Provincia

Los cerqueros de Huelva concentrarán la pesca de sardina en julio y agosto

  • La cuota de captura se ha visto reducida a 116.395 después de que el Ministerio constatara que se sobrepasaron las cuotas

Pescadores de la localidad de Punta Umbría con su captura de sardinas. Pescadores de la localidad de Punta Umbría con su captura de sardinas.

Pescadores de la localidad de Punta Umbría con su captura de sardinas. / Jordi Landero (Punta Umbría)

La mayor parte de los 83 buques de cerco dedicados a la captura de la sardina en el caladero del Golfo de Cádiz, incluidos aquellos que tienen su base en puertos de la provincia de Huelva, van a concentrar su actividad en julio y agosto esperando que durante estos meses el producto tenga mayor valor comercial. Fuentes del sector reconocieron que ya conocen el reparto individual por barco de los 1.240.284 kilos que les corresponde capturar esta temporada, cantidad que consideran a “insuficiente”, de ahí la necesidad de optimizarla para sacar mayor rentabilidad.

Esa cuota inicial se ha visto reducida en un total de 116.395 toneladas después de que, una vez revisados los consumos de la campaña de 2019, desde la Secretaria General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se haya constatado que sobrepasaron las cuotas que les fueron asignadas. Esas cantidades de sobrepesca se han deducido de las cuotas de esta campaña.

El caladero del Golfo de Cádiz para la captura de la sardina está abierto desde el pasado 1 de mayo, si bien el sector decidió no capturar en un primer momento porque no se conocía el total de cuota asignado y, posteriormente, cuando ya lo supieron, por esperar al reparto individual.

Ahora la búsqueda de ese mayor valor comercial vuelve a retrasarla a julio, por lo que la sardina de aguas ibéricas que a día de hoy pueden encontrarse en pescaderías y supermercados proceden bien del Cantábrico o de Portugal, donde ya se está capturando o de la pesca accidental de los barcos del Golfo de Cádiz que se dedican al boquerón.

Además, el principal mercado de estas capturas lo constituyen las ventas a restaurantes y chiringuitos de la provincia y buena parte de ellos todavía no está plenamente operativo como consecuencia de la aplicación de las restricciones de aforo motivadas por el estado de alarma. Así, los pescadores estiman que ya en el mes de julio éstos se encontrarán a una mayor capacidad con lo que su volumen de ventas aumentaría de una manera más que notable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios