Nerva

­Comienza la exhumación de la fosa común del cementerio

  • La localidad minera alberga la mayor fosa documentada en zona rural de Andalucía

El alcalde de Nerva hace la primera pica para abrir la fosa. El alcalde de Nerva hace la primera pica para abrir la fosa.

El alcalde de Nerva hace la primera pica para abrir la fosa. / J. A. Hipólito (Nerva)

El mismo equipo de arqueólogos dirigidos por Andrés Fernández que se encargó de la apertura de las fosas comunes del cementerio de Nerva, entre finales de 2017 y principios de 2018, inició ayer la fase de exhumación individual y ordenada de los restos hallados en la primera fosa gracias al convenio de colaboración firmado el verano pasado entre las Administraciones provincial y regional.

Se trata de una de la intervenciones más esperadas por el movimiento memorialista en tierras andaluzas. Las fosas comunes del cementerio de Nerva, declaradas Lugar de Memoria Histórica en 2012, albergan, al menos, a 221 víctimas de la represión franquista perpetrada en la localidad minera por las tropas sublevadas durante los meses posteriores a la entrada en el pueblo el 26 de agosto de 1936.

El alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, ha calificado el hecho de día “histórico” para la localidad minera. “Es un momento histórico para nuestro pueblo porque después de sortear innumerables obstáculos, por fin, comienza la exhumación de los restos hallados en las fosas. Empieza el final de una de las etapas de la historia más negras de Nerva que supondrá el principio del fin del sufrimiento de tantas familias que aún no saben dónde están los restos de sus seres queridos. Ya no hay marcha atrás, se va a continuar con la justicia y reparación de la memoria de las víctimas que lucharon por la libertad y la democracia y terminaron en las fosas comunes de este municipio”, destaca.

En los mismos términos se ha expresado el máximo representante de la Coordinadora por la Memoria Histórica de la Cuenca Minera de Río Tinto, Juan Alfonso Barba, quien ha destacado que, “se trataba de un proyecto ansiado que, a pesar de todos los obstáculos técnicos y, últimamente políticos por parte de la Junta, afortunadamente podrá concluirse gracias a la perseverancia del Ayuntamiento de Nerva y la colaboración de la Diputación de Huelva”. Barba espera que muy pronto los familiares puedan reencontrarse con los suyos tras más de 80 años de ausencia.

Estudio antropológico

Por último, el director del equipo de arqueólogos, Andrés Fernández aclara que, “de forma paralela a la exhumación individual y ordenada de los restos para su estudio antropológico, vamos a intentar su identificación genética gracias a la colaboración de los familiares interesados”.

En Nerva se sitúa el enterramiento común más grande de los 120 contabilizados en Huelva, la segunda provincia con mayor número de fosas de Andalucía. Se trata de la mayor fosa común documentada en una zona rural de Andalucía. Se encuentra en el interior del cementerio municipal y ocupa prácticamente todo el muro de la fachada principal, de extremo a extremo, con más de 200 metros cuadrados, a excepción de la puerta de entrada que divide a la fosa.

 El equipo de arqueólogos que dirige Fernández se topó en la primera fase de los trabajos iniciada en otoño de 2017 con las primeras evidencias a 30 centímetros de profundidad. En la primera fosa aparecieron restos óseos de varios adultos, quebrados de forma violenta, y con señales de proyectiles en diferentes partes de lo que un día llegaron a ser sus cuerpos. La visión de las suelas de sus zapatos, indican claramente que fueron arrojados a las fosas boca a bajo y sepultados unos encima de otros. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios