Provincia

La Policía Local de Aracena identifica a 20 de los menores que hicieron botellón en el campo

  • El alcalde de la localidad serrana manifiesta que el comportamiento de estos adolescentes es "repudiable" y "no justificable"

Botellón intervenido en Aracena el pasado fin de semana. Botellón intervenido en Aracena el pasado fin de semana.

Botellón intervenido en Aracena el pasado fin de semana. / M.G. (Aracena)

La Policía Local de Aracena ha identificado a una veintena de jóvenes de los aproximadamente 50 que celebraron el botellón en la tarde-noche del pasado sábado en el área recreativa del Camino de La Molinilla, en pleno campo y a tres kilómetros del casco urbano del municipio. Así, desde la Jefatura indican que los implicados son todos menores y con edades comprendidas entre los 14 y 16 años.

De este modo, tras ser disuelto este botellón, el jefe en funciones de la Policía Local, José Antonio Martín, ha hecho un llamamiento a los jóvenes para que "comprendan" la situación actual de "crisis muy grave para la salud" y en un estado de alarma con unas normas que son de "esencial cumplimiento", recordando que, al ser menores, "los padres son responsables de lo que hacen los jóvenes".

En este punto, Martín ha destacado que "comprenden" que los jóvenes tienen "sus circunstancias" y "la intención de ver a sus amigos", por lo que ha lamentado que "parezca que los están persiguiendo" cuando "de lo que se trata es de prevenir que haya contagios".

Asimismo, ha recordado que han intervenido botellones en diferentes zonas del municipio, como en la ladera del castillo "donde hubo otra concentración grande" y ha remarcado que la situación es "grave" y "se está tratando de preservar la salud" y de evitar situaciones "donde el contagio sea fácil y rápido" y para ello, ha apuntado, "los comportamientos tienen que ser acordes".

Por su parte, el alcalde de Aracena, Manuel Guerra (PSOE), ha indicado que el comportamiento de estos adolescentes es "repudiable" y "no justificable, menos aún en las circunstancias actuales", donde por "las medidas y el sentido común ante la gravedad de la situación no se justifica que puedan desarrollarse comportamientos o actividades de este tipo".

Además, ha apuntado que "todos los identificados son menores de edad", por lo que, aunque ha destacado que es "consciente" de "lo duro" que pueden resultar estas restricciones "que limitan su libertad de movimiento y encuentro con amigos, deben ser conscientes de la gravedad de este tipo de actuaciones porque no solo ponen en riesgo su salud sino la de sus seres queridos", al tiempo que ha hecho un llamamiento a los padres a ser "más rigurosos" en estos momentos para que las familias "cumplan las normas para poder salir de esta situación y recuperar la normalidad".

Además, ha destacado las "consecuencias" que podían haberse derivado de la situación vivida, debido a que los jóvenes que huyeron de la Policía "podrían haberse perdido en el campo" y quedar "desamparados".

Así, la Policía se encuentra recabando información sobre los hechos y una vez completada la investigación,  procederá a dar curso a las diligencias practicadas ante las autoridades competentes.

Cabe recordar que tras el aviso de la celebración de este botellón, los agentes se personaron en lugar indicado y, a su llegada, se produjo una "estampida" de los jóvenes, que abandonaron incluso sus objetos personales. Los agentes no hicieron ni siquiera intento de seguirlos para no empeorar la situación, ante la peligrosidad del lugar y las malas condiciones de visibilidad.

Una vez recogidas las pertenencias y restos del botellón, se iniciaron las gestiones para localizar a los jóvenes mediante el rastreo del monte, llamadas telefónicas, monitorización de redes sociales y otros medios, para evitar que alguno quedase perdido en el campo en plena noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios