Denuncia

Las aguas fecales afloran en las pistas deportivas del colegio de Pozo del Camino

  • La situación persiste desde el inicio del curso sin que se haya hecho nada

Imagen del lamentable estado de las pistas del centro docente. Imagen del lamentable estado de las pistas del centro docente.

Imagen del lamentable estado de las pistas del centro docente. / Landero (Huelva)

Las aguas fecales que, de forma continua, afloran desde el subsuelo hasta la superficie de las pistas deportivas del Centro de Educación Infantil y Primaria La Higuerita de Pozo del Camino, ha obligado a sus responsables a cerrar con unas vallas metálicas dicha zona del patio, impidiendo a sus 150 alumnos desde el inicio del presente curso escolar a practicar deportes y jugar en ellas.

Así lo ha denunciado a Huelva Información Mariana Martín Rodríguez, del consejo escolar de dicho centro, quien ha añadido que esta no es la única carencia del centro, sino que, además, una parte de la valla perimetral que rodea el patio “se zarandea” y corre el riesgo de “venirse abajo”, por lo que el acceso a sus inmediaciones también está restringido y que el colegio “carece de alarma contra incendios”, por lo que si algún día se produce un siniestro, los alumnos y profesores que se encuentran en el ala de Infantil “correrían el riesgo de no enterarse de nada”.

Una situación que preocupa, y mucho, mucho a la comunidad educativa, así como al consejo escolar y a la Asociación de Madres y Padres de La Higuerita, que ya pusieron estas carencias en conocimiento de la Delegación Territorial de Educación, cuyos responsables, según Mariana Martín, se comprometieron a solventarlas “con carácter urgente”. No obstante, prosigue, “el curso escolar avanza y aquí aún no se ha hecho nada desde que se inició hace ya casi dos meses”.

Según explica, las obras necesarias para poner fin a estos problemas “son prioritarias para nosotros” puesto que en el caso de la filtración de aguas fecales, se trata de un asunto de “seguridad e higiene” para los alumnos, ya que “el agua que rezuma del suelo, cuyo origen desconocemos, contiene pipí y caca”, por lo que “desprende un olor insoportable”, además de suponer un “foco de infección y de ratas que puede derivar en enfermedades”, por lo que “si esto no se soluciona urgentemente, tendremos que cerrar el colegio”.

Dada la situación, prosigue Mariana Martín, los alumnos del centro “no pueden jugar en las pistas, limitándose su espacio de esparcimiento ya que ocupan buena parte del patio del colegio”, así como “no pueden practicar deportes en ellas, limitando su formación en Educación Física”. Igualmente, la representante del consejo escolar de La Higuerita asegura que también se ha puesto la situación en conocimiento de los ayuntamientos tanto de Ayamonte, como de Isla Cristina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios