Provincia

El Infoca da por extinguido el incendio de Almonaster con casi 15.000 hectáreas quemadas

  • El Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales desmonta el puesto de mando avanzado de Valverde del Camino y retira todos sus retenes

Montes quemados tras el incendio de Almonaster la Real. Montes quemados tras el incendio de Almonaster la Real.

Montes quemados tras el incendio de Almonaster la Real. / Josué Correa (Almonaster)

El Infoca ha dado por extinguido el incendio ocasionado en Almonaster la Real hace más de diez días, según fuentes consultadas por Huelva Información. De este modo, el Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales en Andalucía ha desmontado el puesto de mando avanzado de Valverde del Camino y retiró todos sus retenes.

Tras más de una semana y media desde que se declaró el incendio forestal, el fuego ha quemado unas 14.900 hectáreas, según ha podido saber esta redacción. Durante los días en que el incendio ha permanecido sin estabilizar (del 27 al 31 de agosto), los medios aéreos han realizado 110 actuaciones y el Infoca ha movilizado a 2.164 trabajadores de todas las provincias de Andalucía (más de 400 diarios) y 320 de la UME (80 diarios).

Según datos provisionales, un 20,43% de la superficie quemada se corresponde con arbolado, y de ella, el 50% es eucalipto. Por otro lado, casi el 40% de la extensión afectada estaba cubierta de matorral y el 40,5% tenía consideración de pastizal y suelo, a la par que ninguna de estas superficies se encuentra incluida en el territorio Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche. 

En lo que al detonante del peor incendio del año en España se refiere, la hipótesis que más peso tiene en estos momentos para los investigadores, como pudo saber en primicia Huelva Información, es la chispa de una soldadura (o de una radial, en su defecto).

Del mismo modo, la ubicación también está clara en el supuesto más relevante para los encargados de las pesquisas. La misma se localiza en las inmediaciones de un pinar cercano a la presa de Cueva de la Mora, junto a la rivera Olivargas.

Fuentes del caso indicaron a este periódico que a los efectivos de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) no les ha sido difícil localizar la zona cero. Cuando un pino sale ardiendo, sus hojas se congelan y miran en dirección contraria al fuego, quizá en un último intento por protegerse. En este contexto, los investigadores solo tienen que girar hacia atrás la moviola para encontrar el origen del desastre.

En base a la referida hipótesis, una negligencia en unos trabajos de mantenimiento vinculados a la modernización y puesta en funcionamiento de la presa de Cueva de la Mora estaría detrás del suceso. El dique, cuya fecha de construcción data de 1971, se ubica prácticamente a los pies del parque natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en el término municipal de Almonaster la Real. Muy cerca del mismo están la mina de Aguas Teñidas y los núcleos urbanos de Valdelamusa (Cortegana), La Juliana y Cueva de la Mora (ambos almonasterenses).

Sobre el plan de reparación de los daños causados por el fuego que contempla la Junta de Andalucía, la consejera de Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, apuntó que se acometerán actuaciones en áreas forestales, agrícolas y ganaderas. Para ello creará un grupo de trabajo con los ayuntamientos damnificados, el Gobierno central y la Diputación de Huelva, que permitirá “analizar, evaluar y recuperar la zona afectada”.

Como pudo saber este diario, dicho plan contempla la sustitución de los eucaliptales devastados por otra vegetación más propia de la zona, con especies autóctonas como pinos o encinas. En este sentido, la responsable de Medio Ambiente detalló en un comunicado que se abogará por la siembra de “plantas y especies que mejor se adapten al terreno, que sirvan para mitigar los efectos del cambio climático, ayudar a la compensación de emisiones y contribuir a la fijación de población al territorio”.

Mientras se elabora el plan, la Junta encargará una actuación de emergencia y/o urgencia para tratar de paliar los daños “lo más rápido posible para evitar las dificultades que puedan derivarse de las lluvias y escorrentías” con la llegada próxima de la estación otoñal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios