Provincia

Huelva vivirá este invierno el primer ‘apagón’ hotelero de su historia reciente

  • Los actuales datos de ocupación, la supresión del programa del Imserso o la caída total de la operativa del golf internacional llevan al sector a prever el cierre del 80 por ciento de las plazas hoteleras de la provincia

  • La incertidumbre por la crisis sanitaria del coronavirus hace que la reapertura de la planta hotelera se prevea en el mejor de los casos para finales del segundo semestre de 2021 

Últimos turistas británicos que abandonaron la provincia de Huelva tras decretarse el estado de alarma Últimos turistas británicos que abandonaron la provincia de Huelva tras decretarse el estado de alarma

Últimos turistas británicos que abandonaron la provincia de Huelva tras decretarse el estado de alarma / Jordi Landero (Huelva)

El turismo es, sin duda, uno de los sectores más castigados por la crisis económica vinculada directamente a la pandemia del coronavirus. En Huelva, donde uno de los principales pilares económicos es el sector turístico, la situación que éste atraviesa es más que evidente. De hecho este invierno, a juicio de los representantes del propio sector consultados por Huelva Información, la provincia onubense podría estar al borde de vivir el primer ‘apagón’ hotelero de su historia más reciente, especialmente en la costa, donde ya el verano ha arrojado cifras nada halagüeñas.

Para muestra, un botón. Y es que hasta este jueves, 24 de noviembre, un total de 31 hoteles de la provincia de Huelva habían formalizado en el Registro de Turismo de la Junta de Andalucía su cese de actividad temporal con reaperturas "por definir", lo que supone un total de 8.510 plazas y 4.017 habitaciones.

Con estos datos en la mano, y con los que se desprenden de los que ofrece la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía en su página web, donde se indica que la provincia onubense cuenta con 84 hoteles de entre una y cinco estrellas, y con un total de 18.305 plazas en ellos, por el momento está confirmado el cierre del 36,9% de este tipo de establecimientos de cara a la temporada invernal que está a la vuelta de la esquina, así como del 46,49% de las plazas totales que éstos ofrecen.

Pero finalmente serán muchos más. Al menos así lo creen en el Círculo Empresarial de Turismo de Huelva –CETH–, cuyo secretario general, Rafael Barba, ha señalado que actualmente hay hoteles en la provincia onubense con una ocupación que no llega al 10%, frente al 60% que presentaban el año pasado en el mes de septiembre.

El segmento del golf está siendo el más castigado El segmento del golf está siendo el más castigado

El segmento del golf está siendo el más castigado / Jordi Landero (Huelva)

Tampoco invitan al optimismo en este sentido la recientemente anunciada supresión definitiva este año del programa de viajes para personas mayores del Imserso  –que viene suponiendo para Huelva en torno a las 600.000 pernoctaciones –; o el derrumbe total de la operación vinculada al golf de cara a este otoño-invierno dada la situación de las fronteras. Un segmento este último vinculado en un 90% directamente al turista internacional, el cual mantiene año tras año a pleno rendimiento numerosas plazas hoteleras en la provincia.

Para muestra, otro botón: desde que concluyó la temporada alta estival han cerrado sus puertas en la costa onubense ya varios hoteles –y otros tienen previsto hacerlo en las próximas semanas  –que nunca habían cesado su actividad desde que abrieron –en algunos casos desde hace ya hasta 15 años –. Todos ellos están directamente vinculados al segmento del golf.

Teniendo en cuenta este contexto, Barba ha indicado que, según los datos aportados hasta el momento por sus asociados, en torno al 80% de la planta hotelera de la provincia onubense va a quedar cerrada. Solo continuará abierto, añade, los alojamientos turísticos vinculados al turismo de interior, para los que ahora se inicia la temporada alta y que en la provincia onubense cuentan con unas 1.500 plazas, así como las aproximadamente 1.000 con que cuentan los hoteles de la capital provincial, aunque "con alguna duda de si mantenerlas abiertas o no de aquí al próximo año".

Y "lo peor de todo", añade, es que probablemente dicho "apagón" hotelero se va a mantener en el tiempo durante al menos ocho o nueve meses ya que la actual "incertidumbre" derivada de la crisis sanitaria del coronavirus no permite ser optimistas a los hoteleros a la hora de pensar en que puedan reabrir sus instalaciones antes de los meses de mayo o junio del año que viene "en el mejor de los casos".  

No obstante el principal problema, según ha incidido, es que "no hay demanda", por lo que "no tiene ningún sentido mantener los establecimientos abiertos". Y es que aunque los empresarios "saben lo que pierden con un hotel cerrado", con el establecimiento abierto "los gatos se disparan" si no hay clientes.

Por otra parte, la Asociación Provincial de Hoteles de Huelva -APPH- ha indicado esta semana que los resultados económicos en cuanto a cifra de negocio de lo que ha dado de sí la temporada alta estival han bajado un 67% en el acumulado, así como prevé que se llegará a una caída en la facturación "que podría superar el 80% de aquí a final de año".

Turistas en la recepción de un hotel de la costa onubense Turistas en la recepción de un hotel de la costa onubense

Turistas en la recepción de un hotel de la costa onubense / Jordi Landero (Huelva)

Así lo ha señalado tras analizar los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos al mes de agosto pasado, que según los hoteleros "vuelve a revelar lo dramático de la situación que vive el sector, teniendo en cuenta que históricamente es el mes de mayor producción y actividad turística". En este sentido aunque consideran que estos datos eran "esperados", vienen a aportar "una mayor incertidumbre a un sector clave para el desarrollo de la actividad turística de la provincia".

Según los datos del INE el número de viajeros se redujo dicho mes en la provincia de Huelva un 19,86%, así como un 36,08% las pernoctaciones. También se produjo una reducción de 1.810 plazas operativas, una bajada de 24,21 puntos de grado de ocupación, y del 29,23% el empleo, "todo ello referido y comparado a los datos obtenidos el pasado año en el mismo periodo".

De este modo, han aseverado que esto "advierte de la gravedad de la situación" y han tomado como referencia del análisis para la estimación de la bajada de la facturación cuestiones como la suspensión del programa Imserso que debería empezar a primeros de octubre y que aportaba entorno a las 576.000 pernoctaciones–.

A esto suman la caída "del total de la operativa de golf", que venía aportando unos 200.000 clientes y casi un 20% del total de pernoctaciones anuales -según datos 2019- o "la inexistencia de acciones vinculadas al segmento MICE –viajes para la realización de actividades por la asistencia a reuniones de negocio, congresos, convenciones, viajes de incentivo y cualquier otro evento organizado con motivos profesionales – con un número de pernoctaciones vinculadas a este segmento de casi 40.000, según datos de 2019.

Turistas en un hotel onubense durante la temporada estival Turistas en un hotel onubense durante la temporada estival

Turistas en un hotel onubense durante la temporada estival / Jordi Landero (Huelva)

Por todo lo anterior, el sector "da por concluida su actividad este año", a excepción de la oferta de interior y ciudad, al tiempo que remarca que sigue esperando "la reacción de todas las administraciones", con especial incidencia en las locales, "las cuales todavía no han aportado ningún tipo de ayuda a un sector que es la base de la actividad turística en la provincia, y son esenciales para el mantenimiento de los presupuestos municipales en muchos casos".

Así las cosas, ha reiterado que la incertidumbre respecto de la posible prórroga de los ERTE que concluyen a final de este mes, y "la falta de medidas de ayudas directas al sector en el ámbito financiero e impositivo" ponen "a la defensiva" al conjunto del sector y que se plantee "un reinicio de la actividad que, en el mejor de los supuestos, se determina a finales del primer semestre de 2021, con lo que tanto en efectos económicos como de empleabilidad ello  supone".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios