Provincia

La Junta restaura en Huelva siete parcelas de antiguos vertederos de plásticos agrícola

  • La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático visita uno de los puntos de acopio de residuos junto al delegado territorial

Visita a una de las fincas restauradas. Visita a una de las fincas restauradas.

Visita a una de las fincas restauradas. / M. G. (Huelva)

La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, María López, ha visitado el depósito de residuos agrícolas de Mojón Blanco, en Lucena del Puerto, donde la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ejecuta una de las siete restauraciones de parcelas degradadas en la provincia de Huelva por estos restos.

La inversión global es de 2,5 millones de euros para la retirada de 45.750 metros cúbicos de residuos de más de 9.000 toneladas de peso, principalmente de plásticos procedentes de explotaciones agrícolas.

“La Junta de Andalucía ha asumido la responsabilidad de la restauración de estos entornos después de que el Reglamento de Residuos de Andalucía de 2012 quitara esta competencia a las administraciones locales y los vertederos quedasen fuera de servicio”, ha explicado María López, quien ha supervisado los trabajos junto con el delegado territorial del ramo, Álvaro Burgos.

Álvaro Burgos ha constatado que “a pesar de que son puntos de acopio de residuos inactivos desde hace años, se seguían depositando de forma incontrolada hasta la puesta en marcha de esta iniciativa de restauración”.

El servicio de regeneración ambiental se encuentra en la fase final y está previsto que finalice durante el primer trimestre de 2021. Los vertederos en los que actúa la Junta son los de Teja y Rocina en Almonte, Pilar de la Dehesa y Los Palmares en Cartaya, Los Barrancos en Lepe y Avitorejo en Moguer, además del de Mojón en Lucena del Puerto.

Las labores consisten básicamente en la retirada de plásticos de suelo, de color negro, y, en menor medida, de plásticos aéreos de color blanco. Los operarios también proceden al acopio para su traslado de otro tipo de residuos como restos vegetales, envases o voluminosos. Primero se clasifican por tipo y posteriormente se envían a un gestor autorizado.

“El abandono de estos plásticos supone una degradación del entorno, un importante impacto visual y un notorio riesgo de incendio y propagación a zonas forestales próximas. Por otro lado, la presencia en los plásticos de restos de plaguicidas, herbicidas o fungicidas puede dar lugar a un problema añadido de contaminación de suelos y aguas subterráneas”, ha resumido la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático.

El servicio de regeneración incluye la restauración vegetal de las parcelas con especies de bosque mediterráneo propias de estos entornos. Para evitar nuevos vertidos durante esta fase de los trabajos, la última de la actuación, se lleva a cabo un cerramiento metálico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios