Cumbres Mayores

Monjas de clausura que visten a estrellas internacionales

  • Las religiosas del convento de Cumbres Mayores confeccionan prendas de punto y ganchillo para la firma de moda española María Ke Fisherman

Miley Cyrus luce un vestido de María Ke Fisherman confeccionado por las monjas. Miley Cyrus luce un vestido de María Ke Fisherman confeccionado por las monjas.

Miley Cyrus luce un vestido de María Ke Fisherman confeccionado por las monjas. / H. Información (Huelva)

Lady Gaga, Miley Cyrus o Rihanna son algunas de las famosas cantantes internacionales que se visten con trajes elaborados por once monjas de clausura del convento de Cumbres Mayores. En este cenobio, religiosas de las Madres Carmelitas Descalzas, pertenecientes a la comunidad de San Jerónimo de Perú, realizan trabajos de costura para la firma española María Ke Fisherman, de María Lemus y Víctor Alonso.

María Lemus (extremeña nacida en Mérida) cuenta que desde hace cuatro años su firma trabajan con ellas, a raíz de la idea que tuvo un familiar suyo. Y es que las prendas para mujer que diseña María Ke Fisherman y la técnica y materiales que emplean necesitan bastante tiempo para su confección. Precisamente tiempo no les falta a las monjas que viven a diario entre la paz y el sosiego, de ahí que la firma decidiera encargarles la misión y a la vez colaborar con ellas y ayudarles en sus labores de caridad.

Las monjas trabajan el croché y el punto, haciendo trajes enteros o por partes. Precisamente una manera de confeccionar ropa que gusta mucho a Lemus por su carácter artesanal, así que cuando se enteró de que en ese convento tejían con esa técnica fue a visitarlas llevándoles un hilo técnico o inteligente que hace que las prendas se amolden mejor al cuerpo.

Partiendo de esta premisa comenzaron el trabajo, ajenas las monjas a la repercusión que iba a tener después, más allá de los muros del convento y de la localidad serrana.

Miley Cyrus, Lady Gaga o Rihanna son algunas de las famosas que han lucido los vestidos

Las hermanas de la caridad, que también elaboran dulces para vender y sufragar sus gastos diarios, tejen estas prendas con cinta técnica en lugar de con hilo, lo que permite que la ropa sea moldeada de muchas formas y que tenga una mayor versatilidad que el ganchillo tradicional. Lemus asegura que el trato con las hermanas es exquisito, desde el mismo momento que contactaron con ellas.

Así las monjas se han hecho famosas por los trajes de ganchillo que han lucido artistas del mundo de la canción. Las prendas también se exhiben en los desfiles de modelo en los que participan la firma.

Las prendas están hechas a mano y son muy cotizadas en el extranjero. Se vendan tanto en Estados Unidos como en Japón, entre otros países. Llevan estampados tridimensionales, cortes y cremalleras.Ajenas al alcance que han tenido, las monjas continúa trabajando en el convento fue inaugurado 2014, y cuya construcción fue sufragada mediante aportaciones de los vecinos de Cumbres Mayores para acoger a las religiosas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios