Provincia

La Junta autoriza a la Comunidad del Condado a regar con aguas subterráneas

  • La Administración andaluza otorga la Autorización Ambiental Unificada para 1.417 hectáreas repartidas entre los municipios de Almonte, Bonares, Lucena y Rociana

Cultivo de fresa bajo plástico en una finca de la zona de Doñana. Cultivo de fresa bajo plástico en una finca de la zona de Doñana.

Cultivo de fresa bajo plástico en una finca de la zona de Doñana. / H. Información (Huelva)

La Junta de Andalucía ha otorgado la Autorización Ambiental Unificada (AAU) a la Comunidad de Regantes Condado de Huelva que aglutina a agricultores del entorno de Doñana, para su proyecto de extracción de aguas subterráneas y gestión de residuos hídricos en 1.417 hectáreas, repartidas en los términos municipales de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto y Rociana del Condado.

Los regantes de esta comunidad deberán recibir la autorización de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), demarcación a la que pertenece, para poder regar sus tierras con aguas subterráneas, a la espera de que sea efectivo el trasvase al Condado y lleguen las superficiales.

La superficie de hectáreas que han recibido la autorización se enmarcan en el Plan Especial de Ordenación de las zonas de Regadío Ubicadas al Norte de la Corona Forestal de Doñana y reúnen los requisitos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir del Ministerio para la Transición Ecológica como Administración competente en la zona.

Así, la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha otorgado dicha autorización tras cumplir con todos los trámites técnicos y administrativos, según informó la Junta. Las 1.417,63 hectáreas precisan de una dotación anual de agua de 6.332.553 metros cúbicos según el informe de la Junta, aunque el volumen definitivo estará incluido en la resolución de concesión de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

La concesión es provisional hasta que llegue el agua superficial procedente del trasvase

La autorización contempla el suministro de aguas subterráneas mediante 559 captaciones o pozos declarados por la comunidad de regantes y 123 infraestructuras de almacenamiento o balsas.“Hemos sido conscientes desde el primer momento de la importancia de trabajar con celeridad para otorgar esta AAU ante la posibilidad de que se declare la sobre explotación del acuífero”, ha señalado el delegado territorial de Agricultura, Álvaro Burgos.

“Este es un paso más que, tras un año del nuevo Gobierno, pone de manifiesto la apuesta firme del presidente de la Junta, Juanma Moreno, y la consejera Carmen Crespo, por la agricultura de Huelva”, añadió. Burgos recordó que “esta AAU, unida a otras que ya se han aprobado en los últimos meses, dan seguridad al sector y a su imagen, y garantizan la continuidad o el inicio de nuevas explotaciones en nuestra provincia”.

El presidente de la Comunidad de Regantes Condado de Huelva, Juan Matos, ha celebrado la concesión de la AAU, que “viene como agua en mayo” y constituye “un primer paso muy importante” para los comuneros y para garantizar la viabilidad de las explotaciones agrícolas.

Matos detalló que se trata de una primera fase de regularización y que restan todavía una segunda con 780 hectáreas que están también a la espera de recibir la autorización, lo que hace un total de unas 2.200 hectáreas.

El Fresno

En la zona del Condado, la Comunidad de Regantes El Fresno está a la espera de recibir la autorización, por parte de la Junta de Andalucía, para regar alrededor de 400 hectáreas que pertenecen a la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras.

Además, está pendiente también de recibir el visto bueno por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir de otras 318 hectáreas, que ya tiene autorización de la Administración andaluz, de riego con agua superficial, procedente del trasvase de 4,9 hectómetros cúbicos.

Se trata de una petición antigua de los agricultores que participaron en las obras declaradas de interés general de la transferencia de 4,9 hectómetros, por un importe de 20,5 millones de euros, de los que los regantes abonaron el 30%" y con una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) resuelta positivamente desde 2013.

Estas hectáreas, que se encuentran dentro del Plan Especial de la Corona Norte de Doñana, se quedaron fuera porque no era posible superar el agua dotada para la transferencia y no había más volumen para repartir. Con la aprobación del trasvase de 20 hectómetros cúbicos el agua puede llegar a estas hectáreas sin la necesidad del desdoble del Túnel de San Silvestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios