Almonte

Temor a que las obras de la Plaza del Pueblo de Matalascañas no estén terminadas para Semana Santa

  • Vecinos y comerciantes se quejan del "retraso" de los trabajos de remodelación del espacio público. El Ayuntamiento asegura que las obras se han consensuado con los colectivos

La conocida como Plaza del Pueblo de Matalascañas con la solería levantada por las obras de rehabilitación. La conocida como Plaza del Pueblo de Matalascañas con la solería levantada por las obras de rehabilitación.

La conocida como Plaza del Pueblo de Matalascañas con la solería levantada por las obras de rehabilitación. / H. Información (Huelva)

Comentarios 1

Los vecinos y los comercios y bares de la conocida como la Plaza del Pueblo de Matalascañas han expresado su temor a que las obras de remodelación de este espacio público no estén terminadas para Semana Santa lo que causará un “perjuicio económico” para sus negocios, además de molestias para todo el vecindario.

Así lo ha indicó el presidente de la Asociación de Vecinos de Matalascañas, Juan Gómez, que ha asegurado que las obras han estado paralizadas durante un mes y medio, lo que ha provocado un retraso que va a repercutir negativamente en los comerciantes y los usuarios.

Gómez señaló que con el parón será difícil que la remodelación esté terminada completamente para Semana Santa, ya que las obras se han reiniciado hace tan solo unos días, por lo que la rehabilitación del espacio público, que incluye también varias calles, solo se producirá parcialmente.

Según el presidente de la asociación, la paralización de los trabajos se ha debido a una mala planificación del Ayuntamiento de Almonte, por tratarse de una obra de envergadura, y a la falta de presupuesto.

Ya el pasado mes de diciembre el Ayuntamiento tuvo que dar explicaciones a los comerciantes de Matalascañas sobre el retraso en la aprobación de la partida presupuestaria, que había provocado el nerviosismo de los comerciantes del núcleo costero, que veía como los trabajos podían alargarse en el tiempo y el problema que suponía esto para sus negocios. El presupuesto para la remodelación de la plaza se cifró en 700.000 euros.

La plaza vallada y limpia de escombros. La plaza vallada y limpia de escombros.

La plaza vallada y limpia de escombros. / H. Información (Huelva)

Gómez explicó que después de levantarse toda la solería tan solo se están realizando los trabajos de las acometidas y canalizaciones, por lo que “aún queda mucho por hacer” y “todo va muy lento”.

No es de la misma opinión el concejal delegado de Turismo, Desarrollo Local, Desarrollo Industrial y de Matalascañas, Miguel Espina, que asegura que la nueva Plaza del Pueblo lucirá esta Semana Santa.

Según el edil, los trabajos se iniciaron en diciembre y desde entonces han avanzado por fase. La primera de ellas fue la demolición y retirada de la solería, lo que ha dado paso a una segunda que consiste en la renovación de la red de saneamiento, tras el derribo también de las pérgolas que había en el espacio público.

Espina afirmó que hay dos empresas que trabajan en ello y que lo hacen incluso los sábados por la tarde, por lo que las obras van a un buen ritmo y “hay tiempo suficiente” para que estén terminadas cuando llegue la Semana de Pasión.

También se llevarán a cabo las acometidas de luz después de que se hayan retirado las farolas que había, salvo dos que se han dejado para que pudiera haber algún punto de luz por la noche para que la plaza no permanezca completamente a oscuras. Después quedaría el relleno, allanar el terreno y poner la solería y el mobiliario urbano que llevará la plaza.

El concejal de Matalascalas asegura que hay tiempo más que suficiente para que las obras estén acabadas antes de abril

El concejal dijo no entender las quejas de los vecinos y comerciantes, “si es que las hay”, ya que la actuación ha sido consensuada con los colectivos. Así, expone que se han mantenido varias reuniones con las asociaciones y los comerciantes con los que se ha acordado la actuación para no perjudicarles.

Espina detalló que con los comercios y bares se ha consensuado todo el diseño de la obra, incluidos colores y toldos que se instalarán, por lo que muestra su extrañeza hacia las quejas y los temores. Además, indica que la plaza está perimetrada y vallada por lo que no supone ningún peligro para el vecindario.

El edil insistió en que los trabajos estarán terminados antes de mediados del mes de abril y que, en tal caso, quedará alguna actuación puntual que se rematará a finales de mayo o primeros de junio, por lo que todo estará listo para recibir la llegada masiva de turistas y visitantes en los meses de verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios