villablanca

La Virgen de la Blanca regresa a su ermita tras casi un mes en la parroquia de San Sebastián

  • Los danzaores realizan la tradicional danza de los palos durante el recorrido de la imagen

La Virgen de la Blanca. La Virgen de la Blanca.

La Virgen de la Blanca. / jordi landero

Después de casi un mes en la parroquia de San Sebastián, a la que fue trasladada en procesión el pasado 8 de septiembre, la Virgen de la Blanca de la localidad surandevaleña de Villablanca, regresó el día 29 acompañada por numerosos fieles a su ermita, situada en el recinto romero del municipio, aproximadamente a un kilómetro del casco urbano villablanquero.

Ambos traslados, el del pasado 8 de septiembre, y el del sábado, han estado enmarcados en los actos con los que la localidad celebra este año el 400 aniversario de la construcción, inauguración y consagración del templo parroquial de San Sebastián.

La procesión se inició tras la misa oficiada en dicho templo a las seis de la tarde, para llegar la comitiva a la ermita sobre las diez y media de la noche, poniendo fin a un evento que solo volverá a repetirse en la localidad surandevaleña cuando concurra algún motivo extraordinario como el de este año.

A la salida de la parroquia, la Patrona de Villablanca recibió una colorida petalada, ofrecida por sus fieles, y el coro de Nuestra Señora de la Blanca, junto con el pregonero de este año, Fernando Mendoza Real, interpretaron cuatro sevillanas compuestas expresamente para la ocasión.

Los danzaores de la Virgen dieron aún más colorido al traslado, si cabe, ya que no pararon de interpretar ante la Virgen la tradicional danza de los palos durante todo el recorrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios