Provincia

La UE otorga a la conserva artesanal la Indicación Geográfica Protegida

  • El sector cuenta con fábricas en Isla Cristina y Ayamonte

Comentarios 1

El sector de la conserva artesanal de Huelva ha obtenido la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de la Unión Europea (UE), lo que supone el más alto reconocimiento de la calidad en los procesos de elaboración artesanal de estas conservas, según explicó en una nota el Consejo Regulador de las Denominaciones Específicas Melva y Caballa de Andalucía.

El Consejo indicó que este reconocimiento europeo avala la calidad del proceso de elaboración artesanal de estas conservas onubenses, tratándose del primer producto del sector pesquero andaluz que alcanza este reconocimiento de calidad comunitario.

Las IGP Melva de Andalucía y Caballa de Andalucía tienen como objetivo principal garantizar el mantenimiento de los procesos artesanales de elaboración de las conservas de estos pescados en Andalucía, evitando que el producto final pierda sus características naturales, tal y como aseguró el presidente del Consejo Regulador, José Manuel Fernández.

Fernández puntualizó que las empresas que forman parte de dichas denominaciones "dejan a un lado el pelado químico, extendido actualmente entre las empresas conserveras, para realizar este proceso de forma manual".

Así, aseguró que estos dos productos vienen a completar la lista de alimentos y bebidas amparados por una denominación de calidad diferenciada y que hacen que Andalucía sea la región española con un mayor número de alimentos y bebidas con Denominación de Origen Protegida (DOP) o la IGP.

La zona de elaboración de las conservas protegidas por estas dos denominaciones de calidad se extiende a lo largo de la costa andaluza, si bien las seis empresas inscritas en el registro del Consejo Regulador se encuentran ubicadas en las localidades onubenses de Ayamonte e Isla Cristina y en las gaditanas de Tarifa, Barbate y Chiclana. Según explicó Fernández, la producción de melva en conserva de las empresas andaluzas amparadas por el consejo ha supuesto la manipulación de un total de 35.000 toneladas de pescado fresco en los últimos cuatro años. El valor de las ventas de estas conservas en los últimos cuatro años ha superado los 100 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios