Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Provincia

El PP de Almonte ataca al PSOE por apoyar a un concejal "a un mes de sentarse en el banquillo"

Miguel Ángel Jiménez (derecha) reclama la dimisión del concejal del PSOE.

Miguel Ángel Jiménez (derecha) reclama la dimisión del concejal del PSOE. / H. Información

El Partido Popular de Almonte ha criticado la doble moral del PSOE, que sigue dando su apoyo a un concejal que en breve tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados y para el que piden 4 años de cárcel y 15 de inhabilitación. El presidente del PP en Almonte, Miguel Ángel Jiménez, ha exigido “nuevamente que se retiren las competencias del concejal socialista en el Ayuntamiento almonteño, José Miguel Espina, después de conocer que el próximo 14 de noviembre declarará ante el juez por los daños causados en el Médano del Asperillo, en el Espacio Natural de Doñana.

Jiménez ha lamentado el “descrédito” del Ayuntamiento de Almonte que mantiene las atribuciones de gobierno al concejal socialista que “a un mes de sentarse en el banquillo de los acusados lo hace también en los plenos municipales”. 

“Resulta vergonzoso que el Ayuntamiento de Almonte haya tenido que llegar a este momento procesal con Espina Bejarano siendo aún parte del Equipo de Gobierno y estando bajo el foco de la justicia al enfrentarse a una petición de pena por la Fiscalía de Huelva de cuatro años de cárcel y 15 de inhabilitación para cargo público”.

El popular ha criticado el “silencio cómplice del PSOE que han permitido en este año y medio que el concejal socialista se aferrara a su cargo incumpliendo el código ético del propio partido”, lo que contrasta con la “ejemplaridad” demostrada por el Partido Popular con sus cargos públicos.

“Sólo unas semanas antes del procesamiento de Espina Bejarano, un concejal popular dimitió de su cargo por una infracción administrativa, mientras que Espina se niega a abandonar el sillón a pesar de la gravedad de los delitos que se le imputan y llegando incluso a justificar la prevaricación en sesión plenaria”.

Asimismo, el popular ha recordado que el procesamiento del concejal socialista provoco “la protesta de las concejalas populares que pedían el cese de Espina Bejarano, dando cumplimiento así al código ético de los tres partidos que formaban parte del equipo de Gobierno, y que derivó en la injusta expulsión de las ediles del mismo".

“La actual alcaldesa de Almonte expulsó del gobierno a quienes pedían ejemplaridad frente a la sombra de la corrupción, y el resultado fue que no sólo lo mantuvo en el cargo, sino que premió con mayores atribuciones al que hoy tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados”.

“El compromiso de las instituciones públicas y de quienes las conforman con la legalidad y la ejemplaridad debe ser incontestable, algo que no ocurre actualmente en el Ayuntamiento de Almonte. La alcaldesa apostó por Espina Bejarano dejando al gobierno de la localidad en franca minoría y llevando a la institución a una situación de absoluta ingobernabilidad, por lo que tendrá que responder ante los ciudadanos de una actitud temeraria e irresponsable”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios