Provincia

El campo onubense busca alternativas a la mano de obra marroquí en Ucrania, Honduras, Ecuador, Bulgaria o Rumanía

  • La incertidumbre por la pandemia es máxima entre las patronales agrarias de Huelva, algunas de las cuales también están estudiando la posibilidad de impulsar la contratación de temporeros nacionales

La fase de plantación se está realizando mayoritariamente con mano de obra local La fase de plantación se está realizando mayoritariamente con mano de obra local

La fase de plantación se está realizando mayoritariamente con mano de obra local / Jordi Landero (Huelva)

Con los ecos aún recientes del problema que generó hace unos meses el cierre de la frontera con Marruecos para el regreso de las 7.200 temporeras procedentes del reino alauita a sus casas; y a las puertas de una nueva campaña agrícola, las principales patronales agrarias onubenses aseguran tener hechos los deberes tras haber presentado la documentación necesaria para la contratación en origen del contingente de trabajadores para la recolección de la fruta en el campo.

En el caso de Marruecos, a priori se trataría de algo más de 19.000 temporeras, cifra que por diferentes cuestiones quedaría reducida en la práctica a unas 16.400, aunque a estas alturas nadie apuesta porque esto finalmente pueda ser posible dadas las actuales circunstancias sanitarias originadas por la pandemia del coronavirus a nivel mundial.

La incertidumbre es por tanto total en estos momentos, sobre todo teniendo en cuenta que por la experiencia acumulada de pasadas campañas, se sabe que el campo onubense requiere anualmente entre 90.000 y 100.000 trabajadores para las labores de recolección, y que este elevado número de personas es prácticamente imposible de obtener en el ámbito nacional.

En medio de este contexto, el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores -UPA- en Huelva, Manuel Piedra, ha indicado a Huelva Información que su organización "está gestionando la contratación en origen porque la documentación hay que presentarla sí o sí en la Subdelegación del Gobierno para las fases uno y dos -trabajadoras repetidoras con más de una campaña-, así como para la tres -las comprometidas nuevas del año pasado que finalmente no pudieron venir por la situación sobrevenida de la pandemia-".

El campo onubense necesitará entre 90.000 y 100.000 temporeros El campo onubense necesitará entre 90.000 y 100.000 temporeros

El campo onubense necesitará entre 90.000 y 100.000 temporeros / Jordi Landero (Huelva)

Según añade, "el año pasado tendrían que haber venido contratadas en origen entre las tres fases, y en el marco del contingente de Marruecos, algo más de 19.000 personas, aunque finalmente solo pudieron venir las 7.200 adscritas a las fases uno y dos".

Pero "nadie puede garantizar a día de hoy" que el Gobierno de Marruecos vaya a abrir la frontera, y por tanto que vaya a venir este contingente de trabajadoras temporeras, que en caso de hacerlo llegaría a Huelva escalonadamente según las fases: las de la uno entre diciembre y enero, las de la dos a principios de febrero y las de la tres a principios de marzo.

Otro elemento que lleva al sector a determinar que la llegada de este contingente es muy complicada para la presente campaña es que "selección ni ha habido por el momento, ni va a haber este año, porque es materialmente imposible por la pandemia y, en todo caso, tendríamos que estar haciéndola ya", subraya Manuel Piedra.

Así las cosas, las patronales agrarias onubenses llevan semanas trabajando en la búsqueda de países alternativos de los que obtener la mano de obra necesaria para la campaña de recolección de este año, siendo las opciones que están actualmente sobre la mesa muy variadas, aunque igual de complicadas.

En el caso de UPA, su secretario general en Huelva ha indicado a esta redacción que su organización ya presentó el pasado mes de julio a la Secretaría de Estado de Inmigración un proyecto piloto para poder traer mano de obra contratada en origen de Honduras y Ecuador, dos países con los que España mantiene actualmente acuerdos bilaterales en la materia.

No obstante, añade, la actual pandemia mundial hace que la materialización de dicha iniciativa sea de cara a la campaña de este año "muy complicada, por no decir casi imposible, pese a que lo estamos intentando por todos los medios".

Plantación de fresas en una finca onubense en el marco de la presente campaña agrícola Plantación de fresas en una finca onubense en el marco de la presente campaña agrícola

Plantación de fresas en una finca onubense en el marco de la presente campaña agrícola / Jordi Landero (Huelva)

En relación a países del Este de Europa como entre otros es el caso de Bielorrusia, el responsable de UPA indica que "no existen estos acuerdos bilaterales, por lo que también resulta casi imposible la contratación en origen por la demora que supone la negociación y los trámites necesarios para ello".   

Finalmente señala que, en relación a otros países europeos como es el caso de Rumanía o Bulgaria, con los que "a priori no debería haber problema" porque pertenecen a la Unión Europea y por tanto sus habitantes no tienen limitada la movilidad laboral, la complicación viene dada también por la pandemia, que "igualmente añade incertidumbre, sobre todo por las posibles restricciones a la movilidad que puedan adoptarse en función de su evolución".

Otra alternativa, aunque también complicada, es recurrir a la mano de obra local ya que, independientemente de todo lo anterior y de lo que pueda suceder en las próximas semanas, en noviembre se va a realizar, como todos los años, una petición de este tipo de mano de obra a través del Servicio Andaluz de Empleo -SAE-. Pero la experiencia de años anteriores en este sentido tampoco invita al sector a confiar demasiado en esta posibilidad.

En resumen, concluye Piedra, se están haciendo todos los trámites para la contratación en origen, al tiempo que se está buscando mano de obra tanto en países alternativos como en el ámbito local. Pero al final, "todo va a depender de la evolución de la pandemia mundial, de la que depende el movimiento de temporeros tanto a nivel internacional como dentro de España".

Precisamente el incremento de la contratación de trabajadores nacionales es una de las principales alternativas en las que trabaja la delegación en Huelva de la Asociación de Jóvenes Agricultores -Asaja-. Así lo han indicado a este rotativo fuentes de dicha organización empresarial, que han añadido que otra de las posibilidades pasa por "incrementar e impulsar" la contratación de temporeros en destinos habituales entre sus asociados como Rumanía y Bulgaria, "aunque el miedo a un cierre de fronteras está haciendo que estos trabajadores también se retraigan por el temor a no poder regresar a sus hogares".

Finalmente las fuentes de Asaja consultadas afirman que también se baraja la "propuesta de comenzar a probar programas de contratación en países de Sudamérica como Honduras, entre otros", aunque "por el momento no hay nada cerrado".

Por todo lo anterior, desde Asaja afirman que siguen esperando la respuesta de las autoridades marroquíes y españolas respecto a la contratación en origen en Marruecos, para lo que dicha patronal asegura tener "toda la documentación presentada".

Plantación de fresas en una finca de Gibraleón, esta misma semana Plantación de fresas en una finca de Gibraleón, esta misma semana

Plantación de fresas en una finca de Gibraleón, esta misma semana / Jordi Landero (Huelva)

Por su parte el gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, también ha reconocido la "incertidumbre en relación a la mano de obra con la que se está dando comienzo a la campaña de plantación, cuyas labores, como sucede habitualmente, se cubre con mano de obra local", que según prosigue "será la que vaya cubriendo las necesidades de los agricultores para la recolección a medida de que las autoridades nos vayan indicando también las posibilidades de movilidad interna y externa -Unión Europea y terceros países-, en función de cómo vaya evolucionando la pandemia".

Finalmente la Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva -ACPH- ha reconocido esta semana a Huelva Información la "incertidumbre" con la que ha arrancado la campaña de cítricos de este año en la provincia en relación a la mano de obra. Los citricultores onubenses necesitarán, como en años anteriores, aproximadamente unos 25.000 trabajadores.

En un acto celebrado el pasado jueves en su sede de Cartaya, el presidente de ACPH, Lorenzo Reyes, destacó en este sentido que actualmente "sabemos que no podremos hacer selección en Marruecos", por lo que adelantó que "hemos solicitado autorización para hacerlo en Ucrania, aunque seguimos sin respuesta".

Reyes puso en valor la "dilatada experiencia" de los citricultores onubenses en materia de contratación en origen en países como Polonia, Rumanía, Bulgaria, Ucrania, Senegal y Marruecos, destacando que de los países europeos anteriormente nombrados, todos los años "recibimos un número importante de trabajadores fidelizados y algunas nuevas incorporaciones", aunque "cada año su número disminuye debido al desarrollo de sus propios países y a la competencia de otros más cercanos", para concluir que este año "todo será más difícil debido a la situación de la Covid-19 en nuestro país".

El presidente de la ACPH también indicó al respecto que la asociación forma parte y participa en la Comisión de Seguimiento de los Flujos Migratorios, que es finalmente donde se determina el número de trabajadores extranjeros contratados en origen para las campañas agrícolas de Huelva.

Por su parte el gerente de dicha asociación, Juan Manuel Bernal, precisó que por el momento, y coincidiendo con el inicio de la campaña, no es del todo imprescindible la mano de obra extranjera contratada en origen, a lo que añadió que la situación se complica a medida que la campaña avance, especialmente cuando entre los meses de enero a abril llegan los picos de recolección de cítricos, que además coincide con los de la campaña de frutos rojos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios