costa

La Guardia Civil interviene 130 kilos de coquinas por marisqueo ilegal

  • Los agentes incautan más de 30 artes de pesca en diversos puntos del litoral onubense

Agentes de la Guardia Civil e Inspección Pesquera con un rastrillo decomisado. Agentes de la Guardia Civil e Inspección Pesquera con un rastrillo decomisado.

Agentes de la Guardia Civil e Inspección Pesquera con un rastrillo decomisado. / h. informaión

La Guardia Civil, en coordinación con inspectores de la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en Huelva, se ha incautado de más de 130 kilos de coquinas y ha intervenido más de 30 artes de pesca en la costa onubense.

Dichas actuaciones están enmarcadas dentro de los dispositivos conjuntos de control e inspección, con el fin de reforzar la lucha contra el marisqueo furtivo de la coquina en el litoral, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Hasta 33 mariscadores ilegales han sido detectados en plena faena en la costa

El operativo tuvo lugar durante el mes de junio en las localidades costeras de Lepe, Isla Cristina, Torre de la Higuera (Almonte) y Punta del Moral (Ayamonte), en el que han detectado un total de 33 mariscadores ilegales.

Durante el mismo se han intervenido más de 130 kilos de coquinas y 30 artes de marisqueo a pie (rastros) y se ha registrado un total de 79 infracciones, en su mayoría relativas al marisqueo fuera de la época de veda y zonas cerradas por toxinas, incumplimiento del tamaño reglamentario del bivalvo y por carencia de permisos correspondientes.

La coquina procedente de zonas cerradas por motivos sanitarios puede estar infectada por la toxina lipofílica DSP, la cual podría perjudicar gravemente a la salud de las personas al afectar al aparato digestivo y podría provocar vómitos y diarreas.

Seis de las siete zonas de marisqueo de la coquina a pie están cerradas . Tan solo está abierta una, la de Doñana, en la que no pueden faenar los coquineros que lo hacen en las restantes. Cerradas están Isla Canela, Barra del Terrón, Desembocadura del Piedras, Punta Umbría, Mazagón y Matalascañas.

Todas las zonas han estado cerradas durante el pasado mes de junio debido a la veda establecida por la Junta de Andalucía. La veda se extiende también a lo largo del mes de marzo y se establece para favorecer la regeneración del caladero.

La captura de este bivalvo solo está permitida a pie y está prohibido el uso de embarcaciones. También está prohibida su captura por los bañistas en las playas con multas que van desde los 301 a los 60.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios