tribunales

El juzgado de Ayamonte ordena buscar a la madre del niño de Lepe en Polonia

  • Decretada la suspensión provisional del ejercicio de la patria potestad y de cualquier régimen de visitas a la mujer

  • La orden de detención es válida para todo el territorio nacional

El abogado conversa con el abuela paterna en presencia del padre del niño. El abogado conversa con el abuela paterna en presencia del padre del niño.

El abogado conversa con el abuela paterna en presencia del padre del niño. / fotos: j. landero

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ayamonte ha emitido un requerimiento, mediante Comisión Rogatoria, para que las autoridades polacas localicen al menor de seis años desaparecido en Lepe y a su madre, tras no entregarlo ésta a su padre hace ya casi dos semanas después de pasar un fin de semana con él.

En dicho requerimiento judicial se solicita que una vez localizada, sea conducida ante la autoridad judicial competente en Polonia, país de origen de la madre, donde tendrá que prestar declaración "en calidad de investigada" y donde la justicia puede adoptar las medidas cautelares "que estimen oportunas en aras de salvaguardar el interés y la integridad del menor".

La progenitora está siendo investigada por un delito de sustracción de menores

La medida ha sido adoptada, según señaló ayer el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en un comunicado, al existir "indicios racionales de que la actualmente investigada por un delito de sustracción de menores pudiera haberse desplazado hasta Polonia, evadiendo de este modo la acción de la justicia".

El juez también ha acordado la "detención en el territorio nacional", así como la "suspensión provisional del ejercicio de la patria potestad y de cualquier régimen de visitas", a la progenitora que en la noche del pasado domingo, 27 de mayo, no reintegró a su hijo menor, de 6 años de edad, a su padre, conforme a lo ordenado en la sentencia que atribuía al mismo la guarda y custodia del pequeño.

Según explica el TSJA, fue en la mañana del pasado lunes, 28 de mayo, cuando el padre del menor denunció los hechos ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ayamonte, en funciones de guardia, que en ese mismo momento, y de manera "urgente", incoó diligencias previas y tomó declaración al progenitor, librando oficio de forma inmediata al puesto de la Guardia Civil de Lepe para que llevara a cabo todas aquellas actuaciones necesarias para esclarecer lo sucedido.

Al día siguiente, martes 29 de mayo, el titular del Juzgado volvió a tomar declaración al padre del menor, que aportó nuevos detalles en relación a los hechos denunciados.

Nada más tener conocimiento de estas resoluciones judiciales el padre del menor, Davy Thompson, que reside en la playa lepera de La Antilla junto con su madre y abuela paterna del pequeño presuntamente sustraído por su madre, señaló a Huelva Información sentirse satisfecho por que "todo lo que haga la Justicia está bien, y quiere decir que se está trabajando por intentar localizarlos". A pesar de ello, añadió, después de casi dos semanas sin saber "absolutamente nada" de su hijo, ha confesado que "estamos muy mal. Y cada día que pasa estamos peor".

El propio Thompson, de nacionalidad británica y vecino de La Antilla desde hace ya muchos años, ya confesó a este periódico estar "desesperado", sobre todo por la "enorme incertidumbre" que supone "no saber nada de tu hijo durante tanto tiempo". Un motivo por el que quiso enviar un mensaje a su expareja y madre del pequeño en el que le suplicaba que "por el bien del niño, piense que los dos somos padres".

Davy Thomspon, que tiene la custodia sobre el pequeño, aseguró entonces no saber nada de él desde que a las ocho de la tarde del domingo 27 de mayo, su expareja no lo entregara en el punto acordado para ello en El Terrón, tras pasar el fin de semana juntos.

"No sabemos nada", repetían una y otra vez tanto éste como su madre y abuela paterna del menor, Rosario Ortiz, asegurando que lo único que podían afirmar sobre la investigación es que "lo están buscando en España, Portugal, Gran Bretaña y Polonia", a lo que añadió que "por nuestra parte seguimos todos los días intentando contactar con la madre por teléfono, pero siempre salta el contestador".

La abuela paterna reconoció igualmente estar "destrozada" porque "si al menos supiésemos algo, nos quedaríamos un poco más tranquilos y lo que peor se lleva es la incertidumbre".

"A ver si se le ablanda el corazón", indicó Davy durante la conversación refiriéndose a su expareja, a la que insistió en solicitar "que piense que los dos somos padres", y "lo único que le pedimos es que dé alguna señal. Que diga algo. Porque esto es una agonía y no hay derecho a que nos esté pasando".

Davy Thompson indicó finalmente que cuentan con dos móviles operativos durante las 24 horas del día. El de él y el de su madre, "por si nos llama la Guardia Civil o cualquier otra persona que pueda darnos alguna información" pero "si ella (en referencia a la madre del niño) no quiere contactar con nosotros, le pido que por favor lo haga con la Guardia Civil".

Los hechos, que han suscitado una enorme consternación en Lepe, donde Davy es muy conocido, se desencadenaron a las ocho de la tare del domingo 27 de mayo, cuando la madre del menor, una ciudadana polaca y vecina de dicha localidad de 48 años, no entregó el niño al padre después de pasar con ella el fin de semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios