isla cristina

La Policía Judicial investiga el hallazgo de restos óseos humanos en La Gola

  • Un turista localiza una mandíbula cuando pasea a los perros

  • La Guardia Civil encuentra una costilla en la batida posterior a la denuncia

  • El IML cotejará el ADN con los de desaparecidos

Puente de La Gola, en la playa de la Punta del Caimán de Isla Cristina, cerca de donde han aparecido los huesos. Puente de La Gola, en la playa de la Punta del Caimán de Isla Cristina, cerca de donde han aparecido los huesos.

Puente de La Gola, en la playa de la Punta del Caimán de Isla Cristina, cerca de donde han aparecido los huesos. / h. información

La Policía Judicial de la Guardia Civil investiga el hallazgo de varios restos óseos humanos en la margen menos transitada de La Gola de Isla Cristina, una ensenada en la que la mar se introduce en la tierra y que los bañistas de la playa Isla de las Gaviotas sortean a través del puente de madera que caracteriza a este área de la localidad.

Fue un turista sevillano que paseaba a sus perros por la zona que da a La Gola y que se encuentra poco después del Correntil, al abrigo de las dunas, quien localizó el primero de los restos. Según explicó este hombre al diario digital Sevillawebradio.com, se encontraba pasando el fin de semana en Isla Cristina cuando decidió el sábado, cerca del mediodía, dar un paseo con sus canes por esta apacible zona.

En Isla Cristina hay un joven desaparecido desde septiembre de 2011, Juan José Yaque

Al mismo medio le precisó que los animales jugaban con palos y conchas cuando pudo percatarse de que había un objeto sobre la arena que parecía una mandíbula humana. Ante la inminencia de la crecida de la marea, el turista procedió a fotografiar la mandíbula inferior, que conserva al menos tres molares en perfecto estado, tal y como atestiguan las imágenes que tomó in situ. El hombre ubicó además la zona del hallazgo en el GPS de su teléfono móvil y, finalmente, como temía que el agua se llevara este vestigio humano, lo recogió con ayuda de una bolsa de plástico y lo llevó a las dependencias de la Policía Local de Isla Cristina, en la calle España de la localidad, donde le recomendaron que se dirigiera al cuartel de la Guardia Civil, a dos calles de allí.

Los agentes municipales le advirtieron de que los restos podrían ayudar a resolver la desaparición de un isleño. Se referían a Juan José Yaque, del que nada se sabe desde el 5 de septiembre de 2011, hace casi siete años.

Ya en el puesto de la Benemérita, el testigo fue interrogado sobre la procedencia y las circunstancias del macabro hallazgo en la playa.

La Policía Judicial se ha hecho cargo del caso. Inmediatamente después de la declaración del vecino, los funcionarios del Cuerpo organizaron una batida en La Gola. El rastreo de la zona dio como resultado la localización de otro hueso más, esta vez una costilla que podría ser humana y pertenecer al mismo cadáver, según confirmaron ayer las fuentes de Huelva Información.

Las mismas fuentes indicaron que, pese a la desaparición de Yaque, los restos pueden ser de "cualquier otra persona" y "de cualquier parte", si se tiene en cuenta la dinámica de esta zona del litoral onubense y la fuerza de arrastre que tiene el océano Atlántico.

Los huesos encontrados han sido remitidos por la Policía Judicial al Instituto de Medicina Legal de Huelva, donde los forenses los analizarán y les tomarán muestras de ADN que, posteriormente, se cotejarán con los vestigios genéticos de los desaparecidos que constan en la base de datos policial, tanto de Isla Cristina como de municipios cercanos.

Las actuaciones ya han sido puestas a disposición del juzgado de guardia de Ayamonte, donde se instruirá la causa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios