Provincia

La Junta regula la recogida de setas para autoconsumo en los campos de Huelva

  • La resolución prohíbe recolectar más de cinco kilos por persona y día, así como el uso de herramientas que puedan producir daños en los hongos, excepto el ‘pincho gurumelero’

Una mujer busca setas entre la arboleda, en la Sierra de Huelva. Una mujer busca setas entre la arboleda, en la Sierra de Huelva.

Una mujer busca setas entre la arboleda, en la Sierra de Huelva. / J.M. Brazo Mena (Sierra de Huelva)

La recogida de setas en la provincia de Huelva es una actividad que ha despertado un interés creciente en las poblaciones locales, y eventualmente en las foráneas, por lo que desde hace años agricultores y organizaciones agrarias vienen demandando una regulación que evite episodios de recogida incontrolada y abusiva que pueda ocasionar daños al medio ambiente, y en particular a las poblaciones de hongos, que proliferan en la Sierra y en el Andévalo.

Para garantizar la persistencia de estas setas así como su capacidad de regeneración, la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Junta ha dado luz verde a la recogida de setas para autoconsumo, mediante una resolución publicada en el BOJA que permite la recolección sin autorización de la administración siempre que se cumplan con los condicionantes establecidos por los técnicos e incluidos en la propia resolución.

Así, la resolución exime de pedir autorización a los recolectores que no sobrepasen los cinco kilogramos de setas por persona y día. Además, prohíbe el empleo de herramientas que puedan producir daños en el micelio de los hongos y en el terreno, lo que puede impedir la aparición de nuevos ejemplares en el futuro. De forma particular, podrá utilizarse el pincho gurumelero para la colecta del gurumelo (Amanita ponderosa).

Del mismo modo, no se permite la recogida de setas inmaduras, y deberán respetarse las no comestibles, las que no se conozcan o no vayan a recolectarse por estar en mal estado o pasadas. Todas ellas desempeñan una útil función ecológica. Excepcionalmente, se permite la recolección en fase inmadura (huevo) del gurumelo. Además se prohíbe la práctica de recolección en horas sin luz natural y la circulación de vehículos campo a través, perturbar a la fauna con ruidos y abandonar residuos en el monte.

Un recolector de setas muestra el resultado de la jornada. Un recolector de setas muestra el resultado de la jornada.

Un recolector de setas muestra el resultado de la jornada. / J.M. Brazo Mena (Sierra de Huelva)

En la lista de requisitos incluidos en la resolución de la Delegación de Agricultura, en su facultad de autorizar los aprovechamientos de especies silvestres en el espacio forestal, se encuentra el que regula la actividad de recogida de setas para pequeñas cantidades en Huelva, para lo que obliga a utilizar cestas y elementos de transportes que permitan la aireación y dispersión de las esporas.

En cuanto a los espacios de recogida, los montes públicos de la Junta de Andalucía están abiertos a la recolección gratuita, salvo cuando haya restricciones por actividad cinegética o trabajos de mantenimiento y gestión. Los ayuntamientos tienen disposiciones municipales en las fincas de su titularidad y, con seguridad, en los terrenos privados se debe contar con las autorizaciones de los propietarios.

Del mismo modo, el decreto incluye que las condiciones en los espacios protegidos las establecen sus propias normativas. Las excepciones en esta lista de requisitos son las superficies que cuenten con aprovechamientos específicos concedidos por la Junta de Andalucía para coger setas y trufas con vistas al mercado. El incumplimiento de este condicionado constituirá una infracción administrativa que dará lugar a la apertura del correspondiente expediente sancionador y al decomiso de las setas recolectadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios