Justicia

Rubén García vuelve a Perú para el juicio sobre la restitución de su hija a España el día 21

  • Se trata de la tercera vez que se va a celebrar la vista, anulada en dos ocasiones. Además, el día 27 se celebra otro juicio sobre el levantamiento de medidas de protección a la madre de la niña

  • El juzgado peruano ha vuelto a aprobar las medidas cautelares para que el padre visite a la pequeña mientras esté en Lima, que se harán en el punto de encuentro del Juzgado

El padre de la niña durante su llegada a Perú. El padre de la niña durante su llegada a Perú.

El padre de la niña durante su llegada a Perú. / M.G. (Perú)

Esperanza y fe renovadas las del vecino de San Juan del Puerto Rubén García y su familia para acudir, por tercera vez, a la vista del juicio internacional de restitución de menores que se celebra el próximo martes 21 de enero en Lima, en Perú. En ella, se dirimirá sobre si la hija de Rubén, de tres años de edad, es devuelta a España, país en el que tenía fijada su residencia, después de que en febrero de 2019 su madre se la llevara al país andino sin el consentimiento del padre.

A la vista acudirá el cónsul de España en Lima, Víctor Murcia, que ya ha confirmado a Rubén su asistencia para apoyar la causa, en la que el español presenta pruebas con el apostillamiento de La Haya, en virtud del convenio internacional de sustracción de menores vigente entre España y Perú, tal y como afirmó a este periódico el hermano de Rubén, José Ángel García.

Asimismo, el juzgado de Lima encargado del caso ha vuelto a aprobar las medidas cautelares sobre el régimen de visitas del padre a la menor, mientras éste se encuentra en la capital peruana, sin que desde que volvieron de Lima el pasado octubre Rubén haya vuelto a saber nada de la pequeña. En esta ocasión las visitas se han concedido en el punto de encuentro del juzgado, a diferencia de la vez anterior que se hicieron yendo a buscar a la menor al domicilio fijado por la madre.

Al margen de este procedimiento, el vecino de San Juan, que está acompañado por su hermano José Ángel durante su estancia en Lima, acudirá el 27 de enero a otro juicio para decidir sobre el levantamiento de medidas de protección a la madre debido a que ésta denunció a Rubén por violencia. La denuncia fue archivada por la fiscalía por entender que no había delito por parte del español, y el día 27 el juez debe decidir si se levanta la medida cautelar de protección a su expareja, al contar además con el requisito del archivo por parte de la fiscalía. De forma semejante ocurre con otra denuncia interpuesta por la madre de la niña, que según le consta al abogado peruano que representa al español, Luis Raúl Serrano, también se ha archivado por otra fiscalía, pero todavía no ha sido notificado, según manifestó a este diario.

Así las cosas, Rubén y su hermano llegaron a Lima ayer, donde, con la adopción de medidas de seguridad, permanecerán un tiempo mientras se desarrollan los acontecimientos judiciales, en los que tienen puesta de nuevo “mucha esperanza” en conseguir que la situación se solucione. Por el momento, el vecino de San Juan sigue con problemas psicológicos derivados de las circunstancias en las que está inmerso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios