Provincia

Las cooperativas onubenses se unen para exportar vino y aceite embotellados a todo el mundo

  • Prácticamente el 100% de los sectores olivarero y vitivinícola forman parte de la iniciativa: 970 agricultores del entorno de Doñana que cultivan unas 1.600 hectáreas de viñedo y 5.403 de toda la provincia con una superficie de 14.000 hectáreas de olivar

Labores de embotellado de aceite de olive virgen extra en una cooperativa oleícola onubense Labores de embotellado de aceite de olive virgen extra en una cooperativa oleícola onubense

Labores de embotellado de aceite de olive virgen extra en una cooperativa oleícola onubense / Jordi Landero (Huelva)

Con el objetivo de potenciar el viñedo tradicional en el entorno de Doñana, así como la actividad oleícola en la provincia onubense, y de aumentar la rentabilidad de sus dos productos derivados -vino y aceite- mediante su comercialización embotellada, en el año 2014 nació la cooperativa de segundo grado OnuCoop, SCA, una iniciativa que aglutina ya a prácticamente todas las cooperativas vitivinícolas y olivareras onubenses.

El ambicioso proyecto de comercialización de OnuCoop, SCA reúne actualmente a 970 agricultores onubenses que cultivan unas 1.600 hectáreas de viñedo; y a otros 5.403 con unas 14.000 de olivar. En total se han sumado a la iniciativa siete cooperativas viticultoras y quince olivareras, lo que supone "prácticamente el 100%" de ambos sectores en la provincia de Huelva, según indica a Huelva Información el gerente de OnuCoop, SCA, Luis Bermúdez, quien añade que hasta el momento "todos estos avances se han logrado sin ayudas por parte de las Administraciones".

Todo ello, añade, a pesar de que, al tratarse de cooperativas, los márgenes y beneficios conseguidos "van directamente al agricultor", de que "llegando hasta el final de la cadena de valor creamos riqueza y fijamos la población en los municipios", y de que se trata de actividades y usos agrícolas tradicionales, y por tanto medioambientalmente sostenibles.

En relación al vino, tras varios años de intenso trabajo la experiencia está dando ya sus primeros frutos con exportaciones a clientes ya consolidados en países como Ucrania -donde OnuCoop, SCA es ya el exportador mundial número 11-, Bielorrusia, Letonia o Lituania, entre otros. En este mismo sentido actualmente OnuCoop, SCA está a punto de iniciar la venta de caldos onubenses a otro grupo de países como Polonia, República Checa y Rusia. También se están iniciando contactos comerciales "con muy buenas perspectivas" para el establecimiento de futuras relaciones con compradores en Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Bolivia, China, Francia o Alemania.

Recolección de aceituna en una finca de la campiña onubense Recolección de aceituna en una finca de la campiña onubense

Recolección de aceituna en una finca de la campiña onubense / Jordi Landero (Huelva)

Según el gerente de OnuCoop, SCA, los agricultores del viñedo del entorno de Doñana cultivan prácticamente el 100% de la vid en la Reserva de la Biosfera usando métodos tradicionales que aportan a dicho Espacio Natural regulación climática, control de la erosión, o hábitats para distintas especies animales.

Como muestra de la preocupación por el medioambiente de OnuCoop, SCA, sus cooperativas y los agricultores que las integran, recientemente se ha puesto en marcha un proyecto de mejora en la fertilización del viñedo de Doñana que tiene como principal objetivo el desarrollo de un fertilizante que se adapte perfectamente a las necesidades de suelo, planta y clima, del cultivo del viñedo en la Reserva de la Biosfera de Doñana. Al margen de OnuCoop, SCA y de SeproCoop, SCA, forman parte del mismo las entidades y empresas Fundación Caja Rural del Sur, Fundación Tervalis, Fertinagro Biotech, D.O. Condado de Huelva, Delegación Territorial de Agricultura de la Junta en Huelva, Parque de Doñana y Universidad de Huelva.

Vinos que se comercializarán en el marco de la iniciativa. Vinos que se comercializarán en el marco de la iniciativa.

Vinos que se comercializarán en el marco de la iniciativa. / Josué Correa (Huelva)

En los últimos 35 años la superficie destinada a este cultivo tradicional se ha reducido en un 83%, pasando de 15.500 hectáreas a 2.615. Una merma que responde, fundamentalmente, a la falta de rentabilidad de las explotaciones. Una situación que ha contribuido a la proliferación de diversos problemas ecológicos, especialmente al aumento de la erosión de terrenos que afecta negativamente al Espacio Natural de Doñana al acelerar el proceso de colmatación de la marisma. 

Una situación que OnuCoop, SCA, como cooperativa de segundo grado, quiere contribuir a revertir fomentando el regreso de esta tradicional actividad a la comarca, para lo cual aglutina a prácticamente al 100% de las cooperativas de primer grado de toda la provincia dedicadas al sector vitivinícola: Cooperativa Agroalimentaria Virgen del Rocío (Almonte), Cooperativa Vinícola del Condado (Bollullos Par del Condado), Cooperativa Nuestra Señora de la Estrella (Chucena), Cooperativa Nuestra Señora de Guía (La Palma del Condado), Cooperativa Vitivinícola Manzanillera (Manzanilla), Cooperativa Nuestra Señora del Socorro (Rociana del Condado) y Cooperativa Santa Águeda (Villalba del Alcor).

Un operario de Vinícola del Condado carga un trailer de vino para su exportación Un operario de Vinícola del Condado carga un trailer de vino para su exportación

Un operario de Vinícola del Condado carga un trailer de vino para su exportación / Jordi Landero (Huelva)

En definitiva, un total de 970 agricultores que cultivan 1.600 hectáreas de viñedo, los cuales han unido sus fuerzas para trabajar conjuntamente por la potenciación del sector, para lo cual se han marcado como principales objetivos conseguir ayudas directas para el agricultor del viñedo de secano de Doñana; así como mejorar la rentabilidad de los viticultores mediante la comercialización conjunta de los vinos de las cooperativas tanto a granel, como especialmente embotellado, dirigiéndose fundamentalmente al mercado internacional.

Según Luis Bermúdez, las exportaciones realizadas durante los seis primeros meses de este año, más de 300.000 botellas, "llenaron de optimismo a nuestros agricultores", pero "lamentablemente, como consecuencia de la pandemia mundial del coronavirus, "éstas se han visto considerablemente reducidas, aunque esperamos en breve retomar nuestra actividad exportadora con más fuerza si cabe que antes", concluye.

Mismo modelo para el aceite

Dadas las buenas expectativas y excelentes resultados iniciales logrados con esta iniciativa en relación al sector del vino, y también teniendo en cuenta la situación actual del sector del aceite de oliva y su tendencia de cara al futuro, los promotores de OnuCoop, SCA, han impulsado recientemente la creación de SeproCoop SCA, con el objeto de replicar el modelo del vino en el del aceite de oliva onubense.

Para ello, según explica Luis Bermúdez, se ha impulsado la creación de un grupo de trabajo con un doble objetivo: en primer lugar la comercialización conjunta de aceite de oliva envasado por parte de todas las cooperativas aceiteras de la provincia de Huelva; y en segundo lugar la creación de una marca de calidad tipo Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida (IPG) para este producto, teniendo en cuenta que Huelva es la única provincia andaluza que actualmente carece de ella.

Manipulación de aceitunas en un molino de Beas Manipulación de aceitunas en un molino de Beas

Manipulación de aceitunas en un molino de Beas / Jordi Landero (Huelva)

Y es que, para el gerente de OnuCoop, SCA, es "absolutamente necesario poner en marcha acciones que mejoren la rentabilidad del cultivo del olivar en nuestra provincia con más y mejor comercialización, además de con otros elementos que ya están funcionado pero que habría que potenciar como la mejora en compras, sinergias en maximización de inversiones o implementación de mejoras tecnológicas, entre otros".

De esta forma, basado en el modelo y la experiencia de OnuCoop, SCA, su consejo rector ya ha aprobado un  estudio para la creación de una sección de Aceites en dicha cooperativa de segundo grado. Así, el anteriormente citado grupo de trabajo, presentó a las cooperativas olivareras de Huelva un proyecto para la comercialización conjunta de sus aceites, el cual fue aprobado por el 100% de las 15 cooperativas onubenses de este tipo: Cooperativa Virgen del Rocío de Almonte, Cooperativa San Bartolomé de Beas, Cooperativa San Isidro labrador de Bollullos Par del Condado, Cooperativa santa María Salomé de Bonares, Cooperativa Nuestra Señora del Reposo de Candón (Beas), Cooperativa San Isidro Labrador de Chucena, Cooperativa Nuestra Señora de la Oliva de Gibraleón, Cooperativa del Campo Virgen de Fátima de La Peñuela (Niebla), Cooperativa Virgen del Valle de Manzanilla, Cooperativa San Bartolomé de Paterna del Campo, Cooperativa Bartolina de San Bartolomé de la Torre, Cooperativa san Antonio Abad de Trigueros, Cooperativa Oleoblanca de Villablanca, Cooperativa Agrícola Olivarera de Villarrasa y Cooperativa Nuestra Señora del Puerto de Zufre.

En total, 5.403 agricultores onubenses que cultivan unas 14.000 hectáreas de olivar y que producen al año unos ocho millones de kilos de aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad utilizando para ello métodos de cultivo tradicional, pero incorporando las últimas tecnologías en el proceso de elaboración.

Según Bermúdez, a pesar de la importancia de ambos proyectos, la única ayuda económica que han recibido hasta ahora, con la que al menos se cubren los gastos de gestión, ha provenido de la Fundación de la Caja Rural del Sur, cuyo presidente, José Luis García-Palacios, "como firme defensor del cooperativismo andaluz, está apostando por la permanencia de la actividad agroindustrial de las cooperativas en las poblaciones onubenses como medida de creación de riqueza y de fijación de población en el entorno rural".

Descarga de aceitunas en Beas Descarga de aceitunas en Beas

Descarga de aceitunas en Beas / Jordi Landero (Huelva)

El dinero para el resto de gastos necesarios para la puesta en marcha de proyectos "de esta envergadura", entre los que destacan el diseño y registro de marcas, envíos comerciales, viajes o comisiones, entre otros, está siendo aportado por las propias cooperativas tanto de forma directa como indirecta, pero según el gerente de OnuCoop, SCA, es "insuficiente".

En este sentido, prosigue, tras varias reuniones con la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Huelva, se ha constituido un grupo de trabajo cuyos objetivos pasan por conseguir tanto las ayudas económicas suficientes para el avance de manera rápida y efectiva de ambos proyectos comerciales -vino y aceite-, como por trabajar para lograr ayudas directas al agricultor del viñedo de Doñana, y finalmente por la creación de una marca de calidad para los aceites de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios