Perfiles de Huelva

Luippi: Cuando la voluntad es la mayor de las fuerzas

  • Luippi es un joven de San Bartolomé afectado por la espina bífida

  • El onubense trata de concienciar a los conductores que ocupan las plazas de minusválidos

Luippi, trabajando en algunas de sus prendas. Luippi, trabajando en algunas de sus prendas.

Luippi, trabajando en algunas de sus prendas. / S. D. (Huelva)

Luippi es un joven de San Bartolomé de 25 años ingenioso, creativo y, sobre todo, trabajador que lucha día día para paliar los estragos de su enfermedad llamada espina bífida. Este onubense documenta su historia en Youtube, donde ya cuenta con más de 7.000 seguidores fieles, que se extienden a 10.000 en Facebook.

Su canal de videoblogs Luippi Random sirve para mostrar todas sus vivencias y ayudar a los que pasan por una situación similar a la suya. Destaca su documental “La realidad de vivir con espina bífida”, donde expone su experiencia vivida estos últimos años después de su última delicada intervención, que le mantuvo hospitalizado todo el año 2017 (el primer mes y medio bocabajo sin poder moverse) y pasar el 2018 con la recuperación, lamentablemente las secuelas no le han dejado avanzar mucho. “Cada vez que hablo sobre este tema, cuento la realidad aunque sea negativa y luego intento sacarle lo positivo, es como un reflejo de mí, que por mucho que pase, intento llevarlo lo mejor posible”, señala.

También ha publicado recientemente un proyecto reivindicativo junto a su compañera Jennifer Molina Da Silva. “Se trata de un vídeo llamado ‘Ni un momentito’ en el que denunciamos la falta de consideración que hay hacia las plazas de aparcamiento destinadas a las personas con diversidad funcional y la falta de apoyo por parte de la administración. Todo esto está basado en experiencias que nos han pasado y en las cuales nadie nos ha ayudado”. El vídeo se ha viralizado: “Hemos conseguido más de 48.000 visitas en Facebook, y nos gustaría seguir contando con el apoyo para denunciar esta causa con el fin de remediar esta situación haciéndola visible”.

Pese al giro que le ha dado la vida después de estar dos años sin poder trabajar, este joven onubense se lanza al mundo laboral con las nuevas dificultades que le dejan las secuelas de su enfermedad, relanzando su marca de ropa personalizada “Luippi Custom” y montando su propia agencia de publicidad “La Creación Publicidad”, poniendo así en práctica su lema: “Con limitaciones, pero sin límites”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios