Provincia

La producción de piñas baja cerca de un 30% durante esta campaña

  • Empresarios del sector coinciden en la tendencia a la baja en cuanto al volumen del fruto en los pinares de la provincia

  • El kilo en bruto se paga actualmente a 0,85 euros

Un tractor amontona las piñas tras su recolección. Un tractor amontona las piñas tras su recolección.

Un tractor amontona las piñas tras su recolección. / Jordi Landero

Como un mismo vaso medio lleno, o medio vacío. Así podría evaluarse la actual campaña de recolección de la piña en los pinares onubenses según los distintos empresarios del sector consultados por Huelva Información. Y es que, al tomar como referencia la del año pasado, que tuvo un carácter “tremendamente excepcional”, mientras unos califican la actual como “buena”, para otros solo ha sido “regular” o “más bien mala”.

Lo que sí coinciden todos en destacar es que la producción de piña en bruto ha bajado este año entre un 25 y un 30% con respecto a la pasada campaña, y que por tanto prosigue de esta forma la tendencia descendente en cuanto al volumen de producción de dicho fruto en los pinares onubenses que se inició hace aproximadamente dos décadas, con la única excepción de la pasada campaña.

En este sentido la campaña de recolección de piña en la provincia, que arrancó oficialmente el pasado 1 de noviembre, y cuya fecha de finalización está legalmente establecida para el próximo 30 de marzo, podría darse ya prácticamente por “casi finiquitada”, según señalan algunos de los empresarios piñeros consultados por esta redacción. Así, el lepero Ángel Blanco, detalla que su empresa va a dar por concluida la campaña un mes antes de su cierre oficial y definitivo.

La última campaña fue una excepción durante dos décadas en la producción del fruto

Precisamente Blanco es de los que evalúan la actual campaña desde el punto de vista del vaso medio lleno y la califican como “relativamente buena”. Para ello tiene en cuenta que ha estado dentro de la “normalidad”, dentro del ciclo de “escasez que venimos padeciendo desde hace años”. Según prosigue la campaña ha estado “al 70% de la producción”, con una calidad del fruto “aceptable” y unos precios “muy buenos”. En este sentido subraya que “estos días la piña en bruto se está pagando a unos 0,85 euros el kilo, frente 0,60 el año pasado por estas mismas fechas.

El empresario lepero ha recolectado este año unos 2,5 millones de kilos de piña en unas 10.000 hectáreas de pinar -5.000 en la provincia de Huelva y el resto repartidas entre las de Badajoz y Sevilla- lo que se traducirá finalmente en unos 60.000 kilos de piñón blanco. Cifras que, según concluye, están un 30% por debajo de las del año pasado.

Por su parte Rocío Perea, propietaria de Piñas Pinares de Doñana con sede en Bollullos par del Condado, es de las que este año ven el vaso medio vacío. “Ha habido muy poca piña”, subraya, aunque según prosigue “es verdad que las expectativas para la presente campaña eran altas después del formidable repunte del año pasado”.

Organización del fruto por parte de los trabajadores. Organización del fruto por parte de los trabajadores.

Organización del fruto por parte de los trabajadores. / Jordi Landero

Al final no ha sido así, incide, y buena parte de la piña “se ha secado en el árbol, se ha caído antes de madurar, y la cosecha ha sido mala”. “Este año hemos vuelto a la tendencia descendente de los últimos 15 o 20 años tanto en producción de piña, como en volumen de piñón en ésta”, lo cual según Perea “no es achacable a un solo motivo, sino a todo un cúmulo de circunstancias, la mayoría relacionadas con alteraciones meteorológicas” como retrasos en la llegada de las lluvias y el calor y otros cambios climatológicos.

Para la empresaria otros motivos de la bajada de producción de los últimos años podrían estar en la procesionaria y, en determinados años, en el fenómeno de la vecería o fenómeno natural que afecta a algunas especies vegetales, entre ellas el pino piñonero, por el que un año produce frutos o flores abundantes y al año siguiente no, o lo que es lo mismo, se produce alternancia entre cosechas abundantes y otras que no lo son tanto.

Para Piñas Pinares de Doñana, que este año ha explotado entre otros pinares los denominados Montes Propios del Ayuntamiento de Almonte y fincas privadas ubicadas en los términos de Cartaya, San Bartolomé de la Torre o Villanueva de los Castillejos, la bajada de la producción de piña cosechada entre el año pasado y este ha sido de entre un 25 y un 30%.

Por todo ello, y porque el sector de la piña “genera mucha riqueza y empleo por contar Huelva con la masa de pino piñonero más grande y de mejor calidad del mundo”, Perea considera “muy necesario que las distintas administraciones con competencia en la materia realicen más estudios sobre el fenómeno de la bajada de producción de piña de las últimas décadas”. Es un sector con un “enorme potencial”, incide, del que estas administraciones “parecen no tener conciencia”. “Solo nuestra empresa genera más de un millar de empleos directos en plena campaña”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios