Doñana

La Junta denuncia por otro incendio a la carbonería del fuego de Moguer

  • Las llamas arrasaron unas 120 hectáreas de pino piñonero y matorral en la zona de El Cebollar. El origen está en una avería, fallo o derivación de una línea eléctrica, por un enganche

Humareda provocada por la quema de pinos y matorral en el paraje Pino de la Corona. Humareda provocada por la quema de pinos y matorral en el paraje Pino de la Corona.

Humareda provocada por la quema de pinos y matorral en el paraje Pino de la Corona. / H. Información (Huelva)

Comentarios 0

La Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía ha denunciado a M.F.A., gerente de la carbonería en la que se sitúa el origen del incendio de Las Peñuelas, registrado en Moguer en junio de 2017 y que arrasó 8.500 hectáreas en el entorno de Doñana, por otro en la misma zona el pasado verano.

Además del gerente también han sido denunciados E.M.P., propietario del terreno en el que comenzó el fuego; y Y.M., empleado de la empresa carbonera, según informó la Junta de Andalucía Este incendio se declaró el 2 de agosto de 2018 en la zona de El Cebollar, concretamente en el paraje conocido como Pino de la Corona, del término municipal de Moguer.

El fuego, que afectó a una superficie forestal de unas 120 hectáreas de pino piñonero y matorral, fue declarado como de nivel 1 por los responsables del plan Infoca por su proximidad a núcleos habitados y en su extinción intervinieron más de cien efectivos y seis medios aéreos.

Las investigaciones policiales, en las que también han participado agentes de Medio Ambiente de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales de la Junta de Andalucía, han determinado que una negligencia fue el origen del fuego.

Junto al gerente de las empresa han sido denunciados un empleo y el dueño del terreno

Según la Junta, la causa estuvo en una avería, fallo o derivación de una línea eléctrica, resultado de un enganche en situación precaria.

Esta línea se utilizaba para llevar corriente eléctrica hasta un motor con el que se sacaba agua de un pozo ilegal y transportarla hasta las instalaciones de la vivienda del vigilante de una empresa carbonera que actualmente está clausurada por la administración por su presunta responsabilidad en otro incendio forestal ocurrido en 2017.

Ni el motor ni la línea eléctrica contaban con medida alguna de prevención de incendios forestales, lo que hizo que debido al aumento de la temperatura por el funcionamiento del motor eléctrico se produjera la combustión de la vegetación seca que no había sido eliminada mediante la realización de cortafuegos.

Los hechos, por los que han sido denunciados estas tres personas, han sido puestos en conocimiento de los Juzgados de Instrucción de Moguer.

El administrador y dos trabajadores más de la carbonería fueron llamados a declarar en agosto de 2017 tras el informe de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIFF) en el que señala como origen del fuego por una “negligencia por descuido”, así como que desde esta empresa intentaron con “maquinaria pesada ocultar evidencias” que pudieran inculpar a la carbonería. La empresa alegó que esto se hizo con el fin de “ampliar el cortafuegos”, aunque en el informe apuntó que se hizo para ocultar evidencias.

Puesto avanzado del incendio de El Cebollar. Puesto avanzado del incendio de El Cebollar.

Puesto avanzado del incendio de El Cebollar. / H. Información (Huelva)

Tras el incendio de junio de 2017, la carbonería “suspendió su actividad el 21 de julio” y, a través de la Junta de Andalucía, ratificó a principios del mes de agosto la suspensión de la actividad de esta empresa y el inicio de los trámites del expediente sancionador a esta carbonería vegetal.

La Brigada de Investigación de Incendios Forestales, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, apuntó a una “negligencia por descuido” de la carbonería como causa del fuego.

La BIFF consideró que existen evidencias o suficientes indicios como para determinar que el incendio se produjo como consecuencia de una negligencia por descuido.

Todo ello, a través de "actuaciones o circunstancias que no tienen el fin de provocar un incendio de forma deliberada pero, dada la falta de precauciones y medidas preventivas, sí se provocó”, según el informe que emitió. La Junta de Andalucía trasladaría el resultado de estas investigaciones a la Fiscalía y que se personaría como acusación particular en la causa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios