Provincia

La Guardia Civil investiga a 30 personas por incendios forestales en lo que va de año en Huelva

  • De los 46 incendios investigados en toda la provincia se han esclarecido 19

Incendio registrado en Fuente la Corcha hace unas semanas. Incendio registrado en Fuente la Corcha hace unas semanas.

Incendio registrado en Fuente la Corcha hace unas semanas. / Alberto Domínguez (Huelva)

La Guardia Civil ha investigado en la provincia de Huelva a 30 personas por su presunta implicación en lo que va de año en delitos de incendios forestales, la mayoría de ellos causados por negligencia humana.

Estas actuaciones han sido llevadas a cabo por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), así como de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales de la Junta de Andalucía (BIIF) dentro del Plan de Lucha para la prevención de incendios forestales, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

En total, de los 46 incendios en toda la provincia investigados por la Guardia Civil, se han esclarecido hasta la fecha un total de 19 de ellos, siendo las causas principales de inicio las actuaciones negligentes, relacionados con el inadecuado uso del fuego o la realización de actividades --agrarias, forestales sujetas a autorización, carentes de la misma o que incumplen el condicionado de ejecución de la autorización-- llevadas a cabo en zonas forestales o de influencia forestal.

Así, como ejemplos estaría el cosechado de plantaciones agrícolas, trabajos para la obtención de biomasa, carbonerías, uso de maquinaria para cualquier otra actividad, lanzamiento de cohetes, entre otros. Según ha agregado la Guardia Civil, tales negligencias podrían acarrear multas de 18 a 24 meses y penas de tres a seis años de prisión, pudiendo incrementarse hasta 20 años si hubiera riesgo para la vida o integridad física para las personas.

Para dar respuesta por parte de la Guardia Civil, se han dispuesto medidas para la prevención que se desarrollarán por diferentes unidades de la Comandancia de Huelva durante la campaña de peligro alto de incendios forestales, comprendida entre el 1 de junio al 15 de octubre, donde se controlarán actividades relacionadas con el uso del fuego y que se realizan en zonas forestales o de influencia forestal. Intensificarán la vigilancia de estas zonas y se obtendrá información de personas que puedan causar este tipo de siniestros.

Desde la Guardia Civil se solicita la colaboración de todos para evitar este tipo de incendios, cuyo riesgo aumenta en verano por las altas temperaturas y la escasez de lluvia, ya que detrás de la mayoría de las causas que los originan está el factor humano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios