hasta los municipios agrícolas costeros de la provincia onubense para trabajar en labores de recolección de cítricos o frutos rojos, y que ahora encontrarán junto a sus casas una alternativa laboral que, entre otras cosas, permitirá fijar población en uno de los territorios menos densos de Andalucía. Tanto los propios habitantes, como los alcaldes de estos municipios, lo esperan ya como agua de mayo.

Para ello la CRAF inició el 23 de agosto del año pasado una obra faraónica, cuyos números hablan por sí solos, y que se centra básicamente en la construcción de las infraestructuras necesarias para el transporte y distribución de grandes volúmenes de agua por dicho territorio, con el objeto de facilitar el acceso a ella por parte de los comuneros que integran dicha entidad.

De esta forma se están construyendo las principales arterias de una tupida red que se inicia en la presa del Andévalo,  y que tendrá numerosas terminaciones encaminadas a dejar el agua lo más cerca posible de cada una de las fincas objeto de riego.

La conclusión de dicha actuación está prevista inicialmente para finales de diciembre de este mismo año, después de un año y cuatro meses de intenso trabajo que solo se ha visto interrumpido, hasta el momento, por los 15 días de hibernación económica que decretó el Gobierno de España a principios del pasado mes de abril en el marco de la crisis sanitaria del coronavirus, quedando paralizadas entonces todas las actividades no esenciales en todo el territorio nacional.

Instalación de una tubería a lo largo del Andévalo. Instalación de una tubería a lo largo del Andévalo.

Instalación de una tubería a lo largo del Andévalo. / Jordi Landero (Andévalo)

En la actualidad los trabajos "van a buen ritmo y cumplen el contrato y los plazos previstos", según ha indicado recientemente el presidente de la CRAF, Juan Antonio Millán, quien se ha marcado como objetivo tener en cinco años en cultivo el 80 por ciento de las hectáreas previstas: 6.641.

Según la información facilitada a Huelva Información por José Antonio Cordero Beas, director técnico de la CRAF, el sistema de distribución de agua se divide en dos sectores: Sur-Este y Norte. El primero para llevar agua de riego a los municipios de Puebla de Guzmán, Tharsis, Alosno, El Almendro y Villanueva de los Castillejos; y el segundo a Paymogo.

En total se están soterrando 48 kilómetros de tuberías repartidas en 3.000 tubos de acero al carbono de 16 metros cada uno, con diámetros de entre 600 y 1.400 milímetros, según los tramos. Dichos tubos van unidos por soldadura interior y exterior hasta los 1.000 milímetros de diámetro, y solo exterior desde el diámetro de 800 milímetros o menos.

Para hacerse una idea de las dimensiones de la obra, se están soterrando por todo el Andévalo Fronterizo un total de 8.000 toneladas de tubos, cuyo valor sin tener en cuenta los trabajos de soterramiento es de nueve millones de euros. Por poner un ejemplo muy gráfico, un solo metro de tubo con 1.400 milímetros de diámetro es de 500 euros.

Actuaciones para la obra del Andévalo Fronterizo. Actuaciones para la obra del Andévalo Fronterizo.

Actuaciones para la obra del Andévalo Fronterizo. / Jordi Landero (Andévalo)

Una vez concluidos los trabajos se habrán movido más de 400.000 metros cúbicos de tierra, sobre todo en la realización de las zanjas necesarias para soterrar la red de tuberías, las cuales tienen una media de tres metros de profundidad. Además, la red principal atraviesa hasta cinco carreteras.

En las obras trabajan una media de 50 personas, con numerosa maquinaria pesada como una docena de retroexcavadoras, una zanjadora, un equipo de tunelación, varios tractores y camiones cisterna que suministran gasoil durante todo el día por los distintos tajos del Andévalo Fronterizo en los que se acometen en paralelo los trabajos.

Sector Sur-Este

El sector Sur-Este, cuyos trabajos cuentan con un presupuesto total de 20 millones de euros, está integrado por una arteria principal de 18 kilómetros de longitud con tubos de entre 800 y 1.400 milímetros de diámetro. La misma parte de la balsa de Cabezos del Pasto –que recibe a su vez el agua directamente desde la Presa del Andévalo- para llegar hasta la carretera entre Puebla de Guzmán y Tharsis.

De esta arteria parten tres ramales: el ramal sur, que  tiene unos 8 kilómetros de longitud con tubos de entre 600 y 800 milímetros de diámetro, y que parte hacia Villanueva de los Castillejos y El Almendro atravesando el sur del término municipal de Puebla de Guzmán. Por su parte el ramal este tiene una longitud de 15 kilómetros de tubos de entre 700 y 800 milímetros de diámetro y, tras recorrer parte del término de Puebla de Guzmán llega hasta Alosno. Finalmente el denominado ramal Cítricos Tharsis tiene tres kilómetros de tuberías de 600 milímetros de diámetro y llega hasta dicho núcleo poblacional.

Este sector cuenta con dos balsas, ambas ubicadas en el término municipal de Puebla de Guzmán: una con capacidad para almacenar 250.000 metros cúbicos de agua y que tiene una superficie de 7 hectáreas; y otra con capacidad para 89.000 metros cúbicos y una superficie de 3 hectáreas.

El sector Sur-Este dará riego a un total de 5.924 hectáreas y para impulsar el agua hasta las fincas está previsto que en los 10 primeros kilómetros –desde la presa del Andévalo hasta la balsa de Cabezos del Pasto- ésta circule por gravedad, mientras que el resto será impulsado por un sistema de bombeo de 4,5 megavatios distribuidos en 8 bombas de 350 kilovatios cada una y otras tres de 110 kilovatios cada una. 

La de este sector se trata de una obra declarada de Interés General de Andalucía en 2003 y del Estado en 2010, y en noviembre de este año está previsto realizar las pruebas de carga de las tuberías.

La misma está subvencionada con 12,5 millones de euros de Fondos Feader, concedidos por la Junta de Andalucía. Cabe recordar que la obra de toma en la Presa del Andévalo e impulsión a Cabezos de Pasto fue financiada por el Estado con coste de más de 12 millones de euros, y que todos los ayuntamientos por los que discurre el proyecto han dado su visto bueno y otorgado licencia de obras, con el apoyo de Diputación de Huelva.

Sector Norte

Las obras en el sector Norte tienen una dimensión inferior a las del anterior, y a diferencia de éste el sistema toma el agua directamente de la presa del Andévalo para distribuirla por el término municipal de Paymogo con un solo ramal de 7,5 kilómetros de longitud con tubos de 600 milímetros de diámetro.

Este sector cuenta con una sola balsa ubicada en dicho término municipal, con capacidad para almacenar 200.000 metros cúbicos de agua y con una lámina de agua de 7 hectáreas.

El valor total de la obra en este sector es de 3,1 millones de euros y en el mismo está previsto el riego de 717 hectáreas de terreno.

En el sector Norte, mediante el que está previsto el riego de 717 hectáreas de terreno, el agua será impulsada de principio a fin por bombeo desde una plataforma de captación flotante instalada en la presa del Andévalo, el cual cuenta con 900 kilovatios de potencia distribuidos en tres bombas de 300 kilovatios cada una.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios