Provincia

Luto oficial en Nerva por la muerte violenta de Perejil Delay

  • El alcalde del municipio nervense,  José Antonio Ayala señala que "el mundo de la cultura lo va a echar mucho de menos"

Imagen de Antonio Perejil Delay. Imagen de Antonio Perejil Delay.

Imagen de Antonio Perejil Delay. / M.G. (Huelva)

El Ayuntamiento de Nerva ha decretado un día de luto oficial por el parricidio de Antonio Perejil Delay esta madrugada en Sevilla, a la vez que muestra su más enérgica repulsa por el hecho acontecido, en el día que iba a cumplir 66 años, y traslada su más hondo pesar a la viuda, familiares y amigos más cercanos.

El alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, ha destacado el amor que Antonio sentía por Nerva y su disposición a colaborar en cuantos actos culturales se demandaba su presencia. “El mundo de la cultura nervense lo va a echar mucho de menos. Siempre estaba dispuesto a colaborar con cualquier acto cultural con sus poemas, sus canciones, su literatura. Era todo ímpeto y corazón. Y con esto es con lo que hemos de quedarnos”, destaca.

Nada más conocerse la noticia, las redes sociales, de las que Antonio era un asiduo colaborador, se han inundado con mensajes de condolencias y recuerdos, así como de incredulidad por el fatal desenlace que ha tenido. Todos los internautas lo recuerdan con cariño y destacan su amor por Nerva y Aznalcóllar, donde llegó a trabajar en sus minas.

Autor de varios libros relacionados con el sector de la minería y los ferrocarriles, a finales de abril de 2018, coincidiendo con la Semana Cultura organizada por la SEPER Adela Frigolet en el marco de la XXV Feria del Libro, presentó en Nerva su libro Recuerdos de mi infancia, una obra plagada de curiosidades y anécdotas de su etapa infantil que causó verdadero furor en las redes sociales en las que a cada poco tiempo aparecía la fotografía de un nervense en cualquier parte del mundo con un ejemplar del libro de Antonio.

En Aznalcóllar también guardan gratos recuerdos de Perejil, al que describen como una de esas personas que desde que tuvo uso de razón, se entregó por completo a la ardua tarea de escribir y bucear en los orígenes cobrizos de la minería onubense. “Para la   elaboración de sus libros, unas veces se apoya en el testimonio oral de los mineros más experimentados, y otras en los documentos añejos que pudieron salvarse del abandono y del olvido, cuando fueron cerrándose las puertas de casi todas las minas del Suroeste Ibérico. Siendo todavía muy joven se sintió atraído por la apasionante historia de la minería de Huelva, aunque los temas por los que ha mostrado siempre mayor interés han sido los ferrocarriles y el hábitat poblacional minero”, destacan en el portal web del Ayuntamiento de Aznalcóllar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios