Temporal

Las fuertes lluvias inundan la Costa

  • Lepe, La Antilla, La Redondela e Isla Cristina sufren las intensas precipitaciones durante el domingo

  • El servicio Emergencias 112 gestiona en la provincia hasta 79 incidentes

Inundaciones en las calles de municipios de la costa. Inundaciones en las calles de municipios de la costa.

Inundaciones en las calles de municipios de la costa. / Jordi Landero

Las previsiones meteorológicas para este domingo anunciaban abundantes lluvias en la provincia de Huelva. Y vaya si se cumplieron, especialmente en la comarca de la Costa Occidental, y más concretamente en el triángulo que conforman Lepe, La Antilla, La Redondela e Isla Cristina, donde las trombas de agua, acompañadas de tormenta en determinados momentos, se iniciaron a eso de las tres de la madrugada, para remitir en coincidencia con el amanecer.

Fue entonces cuando la luz del día dejó ver los devastadores efectos de la abundante lluvia caída en la zona durante la larga noche, con viviendas inundadas con hasta medio metro de agua en Lepe, sobre todo en el barrio de Triana, también casas y bajos inundados en determinados puntos de La Redondela e Isla Cristina, bajos de bloques de apartamentos y comercios anegados con hasta un metro de agua en las inmediaciones de la avenida de Castilla en La Antilla, numerosos destrozos en la recién regenerada playa de este mismo núcleo turístico de Lepe, o carreteras cortadas en toda la zona, entre ellas la A-49 a su paso por el término municipal de Lepe.

Dos hombres intentan sacar un vehículo de una balsa de agua Dos hombres intentan sacar un vehículo de una balsa de agua

Dos hombres intentan sacar un vehículo de una balsa de agua / Jordi Landero

No en vano, de las 155 incidencias por los efectos de las lluvias gestionadas por el servicio de emergencias 112 Andalucía en toda la comunidad autónoma, Huelva fue la provincia que más avisos aglutinó ayer domingo con 79 avisos, seguida de Málaga con 60. Así lo indicó dicho sistema, adscrito a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta, detallando que desde la medianoche hasta las 18:00 de ayer había atendido un total de 155 avisos a causa de los efectos del agua.

La mayoría de los 79 avisos registrados en Huelva se concentraron en los municipios de Isla Cristina y Lepe, y en menor medida en Punta Umbría, Minas de Riotinto, San Juan del Puerto, Ayamonte y Manzanilla, entre otros, y estuvieron prácticamente todos relacionados con anegaciones de calles, viviendas y establecimientos comerciales, balsas de agua, problemas en el alcantarillado y complicaciones en la red de carreteras que dificultaron la circulación del tráfico rodado en varios puntos de la red secundaria, y sobre todo en la autovía A-49, que estuvo interrumpida desde primera hora de la mañana hasta pasado el mediodía a la altura del punto kilométrico 114 en sentido Portugal (término municipal de Lepe), por la acumulación de agua en la calzada entre los kilómetros 113 y 117 de dicha vía.

También estuvieron cerradas al tráfico la travesía de Pozo del Camino (en Isla Cristina); la N-431 a su paso por Lepe, la A-5054 (entre La Antilla e Isla Cristina); y la HU-3300 (entre La Redondela y Pozo del Camino), aunque a lo largo de la jornada todas fueron reabiertas, a excepción de ésta última, que en el kilómetro 0,4 aún permanecía cortada en ambos sentidos al cierre de esta edición por embolsamiento de agua.

Mujeres limpian el interior de una vivienda. Mujeres limpian el interior de una vivienda.

Mujeres limpian el interior de una vivienda. / Jordi Landero

Por la tarde la situación mejoró y, de hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) desactivó el aviso naranja por lluvias para la provincia de Huelva a las 18:00, momento hasta el que se habían producido precipitaciones acumuladas de hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora.

En Lepe, entre las zonas más afectadas destacaron las calles Guadalquivir y Triana, situadas en las inmediaciones de Los Cruces, donde se inundaron varias viviendas. El agua llegó a subir en algunas de ellas hasta medio metro, y dejó tras de sí numerosos desperfectos y lodo en el interior de las casas, que sus propietarios se afanaron en achicar y limpiar a lo largo de la mañana. Algunos vecinos aseguraron a esta redacción haber pasado la noche en los coches cuando el agua empezó a entrar en sus viviendas durante la madrugada.

Parecida situación se vivió en La Antilla, sobre todo en la céntrica avenida de Castilla y sus inmediaciones, donde resultaron afectados por inundación prácticamente todos los locales comerciales. Las urbanizaciones que más sufrieron los efectos de las fuertes trombas de agua fueron los bloques Galicia, y sobre todo Nautilus, donde el agua llegó a sobrepasar el metro de altura en sus bajos, anegando por completo el bar El Colorao, sin duda el más perjudicado de la playa lepera.

También resultaron dañados numerosos vehículos que se encontraban estacionados en los bajos y aledaños de ambas urbanizaciones, los cuales quedaron inutilizados ya que el nivel del agua sobrepasó la altura de sus motores. La presión de las balsas de agua acumuladas también derribó parte del tabique que separa ambos bloques de pisos. En la urbanización Pinares de Lepe, situada antes de llegar a La Antilla desde dicha localidad, un rayo también derribó el tabique de una vivienda.

Los vecinos y empresarios afectados tanto de Lepe, como de La Antilla, mostraron por la mañana su indignación a esta redacción, ya que según coincidió en relatar la mayoría, se trata de una situación que se repite prácticamente todos los años con la llegada de las lluvias. Así lo señalaron María Sousa Palomino y María Isabel Rodríguez, propietarias de las viviendas número 3 y 7b de la calle Guadalquivir de Lepe, mientras se afanaban en achicar agua y lodo de sus casas, y en recuperar las pertenencias que no habían podido poner en alto cuando el agua comenzó a entrar.

En la playa de La Antilla los destrozos también eran evidentes en la misma orilla del mar, donde parte de la barrera de arena con la que a lo largo de los últimos meses se ha protegido la primera y segunda línea de construcciones, a la vez que se ha regenerado dicha zona de baño, ha sido retirada por este nuevo temporal.

También se produjeron cuantiosos daños en el campo, donde explotaciones agrícolas de La Redondela y Lepe resultaron anegadas y los plásticos de los invernaderos destrozados, y perdieron algunas de ellas hasta las plantaciones de este año.

En este sentido, según las estaciones pluviométricas ubicadas en algunas explotaciones agrícolas de Lepe, en la zona de El Piorno la acumulación de lluvias fue de 188 litros por metro cuadrado, y en la de Valdelimones de 125 litros por metro cuadrado.

En Cartaya destacó el derrumbamiento de varios bloques de piedras del barranco situado a escasos metros de las viviendas de El Lavadero, aunque no hubo que lamentar daños ni materiales ni humanos, así como la anegación de parte de los conocidos como Corrales de La Pontezuela.

Visitas políticas en Lepe, La Redondela e Isla Cristina

El Ayuntamiento de Lepe activó un plan de acción y refuerzo de servicios municipales de mantenimiento y seguridad con la finalidad de restablecer la normalidad en las zonas más afectadas por las fuertes lluvias. Desde dichos servicios, según informó el Consistorio lepero, se trabajó especialmente en la limpieza de la Avenida Andalucía, en la calle Triana, en Las Colombinas o en el Polígono Huerta Márquez.

Asimismo, en la apertura de pozos e imbornales para acelerar el proceso de desagüe de calles, así como en la señalización de cortes de tráfico y control de cauce de los canales de desagüe, de aliviaderos y de estaciones de bombeo.

El alcalde de Lepe, Juan Manuel González, mostró su preocupación a los afectados y visitó por la mañana las zonas peor paradas para evaluar los daños y prestar servicios de asistencia en las labores de reparación.Por su parte el presidente de la Diputación Provincial de Huelva, Ignacio Caraballo, visitó La Redondela junto con el alcalde de dicha entidad local, Salvador Gómez, con el objeto de revisar los daños e inundaciones. Ambos destacaron que en total fueron diez las viviendas anegadas en dicho núcleo de población, cinco de las cuales tuvieron que ser desalojadas, sobre todo aquellas situadas frente al CEIP Pedro de Lope. También resaltaron la labor del Consorcio Provincial de Bomberos Huelva, que trabajó en la zona para recobrar la normalidad.

Finalmente la alcaldesa de Isla Cristina, Montserrat Márquez, también visitó las zonas más afectadas en dicho municipio. El Ayuntamiento isleño señaló que los puntos más sensibles fueron la carretera frente al cementerio, así como las avenidas del Carnaval y de la Playa, donde el agua penetró en el garaje de un edificio alcanzando metro y medio de altura. En Urbasur algunas calles de la zona más baja se vieron afectadas por anegaciones alcanzando el agua a las parcelas de algunas viviendas.

En La Redondela, según el comunicado municipal, la situación más alarmante se produjo en la laguna del Prado donde la vía verde actúa como presa y el embalsamiento de agua de lluvia amenazó con romper dicha barrera. El Ayuntamiento isleño comprobará en las próximas horas los posibles daños que se hayan podido producir en edificios e instalaciones municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios