Provincia

El anciano asesinado en El Campillo fue torturado durante cuatro horas

  • Los cinco autores buscaban 14.000 euros que no encontraron

  • El botín se redujo a 20 euros, seis paquetes de tabaco y una televisión

La subdelegada del Gobierno y el coronel jefe de la Guardia Civil ayer en la Comandancia de Huelva. La subdelegada del Gobierno y el coronel jefe de la Guardia Civil ayer en la Comandancia de Huelva.

La subdelegada del Gobierno y el coronel jefe de la Guardia Civil ayer en la Comandancia de Huelva. / josué correa

Iban buscando 14.000 euros que jamás estuvieron en poder de José Rachón. Con la intención de conocer su paradero, torturaron al anciano de 78 años de edad durante cuatro horas en la vivienda de la Finca Calero donde ejercía labores de vigilancia. Salieron de la misma poco después del amanecer con una motosierra, un televisor, dos cartillas de ahorro, seis paquetes de tabaco y 20 euros, además del cadáver que dejaron hasta que uno de sus hijos lo encontró. Son parte de los detalles de una investigación que tardó cinco meses en dar sus frutos con la detención de cinco jóvenes, uno de ellos menor de edad y que fueron dados a conocer ayer por el coronel jefe de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero.

Los hechos se desataron con toda su crudeza el mismo 1 de septiembre del año pasado. Previamente los cinco, conocidos en la comarca porque tienen una amplia carrera delictiva de varios robos y agresiones a sus espaldas, tuvieron conocimiento de que el anciano que se encontraba en un paraje aislado y sin posibilidad de recibir ayuda inmediata, tenía en su poder 14.000 euros que iba a destinar a comprar material agrícola y para la alimentación del ganado. Ese fue el día elegido para llegar hasta la vivienda y encontrar el dinero.

La resolución de los hechos ha sido posible por el trabajo en equipo de muchos agentes"

De camino entre el municipio de Minas de Riotinto y El Campillo tuvieron una avería en el vehículo que los llevaba. Así, emprendieron la marcha a pie y, tal y como adelantó en su momento Huelva Información, se detuvieron en la piscina municipal donde se apoderaron de algunas bebidas y pizzas que consumieron en el mismo lugar. El resto de objetos lo guardaron en bolsas de basura que abandonaron escondidas en la zona.

Eran poco más de las tres de la madrugada cuando llegaron a Finca Calero. Mientras los otros aguardaban escondidos, uno de ellos llamó a la puerta. José se armó con una fregona, alarmado por las horas en las que llamaban a la puerta. No le dio tiempo a utilizarla ya que un fuerte golpe lo derribó y de inmediato se abalanzaron sobre él. El encontrarse de espaldas en el suelo, la superioridad de sus atacantes y el aislamiento de la finca, jugaron en su contra.

En ese momento comenzó un calvario que se prolongó durante cuatro horas, tiempo en el que sus cinco agresores lo torturaron para que les revelara el lugar donde se encontraba un dinero que jamás estuvo en su casa, que fue registrada hasta sus últimos rincones. Cuatro horas después, los autores cogieron lo poco de valor que hallaron en la vivienda y dejaron el cadáver del anciano en la misma. El carrillo de obra donde portaban los objetos robados fue abandonado en el camino de vuelta, ya que conforme se acercaban al municipio de Riotinto se encontraron con varios vecinos que paseaban por la vía verde y con algún vehículo, por lo que temieron que alguien les reconociera.

Tan pronto como uno de los hijos de la víctima encontró el cadáver de su padre y los guardias civiles llegaron al lugar, comenzó una investigación que se ha prolongado durante cinco meses. En ese periodo de tiempo, según reconoció el coronel Romero, "se han analizado más de 200 muestras recogidas en el lugar del crimen y analizadas por los especialistas de la Guardia Civil, entre ellas dos de ADN, una de las cuales corresponde a uno de los detenidos.

Las detenciones se produjeron después de varios registros domiciliarios en las viviendas de los cinco implicados en El Alto de la Mena y La Naya en Minas de Riotinto y otro en El Campillo y bajo la tutela del Juzgado de Instrucción de Valverde del Camino y de la Fiscalía de Menores. Fruto de las mismas se ha logrado esclarecer tres delitos más con las pruebas encontradas en el lugar. Sobre el implicado que se encontraba en la prisión de Huelva, el responsable de la investigación aseguró que "cumplía condena por otra causa que no tiene nada que ver con los hechos por los que fue excarcelado e interrogado por los agentes de la Policía Judicial".

La Guardia Civil da por esclarecido el caso, aún a la espera de conocer el resultado del análisis de una de las muestras de ADN encontradas en el lugar de los hechos y da por desarticulada la organización delictiva, cuyos integrantes ejercían de manera "intensiva, que causaba una gran alarma social en las comarcas de la Cuenca Minera, Andévalo y Serrana".

Tan pronto como los detenidos fueron puestos a disposición judicial y después de analizar las pruebas encontradas, así como las declaraciones que realizaron los presuntos autores del crimen, se decretó el ingreso en prisión de cuatro de ellos y del menor en un centro de reforma en régimen cerrado. A pesar de que la Guardia Civil considera a los cinco autores de un delito de homicidio, la investigación todavía no se ha cerrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios