Provincia

IU pide un estudio sobre las antenas de telefonía móvil

  • La coalición quiere saber la incidencia de estas infraestructuras en la salud

Comentarios 1

El alcaldable de IU, Maximiliano Pichardo, ha registrado un escrito en el Ayuntamiento de Rociana en el que demanda al equipo de Gobierno la realización de un estudio sobre la incidencia o relación que las antenas de telefonía móvil tienen sobre la salud de las personas dada "la alarma" que existe en la población después de que "cinco personas hayan fallecido de cáncer" en la zona del Calvario, precisamente en las afueras donde se ubican las viviendas más cercanas a estas infraestructuras.

Pichardo pide abrir un debate serio y riguroso e insta a la Corporación local socialista a que abandone la postura de inacción y se preocupe por los vecinos, recabando información técnica o contratando un estudio que estirpe cualquier sombra de duda sobre los riesgos que para la población entraña residir a escasos metros de las antenas". El representante político recordó que en 2001 ya recabaron firmas entre la población y "el alcalde, Amaro Huelva, no hizo nada útil con ellas, pues se limitó a hacer oídos sordo".

Desde la instauración de las antenas de telefonía móvil en muchas zonas de España, a sus inmediaciones se les ha achacado un aumento de enfermedades neurológicas, infertilidad o cáncer, si bien nunca un estudio científico ha avalado tales tesis.

Para los expertos el temor cobra picos de psicosis cuando se producen desagradables sucesos que se concentran en poco espacio de tiempo. No obstante, relatan que las ondas electromagnéticas que emiten las antenas móviles no difieren de las que emiten un microondas u otros aparatos eléctricos que utilizamos en nuestra vida diaria e incluso las del propio móvil. Al respecto recuerdan que no existen publicaciones científicas que avalen las tesis de que sean perjudiciales para la salud e inciden en que es tan peligroso como escuchar la radio.

Los vecinos precisan que ellos están expuestos las 24 horas del día a ese tipo de campos electromagnéticos y nadie conoce a ciencia cierta tras diez años de exposición continuada las "consecuencias que para la salud puede derivar esta continua exposición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios