Campaña de frutos rojos

Comienza la selección de trabajadoras marroquíes con contratos en origen

  • Técnicos de Asaja y Freshuelva se trasladan a Rabat para iniciar los trámites y acordar el perfil de las temporeras. Aún está por determinar el contingente total que vendrá para la recolección

Temporeras marroquíes en plena faena de recolección de la fresa. Temporeras marroquíes en plena faena de recolección de la fresa.

Temporeras marroquíes en plena faena de recolección de la fresa. / H. Información (Huelva)

Los trabajos de selección de las temporeras de Marruecos que vendrán a Huelva para la campaña de recogida de los frutos rojos han comenzado. Técnicos de Asaja y de Freshuelva han participado, en representación del sector, en las jornadas de coordinación de Anapec, la agencia nacional de empleo marroquí, en la ciudad de Rabat.

Las jornadas tenían como objetivo ofrecer formación e información a todos los responsables de sus oficinas provinciales sobre cómo hay que realizar la preselección de los trabajadores que más tarde pueden optar a participar en la campana de la fresa y los frutos rojos con un contrato en origen.

Así las organizaciones agrarias onubenses aportaron sus conocimientos y experiencia para facilitar a las autoridades marroquíes el perfil de trabajadores que se necesitan para la esta campaña. Por parte de Asaja participó el responsable del área de contratación en origen, Félix Sanz.

La intención es que todas las partes que intervienen en el proceso cuenten con la máxima información posible y que los trabajadores que acudan a la campaña no sufran en ningún momento de desconocimiento ni sobre el proceso ni sobre las condiciones laborales.

Está por determinar el número total de trabajadoras con contrato en origen que vendrán a Huelva y el número de personas que acudirán a la oferta del SAE

Asaja-Huelva, que valora como muy positiva la experiencia en Rabat, considera que Marruecos está poniendo mucho interés en que el proceso de contratación para que la campaña se desarrolle de la mejor forma posible y se ha comprometido a dar el máximo asesoramiento que sea preciso en todo momento.Hasta ahora, el perfil de las trabajadoras para trabajar en la recolección de frutos rojos es una mujer menor de 40 años, casada y con hijos menores de 14 años a su cargo, todo ello pensado para disuadir de la tentación de dejar su país atrás y quedarse en España.

Sin embargo, según ha podido saber este periódico en la reunión no se abordó el número de temporeras que vendrán esta temporada, aunque se han avanzado algunas cifras. Por una parte el Gobierno de Marruecos ha señalado que tramitar enviar a España para la recogida de la fresa y los frutos rojos 20.000, mientras que Freshuelva asegura que el cupo será de 15.000 trabajadoras como se acordó en la reunión que mantuvieron los dos gobiernos en Huelva y en la que se habló de una cantidad similar a la temporada pasada, teniendo en cuenta las hectáreas de cultivo y las necesidades de mano de obra que han trasladado los empresarios.

Las dos cifras varían en 5.000 temporeras, si bien la cifra de Marruecos incluye las trabajadoras repetidoras. En cualquier caso, las temporeras llegarán de forma escalonada y con el compromiso de retornar a su país de origen una vez terminado el trabajo.

Permiso de residencia

Aun que lo hacen el 90% de ellas, el regreso de las temporeras a su país de origen es un tema que preocupa a los dos gobiernos y para ello se ha puesto en marcha un plan de acción que permite a las que vuelven poder obtener un permiso de residencia después de cuatro campañas seguidas, lo que convertirá esta operación en un “modelo de la emigración circular”.

Además, se está a la espera de conocer la demanda de ofertas de trabajo que llegarán al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para completar la mano de obra total que se precisa para toda la temporada. Se calcula que alrededor de 80.000 personas.

Recordar que apenas 900 personas concurrieron en los días que estuvo expuesta, a la oferta de 11.900 puestos de trabajo lanzados por el SAE para cubrir las necesidades de mano de obra en la fase de recolección de la campaña de la fresa 2017-2018. Y es que, aunque es una contradicción que con el número de parados que existe en la región no se cubran los empleos necesarios, lo cierto es que al trabajo agrícola se dedican muchas personas que recurren al campo porque no tienen otro empleo, si bien en el momento que les sale un puesto de trabajo, como ocurre con la llegada de la época veraniega con los hostería, suelen dejarlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios