Provincia

Lleno en Niebla para disfrutar del Brujo

  • Con ‘Dos tablas y una pasión’, Rafael Álvarez abre 35 edición de la muestra de teatro y danza

Un momento del espectáculo de teatro del actor cordobés, en la que se refleja la filosofía del barroco español. Un momento del espectáculo de teatro del actor cordobés, en la que se refleja la filosofía del barroco español.

Un momento del espectáculo de teatro del actor cordobés, en la que se refleja la filosofía del barroco español. / Canterla (Huelva)

Rafael Álvarez ‘El Brujo’ colgó hace semanas el “no hay billetes” para su nuevo espectáculo, Dos tablas y una pasión, que ayer dio el pistoletazo de salida a la 35 edición del XXXV Festival de Teatro y Danza Castillo de Niebla en el Patio de los Guzmán.

Teresa de Jesús volvió a estar presente en la obra junto Lope de Vega, Cervantes, Shakespeare, San Juan de la Cruz, Quevedo, Fray Luis de León o San Francisco de Asís, grandes nombres que estuvieron reflejados en el espectáculo de teatro en estado puro, donde Rafael Álvarez ‘El Brujo’ se hizo acompañar del violín de Javier Alejano.

El Brujo definió Dos tablas y una pasión con estas palabras: “Decía Valle Inclán que cuando el barco llega a su puerto, los marineros olvidan el oficio de la vela y la navegación. El amor es el puerto. Olvidar el oficio de una vez por todas es una vieja aspiración, la meta de un verdadero comediante: no trabajar, olvidar el oficio, solo jugar y jugar y danzar en torno a estos textos de fuego”.

La nueva propuesta del cordobés reflejó la filosofía del barroco español. El Siglo de Oro fue una época en la que había una sabiduría muy fuerte en España en el siglo XVI y XVII y se manifestó en la pintura, en la poesía, en el teatro, en la literatura. “Esta gente veía la vida como algo que se acaba y eso le daba a la vida un relieve, una fuerza, un romanticismo, un sentido de misterio y aventura y de pasión maravillosos, que, vistos desde esta época verdaderamente inspira mucho”, apuntó el actor y director.

La que fue ayer una gran noche en el Castillo de Niebla abrió una edición marcada por la calidad de las compañías y los espectáculos que subirán a las tablas, así como por un público amplio y fiel, amante de la cultura y formado tanto por personas de la provincia de como por quienes la visitan durante los meses estivales.

Fiel a la vocación americanista de la Diputación, tras el espectáculo de ayer, actuará la Compañía Nacional de Teatro de México con El perro del hortelano, de Lope de Vega. La danza, y en este caso la flamenca, no faltará a su cita en el verano iliplense y lo hará con el Ballet Flamenco de Andalucía y su espectáculo Naturalmente flamenco, creación de Rubén Olmos y Úrsula López el 27 de julio.

Agosto empezará con un Moliere, autor cuyas obras no se prodigan en nuestras carteleras. El día 3 Morboria Teatro acercará El enfermo imaginario, del dramaturgo francés. El 10 de agosto vendrá una coproducción del Festival de Mérida y la compañía de teatro de Hernán Gené, con un Shakespeare no habitual, Pericles, príncipe de Tiro. El 17 la compañía segoviana Nao d’amores representará una joya del teatro renacentista, La comedia Aquilana. Y cerrará el festival la comedia Ben Hur, de la mano del Festival de Mérida, Yllana y Focus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios