Sucesos Un fuego calcina varios coches en mitad de un camino en Lepe

Provincia

Un dron con megafonía alerta a los que cogen coquinas de forma ilegal en las playas de Punta Umbría

Imágenes tomadas por el dron. / Ayuntamiento de Punta Umbría

El Ayuntamiento de Punta Umbría, a través de la alcaldesa, Aurora Águedo Borrero, realizó un balance “muy positivo” de la campaña contra la captura de coquinas por parte de bañistas, con la actuación de un dron con megafonía en el mes de agosto.

El dron actuó coincidiendo con la bajamar en toda la playa urbana de Punta Umbría y en El Portil, acercándose a los posibles infractores con mensajes en su altavoz que incidieron en que es una actuación ilegal que conlleva sanciones económicas y con la que se juega con la salud.

La concejala delegada de Pesca, María Sacramento, explicó que la intención fue “ampliar la campaña que ya tenía en marcha la Junta de Andalucía y a la que el Ayuntamiento ya se había sumado con mensajes en Onda Punta Radio y en las redes sociales”. Así, añadiendo el uso de un dron con megafonía “hemos defendido en la medida de lo posible el empleo de los mariscadores y de las familias que viven de esta actividad profesional, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente”.

Gracias a esta campaña, el dron logró “que mucha gente sea consciente de que recoger coquinas en la bajamar es una actividad ilegal”. En este sentido, la edil de Pesca felicitó “el buen hacer y la profesionalidad de Jonidrone, sin el que esta acción no hubiera sido posible”.

De igual modo, Sacramento valoró de forma muy satisfactoria la repercusión que esta campaña ha tenido “en la práctica totalidad de los medios de comunicación nacionales, multiplicando su difusión y dejando patente que Punta Umbría defiende a sus mariscadores y a su medio ambiente”. Esta propuesta fue aprobada en Pleno por unanimidad el pasado 27 de julio.

De manera previa, antes de la temporada estival las concejalas delegadas de Medio Ambiente y de Pesca, Tamara Cazorla y María Sacramento, respectivamente, recordaron que “el marisqueo es una actividad profesional y recoger coquinas por diversión para consumo propio es muy perjudicial para el sector y para nuestro entorno, puesto que muchos de los ejemplares capturados son de pequeño tamaño”.

Además, añadieron que esta advertencia va unida al cuidado de la salud “puesto que muchos desconocen las causas sanitarias que impiden la captura de bivalvos en ciertas épocas por intoxicación de toxinas”. El objetivo del Consistorio puntaumbrieño era fomentar la concienciación para evitar que los miles de visitantes que se acercan al municipio en estas fechas esquilmen con su acción las zonas de cría y engorde del molusco. 

El uso de drones contra el marisqueo fue aprobado en un pleno municipal de la localidad de Punta Umbría a finales del mes de julio, “para defender en la medida de lo posible el empleo de los mariscadores y de las familias que viven de esta actividad profesional, y para proteger el medio ambiente, intentando que la gente sea consciente de que recoger coquinas en la bajamar es una actividad ilegal”. "Hemos recogido el guante que nos lanzó Capitanía Marítima, con la que nos reunimos antes de que comenzara la temporada estival para intentar solucionar este problema, que también requiere de la implicación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", señaló por entonces el concejal de Seguridad.

Por otro lado, los Servicios de Inspección Pesquera de la Junta de Andalucía, en colaboración con los Servicios Marítimo y de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, la Policía Autonómica y agentes de la Policía Local de los núcleos costeros de la provincia, abrió hasta el 24 de agosto un total de 92 expedientes de sanción por marisqueo ilegal en la provincia Huelva. De este modo, los expedientados podrán ser sancionados con multas de cuantía económica que oscilan entre los 300 y los 3.000 euros

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios