Provincia

Policía Local y un ertzainza fuera de servicio disuelven un botellón de unas 200 personas en Punta del Moral

  • La concentración de jóvenes, la mayoría sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad, tuvo lugar en la zona de dunas de la playa de Punta del Moral, junto al paseo marítimo

Algunos de los restos que dejó tras de sí el botellón Algunos de los restos que dejó tras de sí el botellón

Algunos de los restos que dejó tras de sí el botellón / M.G. (Ayamonte)

Agentes de la Policía Local de Ayamonte, con el apoyo de un ertzainza fuera de servicio que pasa sus vacaciones en dicha localidad, disolvieron en la noche del pasado sábado un botellón en el que se habían congregado unos 200 jóvenes en la playa de Punta del Moral.

Fuentes policiales han señalado que los hechos tuvieron lugar durante el servicio de noche del pasado sábado, cuando se recibió aviso telefónico en la Jefatura de la Policía Local ayamontina sobre una “gran concentración” de jóvenes en la zona de dunas de la playa de Punta del Moral, en las inmediaciones del paseo marítimo.

Personados allí los agentes, el alertante, que se identificó “como compañero de Ertzaintza del País Vasco”, decidió acompañarlos “a fin de prestar colaboración, si fuese necesario, en la intervención”.

Tras acceder por una de las pasarelas, los agentes “se quedaron sorprendidos al ver en la arena un botellón en el cual se congregaban del orden de unos 200 jóvenes, observando cómo estos carecían en su mayoría de la mascarilla obligatoria, no respetando las distancias mínimas de seguridad.

“Valorada la situación, y ante el riesgo de recibir el impacto de algún objeto -vasos, botellas…- como ha ocurrido en numerosas ocasiones, y por la gravedad que tendría para la ciudadanía un posible brote de Covid-19 entre dicha multitud, que hubiese resultado muy comprometido para Ayamonte, los agentes decidieron arriesgar su integridad física y dirigirse hacia los jóvenes para iniciar las identificaciones correspondientes a fin de levantar actas de denuncia por los hechos”, señalan las mismas fuentes.

La actitud de los agentes que intervinieron junto con el Ertzaintza fuera de servicio, “el botellón comenzó a disolverse entre la arena de la playa a la carrera, dejando allí un reguero de botellas y bolsas”.

De los identificados se ha procedido a levantar la correspondiente acta de denuncia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios