Andévalo

Paralizados los trabajos de laboreo en el campo comunal de El Granado tras la oposición vecinal

  • Ganaderos y cazadores se oponen a las labores de gradeo realizadas por el Ayuntamiento por considerlas perjudiciales. Continúa el litigio por la desafectación de 877 hectáreas

Máquinas paradas tras iniciar los trabjos de laboreo. Máquinas paradas tras iniciar los trabjos de laboreo.

Máquinas paradas tras iniciar los trabjos de laboreo. / H. Información (Huelva)

Los vecinos de El Granado han logrado paralizar los trabajos de laboreo y desmonte iniciados por el Ayuntamiento en unos terrenos desafectados por la Corporación local considerados como campo comunal.Las máquinas comenzaron las labores de gradeo, en los parajes conocidos como Era de las Chozas, Las Carboneras y Cerro Francisco, hace algo más de una semana pero la presión popular ha hecho que el Consistorio paralice la actuación.

Un colectivo ha sido la Asociación para la Defensa y Protección del Campo comunal de El Granado que envió un escrito a la alcaldesa solicitando la paralización de las labores. La asociación vecinal mantiene un litigio con el Ayuntamiento después de que éste iniciara la desafectación de varias parcelas de naturaleza agrícola consideradas comunales, de los polígonos 17, 18 y 19, que han sido transformadas en patrimoniales.

Varios vecinos de la localidad, algunos con intereses ganaderos y cinegéticos, alertaron a la asociación de las actuaciones, tras tener conocimiento que una empresa local de maquinaria de laboreo agrícola iba a comenzar a arar unas 200 hectáreas en los terrenos desafectados, como ha ocurrido.

La asociación rechaza que tales labores sean necesarias para mantener el carácter de uso agrario que tienen los terrenos, como ha asegurado la Alcaldía. Al contrario, considera que los trabajos ocasiona destrozos tanto en la vegetación herbácea, en pleno crecimiento, como para las especies cinegéticas y resto de animales y aves en pleno periodo reproductivo, por lo que “se pretenden realizar en la época menos idónea de todo el año y donde más daño hacen”.

El colectivo vecinal también ha alertado de trabajos de reforestación en varias fincas

Ganaderos y cazadores han presentado numerosas quejas por la labores de graneo, porque ponen en peligro el pasto para el ganado y los recursos cinegéticos del coto de caza.

El colectivo vecinal no se explica porqué el Ayuntamiento lleva a cabo ahora estos trabajos y recuerda que en los contratos de arrendamiento de 2006 se señalaba como fecha límite para las labores agrícolas el 31 de enero, en referencia tanto a las actividades de ganadería como de caza que debían ser permitidas como de costumbre.

Por todo ello, la asociación reclama la paralización definitiva de las labores, ya que el Ayuntamiento tiene intención de reanudarlas en los próximos días.

Con anterioridad también ha denunciado labores de gradeo para la eliminación de matorral en el paraje conocido como Los Sardineros o Solana de la Dehesa, donde se ha llevado la forestación de dicha parcela.

El colectivo vecinal afirma que dichos terrenos siguen teniendo la consideración de comunal y que están fuera de las parcelas desafectadas. Además, advierte que las labores de forestación, la plantación de especies arbóreas, cambia sustancialmente el uso de la parcela una vez realizada la labor y que afecta directamente a los vecinos usufructuarios de los terrenos.

Ganado ovino pastando en una finca en El Granado. Ganado ovino pastando en una finca en El Granado.

Ganado ovino pastando en una finca en El Granado. / H. Información (Huelva)

La asociación insiste en que son los vecinos los auténticos titulares de los aprovechamientos de todas las tierras comunales, por derecho propio inherente a la condición de vecino y que no corresponde al Ayuntamiento determinar los usos.

El Pleno del Consistorio del 22 de diciembre de 2017 puso fin a 471 años ininterrumpidos de uso y disfrute de parte del campo comunal, en concreto de 877 hectáreas de un total de 3.347, un bien que fue donado al común de los vecinos del municipio andevaleño.

Para la desafectación y alteración jurídica de varias parcelas del campo comunal, el Consistorio argumenta “el escaso uso comunal que dichos bienes han tenido históricamente, que además se ha ido reduciendo a lo largo de los últimos años”, un extremo que niega la asociación, ya que asegura que la inactividad o la falta de aprovechamiento de los terrenos comunales no se ha producido, ya que en los mismos se desarrolla ganadería extensiva de ovino y caprino, además de sementeras, huertos familiares y actividades de caza, por lo que el campo comunal tiene uso continuado desde hace años por parte de los vecinos..

Recurso contencioso

Por tal motivo, el colectivo presentó el pasado mes de febrero un recurso en el juzgado de lo contencioso administrativo para revertir la situación. A raíz de esta actuación el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía mantiene la adopción de medidas cautelares mientras se dirime el litigio.

El colectivo asegura que llegará incluso al Tribunal Supremo para tratar de devolver todas las características propias al campo comunal, uno de los pocos, si no el único, que queda como tal en toda la provincia de Huelva. También sostiene que lo realizado hasta ahora es “una desafectación ficticia”, en tanto que ilegal, ya que los terrenos siguen teniendo carácter comunal al no haberse abandonado su uso porque siguen destinados a la ganadería, sementeras y caza.

La asociación vecinal reitera que va trabajar, con todos los medios a su alcance por la recuperación íntegra de todos los usos comunales que pertenecen al pueblo, sin títulos ajenos al derecho comunal como arrendatarios o cesiones en precarios y que son unos bienes colectivos que necesitan ser protegidos contra la especulación.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios