Condado

Un incendio destruye parte de un asentamiento de chabolas en Lucena del Puerto

  • Varias decenas de infraviviendas de inmigrantes fueron calcinadas por las llamas. No hay que lamentar víctimas personales, solo daños materiales

Una de las chabolas incendidas en el asentamiento de Lucena completamente calcinada. Una de las chabolas incendidas en el asentamiento de Lucena completamente calcinada.

Una de las chabolas incendidas en el asentamiento de Lucena completamente calcinada. / Alberto Domínguez (Lucena del Puerto)

Afortunadamente solo se registraron daños materiales y no personales. Las llamas han arrasado varias decenas de chabolas en un asentamiento de inmigrantes ubicado en el término municipal de Lucena del Puerto. Es el segundo incendio que se registra en este campamento en menos de un año.

Ayer martes por la tarde un equipo de Cruz Roja se desplazó hasta el lugar del incendio para repartir entre los damnificados prendas de vestir, calzado, mantas y kits de higiene.

El fuego comenzó poco antes de las 23.30 del pasado lunes en un asentamiento de viviendas infrahumanas situada en una zona del Camino de Santa Catalina, hasta donde se desplazaron los bomberos de los parques de Almonte y de San Juan del Puerto para extinguir las llamas. En total fueron siete agentes y cinco vehículos.

También llegaron a la zona efectivos de la Guardia Civil, Policía Local y los servicios sanitarios aunque no fue necesaria su intervención al no resultar nadie herido.

La Cruz Roja reparte ropa y mantas entre los damnificados. La Cruz Roja reparte ropa y mantas entre los damnificados.

La Cruz Roja reparte ropa y mantas entre los damnificados. / Alberto Domínguez (Lucena del Puerto)

Los bomberos desalojaron la zona ante el riesgo de que pudieran producirse explosiones por las bombonas de butano que utilizan los moradores para elaborar comida y calentarse mediante estufas de gas.Las labores de extinción se vieron dificultadas por la gran cantidad de enseres acumulados en las chabolas.

Las actuación de los efectivos del Consorcio Provincial permitió controlar rápidamente la situación y dar por finalizada la intervención a las 03.13 de ayer.

Así pues, en unas tres horas se dio por extinguido el incendio, mientras se desconocen las causas del fuego, pero todo apunta los motivos más comunes en estos casos. Los bomberos informaron que las llamas afectaron también a una arboleda del entorno en el que se sitúa el asentamiento.

Según relató a esta redacción Kate, una subsaharia que vive en el campamento que dio aviso al 112 del incendio, éste comenzó sobre las 23:25 en una zona próxima a su chabola. Su reacción fue recoger en un bolso algo de ropa y meter en una mochila toda su documentación por si llegaban las llamas hasta allí. No fue el caso.

Kate asegura que es probable que el incendio se inicia a consecuencia de una vela, un hornillo de gas o una candela, aunque no puede confirmarlo. “Gracias a Dios que no ha habido ninguna víctima”, dice mientras muestra en su móvil un vídeo grabado del incendio que se produjo en abril de 2018.

En esa ocasión resultaron calcinadas una docena de chabolas y herido un hombre, que tuvo que se trasladado a un centro hospitalario de la capital onubense, si bien al poco tiempo recibió el alta.

En primera instancia equipos de Cruz Roja se trasladaron hasta el lugar del siniestro para evaluar in situ los daños causados por las llamas, así como para conocer las necesidades de las personas que se hayan visto afectadas por este fuego, como explicó la directora de Intervención Social y Empleo de Cruz Roja en Huelva, Elena Pavón.

Los moradores de las chabolas afectadas por las llamas han perdido todas sus pertenencias y la documentación

Inicialmente se desconocía el número exacto de chozas afectadas, de ahí la importancia de que los equipos desplazados realicen un balance y se pueda evaluar las necesidades que hay que atender para facilitar la ayuda correspondiente.

Una vez realizada la evaluación, otro equipo de la ONG se trasladó de nuevo al asentamiento para distribuir ropa de abrigo y mantas entre los afectados, la mayoría de los cuales han perdido todas sus pertenencias y la documentación.

El fuego ha afectado a una buena parte del asentamiento, en el que se contabilizan más de un centenar de chabolas. Otra buena parte permanecen intactas. Algunas de las infraviviendas calcinadas estaban en esos momentos deshabitadas.

Los damnificados permanecían alojados en otras chabolas a la espera de decidir si abandonan el asentamiento y buscan otro o si vuelven a levantar las chabolas.

Este ha sido el segundo incendio en un campamento de estas características en la provincia de Huelva, en menos de diez días, después de que el pasado 12 de enero se registraron otro en Lepe, que motivó el desalojo de una decena de personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios